lunes. 15.07.2024
El tiempo

La opacidad marca el enterramiento de miles de toneladas de residuos en Nerva

Decenas de camiones hacen cola en las instalaciones de Nerva para depositar su carga. Crece la preocupación y la indignación por la opacidad del funcionamiento de la planta. Hasta 150.000 toneladas de residuos de Montenegro llegarán sin conocerse su composición.
La opacidad marca el enterramiento de miles de toneladas de residuos en Nerva

La continua llegada de residuos tóxicos procedentes de Montenegro hasta el vertedero de Nerva no hay quien la pare. Ni tampoco informan a vecinos y organizaciones acerca de la composición de los residuos que se están enterrando allí.

Ni siquiera el anuncio de Ecologistas de llevar esta importación de residuos a la Fiscalía surte efecto en la hoja de ruta gubernamental de aceptar hasta 150.000 toneladas de residuos cargados de tributilo de estaño, asbestos, zinc, plomo y derivados para su enterramiento en los vasos del vertedero de Nerva.

La llegada de este nuevo envío de 6.500 toneladas de residuos sigue a las 40.000 toneladas remitidas en 2019 que procedían de la descontaminación de una zona de astilleros montenegrina.

Ya hay antecedentes peligrosos: A principios de 2011, Greenpeace Italia y Greenpeace España comenzaron a investigar un traslado de residuos desde Italia a un vertedero en España. En concreto al vertedero de Nerva, gestionado entonces por la empresa Befesa, (Abengoa). Aquello fue un verdadero escándalo.

El caso es que, otra vez, no se conoce la composición de los residuos. La empresa gestora de las instalaciones (DITECSA) no ofrece datos, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta tampoco los aporta, el Ministerio no aporta y el Ayuntamiento de Nerva ni los conoce. Un limbo por el que podrían entrar y colarse cargamentos sin estar sometidos a las garantías internacionales y podrían convertirse en una amenaza para la salud de la población en caso de accidente en su transporte o el incendio de las instalaciones o en su depósito.

Sin embargo, el cómo están llegando los residuos a Nerva es todo un misterio. Porque, según ha desvelado Ecologistas, el permiso para continuar trayendo hasta 150.000 toneladas de residuos tóxicos de este país tercero fue denegado por el Gobierno español. La explicación oficial fue que "estamos considerando seguir importando unos residuos para los que en España no hay capacidad técnica para su tratamiento", explicó Ecologistas.

Se está a la espera de que Gobierno y Junta se pronuncien sobre los permisos concedidos para estos vertidos en Nerva que han indignado a la localidad minera nuevamente.

Originariamente, se trata, avisa Ecologistas, de residuos clasificados en la Lista Europea de residuos (LER) como 12 01 16* y como A1020 según el Convenio de Basilea, cuyo movimiento transfronterizo está prohibido, explica Ecologistas. Y añade que “entre la composición de la arena contaminada hay asbestos, un material demostradamente cancerígeno que requiere un tratamiento separado de cualquier otro contaminante; así como tributilo de estaño, un compuesto orgánico que se utiliza como agente biocida de las pinturas antiincrustantes y que es un disruptor endocrino muy peligroso que produce irritación y edema pulmonar, contaminando el suelo y las aguas por un plazo de unos 40 años”.

Preguntas del PP al Ministerio

En esta situación,  el Partido Popular de Nerva se ha dirigido nuevamente al Ministerio de Transición Ecológica para pedir explicaciones por la llegada del envío de las últimas 6.500 toneladas de residuos tóxicos y peligrosos procedente de Bijela,  Montenegro , vía marítima hasta Sevilla, y que fueron  transportados posteriormente hasta las instalaciones del vertedero de Nerva, comenzando el pasado 12 de mayo las operaciones de descarga.

El Portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Nerva, José Antonio Lozano, exije al Ministerio, a su juicio órgano competente para admitir los residuos extracomunitarios vía aduana, que frene de una vez por todas la llegada de residuos de Montenegro, acogiéndose el Portavoz Popular a  la ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, que en su artículo 12.3 dice lo siguiente:  "El Ministerio competente en materia de Medio ambiente deberá: c) Autorizar los traslados de residuos desde o hacia terceros países no pertenecientes a la Unión Europea así como ejercer las funciones de inspección y sanción derivadas del citado régimen de traslados, sin perjuicio de la colaboración que pueda prestarse por la Comunidad Autónoma donde esté situado el centro de la actividad correspondiente".  

Desde el PP de Nerva han vuelto a exigir que se frene la llegada de más residuos de Montenegro a Nerva, recordando que ya se ha permitido anteriormente por parte del Gobierno Central, los mismos residuos que ya han rechazado otros países como Ucrania y Noruega, donde también iban a trasladar más envíos de los suelos contaminados de Bijela, en Montenegro.

Suelos contaminados que en caso de existir una planta de tecnosuelos podrían acabar siendo tratados en sus instalaciones tras cumplir con las exigencias técnicas oportunas.

El Portavoz Popular ha manifestado que hay (previstas) 43.500 toneladas que llegarán a Nerva en los próximos meses, procedentes de Bijela, Montenegro, y ha recordado que  "también se mandaron residuos a Ucrania, que fueron interrumpidos al detectarse falsificaciones en las muestras, que arrojaron altos niveles de sustancias químicas que pueden causar cáncer y otras enfermedades".

