martes. 06.12.2022
El tiempo

Un año desde que el Covid cambió nuestro día a día

Un año desde que el Covid-19 hiciera acto de presencia en nuestras vidas para cambiar nuestras rutinas radicalmente. Huelva presenta las cifras más bajas de toda la comunidad
A laboratory worker places a test tube containing a patient's sample into a box during coronavirus detection tests in the virology research labs at UZ Leuven university hospital in Leuven, Belgium, on Friday, Feb. 28, 2020. China has kick-started a clinical trial to speedily test a drug for the novel coronavirus infection as the nation rushes therapies for those afflicted and scours for vaccines to protect the rest. Photographer: Geert Vanden Wijngaert/Bloomberg via Getty Images
A laboratory worker places a test tube containing a patient's sample into a box during coronavirus detection tests in the virology research labs at UZ Leuven university hospital in Leuven, Belgium, on Friday, Feb. 28, 2020. China has kick-started a clinical trial to speedily test a drug for the novel coronavirus infection as the nation rushes therapies for those afflicted and scours for vaccines to protect the rest. Photographer: Geert Vanden Wijngaert/Bloomberg via Getty Images
Un año desde que el Covid cambió nuestro día a día

Un año en el que el coronavirus Covid-19 tomaba su nombre tras días en los que el Sars-Cov2 hacía acto de presencia en nuestras vidas cuando aún era un gran desconocido. Hace exactamente un año que en Andalucía se confirmaba el primer caso de Covid-19. Se trataba de un hombre de 62 años, Miguel Ángel Benítez (originario de Huelva pero residente de Sevilla) que fue hospitalizado en el Virgen del Rocío de Sevilla, que se convirtió en el primer contagio comunitario del país.

Hasta este momento, todos los casos de Covid-19 en España habían sido importados, es decir, de personas que viajaron a otros países donde lo contrajeron. Pero el positivo de Miguel Ángel era el primero que se producía en España sin haber viajado al extranjero, lo que se denominó un contagio comunitario.

Los primeros días fueron un escenario de caos e incredulidad. Nadie pensaba la dimensión que el Covid-19 tomaría en nuestras vidas. Ya en Italia (el país más afectado en sus inicios) se registraban ya datos que comenzaban a dar miedo: 11 muertos y más de 320 contagios.

A partir de estos primeros días, el Covid comenzó a ser el tema del día. Casos sospechosos continuos, en España crecían los positivos (el 2 de marzo ya se registraban 123 contagios en 14 comunidades), hasta que el 9 de marzo se confirmaba el primer caso positivo en Huelva. Tras los casos sospechosos que surgieron días antes de un par de estudiantes que habían estado en Italia y que finalmente dieron negativo, Huelva confirmaba el primer caso de coronavirus.

Se trataba de una mujer de 70 años que estuvo en seguimiento activo, tal y como dictaminaban los protocolos del Ministerio de Sanidad para estos casos; es decir, en aislamiento domiciliario al no tener necesidad de ingreso por sus síntomas. La mujer había viajado a Italia.

La situación comenzaba a complicarse y las consecuencias fueron inmediatas. Con la Semana Santa a la vuelta de la esquina, las reservas hoteleras comenzaron a caer y nadie sospechaba que el confinamiento sería el siguiente paso. Actividades y actos fueron posponiéndose (para luego suspenderse).

Por ejemplo, la Universidad de Huelva había suspendido temporalmente todas las prácticas del Grado de Enfermería, del Máster de Enfermería de Práctica Avanzada en Atención a la Cronicidad y a la Dependencia, así como las Trabajo Social, Máster en Prevención de Riesgos Laborales y del Grado en Química. Fueron 147 alumnos los afectados. Aunque los estudiantes Erasmus comenzaron un retorno complicado, muchos de los que estaban fuera decidieron vivir la experiencia en el país de destino.

Poco a poco los casos comenzaron a crecer exponencialmente y el miedo al contagio era real. Tanto así, que la situación que se pensaba en un inicio controlada tuvo que derivar en un Estado de Alarma que decretaba el confinamiento de todos los españoles para evitar las aglomeraciones.

El Gobierno aprobó el 14 de marzo de 2020 declarar el Estado de Alarma en todo el territorio español para afrontar la situación de emergencia sanitaria provocada por el COVID-19.

Tras el confinamiento, fueron varias las prórrogas del Estado de Alarma para intentar controlar la pandemia. Sí, ya se consideraba pandemia al registrarse números muy negativos en comunidades como Madrid. En Huelva aún se conocían pocos casos, pero comenzaba a tomar fuerza el virus que dejó a muchos onubenses en sus casas con el miedo de salir incluso a los servicios esenciales o al trabajo.

Uno de los primeros casos que estuvo ingresado en el hospital Juan Ramón Jiménez de la capital fue el del cantante Enrique Pérez, o Enrique Onuba como es más conocido por el grupo del que forma parte. Once días ingresado estuvo Enrique.  "Once días que no se los deseo a nadie. No es agradable volver a recordar esos 11 días que estuve ingresado sin saber realmente si saldría o no de esta", ha confirmado a diariodehuelva.es.

Enrique ha recordado su experiencia "trágica, porque sabías que entrabas muy mal, pero no cómo el bicho podía afectarte; ya que a cada persona le afecta de una u otra forma. Solo pensaba que tenía que intentar respirar por mí mismo, sin oxígeno extra, para intentar evitar ser entubado e ir a UCI. Lo conseguí, pero estuve los 11 días sin comer casi, así cuando salí estaba súper débil".