Desde el Partido Popular de Nerva han reclamado al Ministerio la documentación referida al envío de esas 6.500 Toneladas y la que se esté tramitando referente a las 43.500 que van a llegar próximamente, exigiéndole que "no se permita y más con los antecedentes de las irregularidades cometidas en Ucrania, donde al analizar las muestras reales de los residuos procedentes de Montenegro se comprobó que eran mucho más contaminantes de lo que se creía en un principio y que no coincidían con las muestras que se habían mandado inicialmente para tramitar el envío".

Esta es la segunda ocasión que desde el PP nervense se ponen en contacto con el Ministerio sobre el tema de los residuos de Montenegro, pues ya en noviembre del pasado año se solicitó información sobre el primer envío de 40.000 Toneladas, no recibiendo respuesta por parte del Ministerio.

Lozano ha lamentado que "el alcalde de Nerva siga sin querer hablar del tema vertedero, obviamente cumpliendo las órdenes que le dictan desde su partido en Huelva y Sevilla".

Propuesta de IU en el Parlamento andaluz

Desde Izquierda Unida, Rafael Sánchez Rufo, coordinador provincial de la formación ha anunciado la presentación de una Proposición no de Ley en el Parlamento andaluz con el objetivo de que el gobierno andaluz y el Ministerio de Transición Ecológica tomen todas las medidas necesarias para interrumpir la llegada a Nerva de Residuos peligrosos procedentes de Montenegro.

Para Izquierda Unida a la situación de colmatación de la instalación se une la inaceptable llegada de residuos peligrosos procedentes de Montenegro lo que podría ir en contra de lo establecido en el Convenio de Basilea y puede hacer que el vertedero de Nerva  pase de ser el vertedero de Andalucía a ser el vertedero de Europa.

En 2019 ya llegaron a Nerva 40.000 toneladas de residuos peligrosos procedentes de Montenegro y todo parece indicar que estamos en el camino de recepción de las  toneladas restantes hasta las 150.000 toneladas solicitadas.

Iniciativa de Alternativa Ciudadana: Presión informativa a los 109 parlamentari@s andaluces

Desde el colectivo vecinal Alternativa Ciudadana: Nerva Salud y Dignidad también se están movilizando para frenar la entrada de residuos tóxicos.

En un escrito distribuido entre la población han explicado que "ante la insostenible situación que vive nuestra tierra y tras la enésima desconsideración que supone la nueva llegada al vertedero de Nerva de decenas de miles de toneladas de los peores residuos de Montenegro, que serán depositados a 700 metros de nuestras casas, se propone una campaña dirigida a la conciencia de l@s 109 parlamentari@s que conforman la cámara andaluza, más allá del cargo que ostenten y del partido al que representen".

La noche del domingo 23, con una pegada de carteles por el centro de Nerva, iniciaron una campaña denominada 'el Futuro de mi tierra en tus manos', que pretende "combatir ese agravio permanente que vive Nerva, que la ha llevado a la más absoluta ruina saludable, social y económica. La campaña se realizará casa por casa de la población y además contará con actos intensivos en el mercadillo y en el paseo de Nerva, contando con un amplio despliegue en redes sociales".

La campaña de Alternativa pretende implicar a la ciudadanía de Nerva para hacer llegar a cada diputado y diputada del Parlamento andaluz una carta acompañada de una bolsita de tierra de nuestro pueblo.

Pretenden “inundar” el Parlamento de Andalucía imaginativamente y "llamar poderosamente la atención de nuestros responsables políticos ante una situación a la que hay que ponerle ya, punto y final".

El colectivo explica que  "repartiremos más de 3.000 dípticos informativos por las casas de Nerva y cada uno de ellos irá acompañado de una bolsa donde introducir la tierra, un sobre y una carta personalizada con el nombre del parlamentario al que debemos dirigírsela. Además, se establecerán diferentes puntos de información hasta el domingo 30 de mayo".

Uno de los apartados estrella de la nueva campaña de concienciación ciudadana, han explicado, es "el vídeo que se ha realizado animando a la participación en el que han intervenido más de 125 personas de distintos planteamientos, a los que une únicamente su compromiso con Nerva.  Otro video, a modo de tutorial, describirá los pasos a seguir para realizar adecuadamente el envío".

Desde el colectivo vecinal Alternativa Ciudadana lanzan "un llamamiento a tod@s los que sienten esta injusticia como propia y muy especialmente a aquellas personas que se sienten parte de Nerva y la comarca para que junt@s saquemos adelante esta iniciativa".

Quieren que unos días el Parlamento Andaluz esté lleno de “puñaitos” de "nuestra tierra, de esa misma tierra que está pidiendo auxilio a gritos, después de vivir como ningún otro territorio, el desprecio y el abandono sistemático de una población vejada, abandonada a su suerte, mirada con desdén desde unas administraciones que parecen dispuestas a consumar su trato humillante".

Condicionados por las restricciones actuales, que impiden marchas, manifestaciones o concentraciones multitudinarias, a la altura de lo que esta terrible situación requiere, el colectivo "vuelve a poner en valor la imaginación, la creatividad y la cultura con una nueva acción llena de simbolismos y cargada de emotividad, para la que es imprescindible una gran participación ciudadana".

El objetivo: Consulta popular

El éxito y la repercusión de esta nueva propuesta, unida a las que se han venido llevando a cabo por éste y otros colectivos durante el último año, debe desembocar, señalan en un comunicado enviado a diariodehuelva.es, "en la recogida de firmas que inicie el proceso de la Consulta Popular para poner sobre la mesa la voluntad de los hombres y mujeres de esta tierra sobre el futuro del vertedero".