Tras "11 días de infierno, me dieron el alta y estuve casi dos meses y medio confinado en casa. Comiendo poco a poco para coger fuerzas y cuidándonos mucho, porque yo puedo contarlo pero tengo amigos que desgraciadamente no lo han podido contar", ha apuntado.

El cantante ha querido agradecer "el trato y el trabajo de cada profesional del hospital, al inicio era todo más caótico porque no se sabía cómo actuaba, pero en todo momento estuve atendido". En este sentido, Enrique ha señalado que "al casi ni poder hablar, recibí cientos de mensajes por Whatsapp de ánimo y apoyo. Fue una gran satisfacción poder ver cuánta gente tenía a mi lado, y siguen estando".

Enrique ha reiterado su petición de que "la gente tome conciencia de que esto es serio, es fácil y difícil a la vez de controlar. Fácil porque si se cumplen las normas como evitar aglomeraciones, ponerse la mascarilla, respetar las distancias de seguridad, etcétera, pues podemos evitarlo mejor. Pero difícil en el sentido de que los andaluces somos muy pasionales, de estar en la calle, de abrazarnos, de celebrar... Pero si no remamos todos unidos no podremos acabar con esto nunca". 

Mientras muchos onubenses se encontraban confinados, otros acudían a sus puestos de trabajo o teletrabajan. Algo que sucedió con la educación. Pasamos de un sistema presencial a uno online en el que los profesionales tuvieron que buscar recursos para continuar con un sistema en el que la presencialidad desaparecería hasta no se sabía cuándo. En el inicio de curso se volvió a la presencialidad de las clases, excepto con los universitarios que han ido modificándose según los repuntes de los contagios.

Durante el confinamiento, las rutinas se convirtieron en la salvación de muchas personas. Una a la que no faltaba casi nadie era el aplauso sanitario a las 20 horas desde los balcones y ventanas. Una 'tradición' que se alargaría hasta que comenzó el 'desconfinamiento' en el que, al inicio por tramos horarios y grupos de edad, comenzamos a salir a la calle.

Muchas fueron las iniciativas que se pudieron vivir: conciertos online, recitales, cumpleaños en balcones animados por los voluntarios de Protección Civil, etc. Mientras en las calles las fuerzas de seguridad hacían su trabajo para mantener el orden, así como llevar a cabo tareas de limpieza y desinfección para evitar la propagación del covid.

El 28 de abril se anunció el Plan de desconfinamiento de España, consistente en cuatro fases en las que se reducían de manera gradual las limitaciones del confinamiento. El 21 de junio, con el final de la última prórroga del estado de alarma, el país pasó a lo que se ha denominado como 'nueva normalidad'. Fue entonces cuando los gobiernos central y autonómicos retomaron sus competencias habituales.

Llegó el verano, los primeros viajes y las temidas 'olas' de repunte de casos. Estas olas provocaron que, el 25 de octubre, el Consejo de Ministros volviera a establecer el estado de alarma, aunque esta vez con medidas menos estrictas: como el toque de queda de 23 a 6 horas, la prohibición de viajar entre comunidades autónomas, y la limitación de grupos a seis personas no convivientes. Medidas que han ido modificándose según las comunidades.

Las cifras no han parado de crecer y en Huelva la segunda y tercera ola han sido las más difíciles en cuanto a números. En la actualidad, Huelva ha registrado 24.478 positivos desde el inicio de la pandemia; de los que 15.314 personas se han recuperado totalmente de la enfermedad.

Los datos más dramáticos, sin duda, han sido las ​282 muertes por Covid. En cuanto a las hospitalizaciones, desde marzo de 2020 han tenido que ser ingresadas 1.657 personas de las que 101 han pasado por UCI.

En cuanto a tasa de incidencia, los meses de la tercera ola han sido los más difíciles en la provincia. Entre enero y febrero se han registrado más fallecimientos que en todo el tiempo de pandemia.

Sin duda, el Covid llegó en marzo de 2020 para cambiar nuestras rutinas, paralizar nuestro ritmo de vida y tradiciones; ya que durante 2020 y 2021 no hemos podido disfrutar ni de Semana Santa, romerías como El Rocío, fiestas y ferias, así como una ralentización de eventos como los conciertos, obras de teatros, o eventos deportivos, entre otros muchos.

La esperanza estaba depositada en la vacuna. Y tardó en llegar. Pero en la actualidad, se han vacunado ya en la provincia a casi 44.000 personas contra la Covid-19. Concretamente, en la provincia se han administrado un total de 43.898 vacunas contra el Covid-19 y 13.867 personas ya tienen puestas las dos dosis.

En Andalucía se han puesto más de 754.000 dosis y unas 229.000 personas ya tienen la vacuna completa.

Datos hoy

Huelva registra este martes 9 de marzo 6 nuevos casos de Covid-19, 327 en los últimos 14 días y 119 en la última semana. Unas cifras que siguen llamando al optimismo y coloca a la provincia, cada vez más cerca del fin de la tercera ola.

A día de hoy, en la provincia onubense se ha contabilizado un total de 24.812 casos positivos desde el inicio de la pandemia. Huelva se coloca a la cola de Andalucía en cuanto a tasa de contagio, con 63,7 casos por cada 100.000 habitantes acumulados en 14 días. Huelva capital, además, se coloca en 54,9. A punto, incluso, de caer por debajo de la tasa 50, que marca la zona tranquila.

Un año desde que el Covid cambió nuestro día a día