domingo. 14.07.2024
El tiempo
Medio Ambiente, Salud y Agricultura

Objetivo: evitar que los drenajes ácidos de mina contaminen el agua destinada a regadíos y abastecimiento urbano

La Mesa de la Minería ya conoce las conclusiones del estudio sobre la recuperación ambiental de terrenos de la minería histórica impulsado por la Diputación de Huelva. El objetivo es evitar que los drenajes de aguas ácidas de mina afecten a las masas de agua que nutren los regadíos de la provincia.
Mesa de la MInería, impulsada desde la Diputación para buscar soluciones
Mesa de la MInería, impulsada desde la Diputación para buscar soluciones
Objetivo: evitar que los drenajes ácidos de mina contaminen el agua destinada a regadíos y abastecimiento urbano

La Mesa de la Minería ya conoce las conclusiones del estudio sobre la recuperación ambiental de terrenos de la minería histórica impulsado por la Diputación de Huelva. María Eugenia Limón se ha reunido con AMINER, entidades de gestión del abastecimiento urbano, representantes de los regantes de Huelva y de la industria onubense para analizar los pasos a seguir tras conocer los pormenores del estudio que pasan por aunar las voluntades de todas las administraciones en torno a este proyecto.

La presidenta de la Diputación de Huelva, M.ª Eugenia Limón, ha vuelto a convocar la mesa para la restauración de las zonas mineras abandonadas para conocer las conclusiones del estudio sobre la recuperación ambiental de terrenos de la minería histórica que ha sido promovido por la Diputación provincial.

El principal objetivo del estudio, que fue licitado por la Diputación y adjudicado a la empresa la Fundación Centro Tecnológico del Agua (Cetaqua), consiste en poner en marcha un plan de restauración de las zonas con pasivos mineros históricos de la provincia, identificarlas y saber su incidencia en los terrenos en los que se encuentran y las herramientas y tecnología que se pueden aplicar para la mejora de estos terrenos degradados.

Situación hídrica
Situación hídrica

Para las comunidades de regantes es fundamental este estudio, pues con la escasez de agua embalsada en estos momentos y aplicándose ya este año el plan de sequía, el objetivo principal ahora es salvaguardar la calidad de las aguas embalsadas y evitar que las aguas ácidas de mina acaben contaminando acuíferos y aguas superficiales, como lo han hecho ya con el embalse del Sancho, una presa vecina de la futura de Alcolea que está completamente inutilizada, muerta, a causa de la entrada de los drenajes y escorrentías mineras cargadas de metales pesados.

En la provincia cada vez queda menos agua embalsada y si sigue sin llover ya se auguran severas restricciones para el próximo año agrícola.

Así y como ha explicado M.ª Eugenia Limón, la restauración de las zonas mineras degradadas “es imprescindible” para la mejora de la calidad ambiental del territorio de los municipios onubenses de la Faja Pirítica Ibérica, afectados por los pasivos mineros históricos.

Limón ha asegurado que la obtención de recursos hídricos depurados “son esenciales para el avance de la agricultura, el empuje de la industria ya existente y las que se están impulsando, como el Hidrógeno verde, así como para recuperar zonas mineras antiguas, para el desarrollo de proyectos futuros en sectores como el extractivo, turismo y la naturaleza”.

El siguiente paso para conseguir la puesta en marcha de este plan de recuperación de zonas degradadas consiste en “adelantar las conclusiones de este estudio y los objetivos del plan a las administraciones competentes, como son la Junta de Andalucía y el Gobierno de España”, ha señalado la presidenta de la Diputación.

Por su parte, la gerente de Aminer, Priscilla Moreno, que ha calificado esta reunión de “muy positiva” ha subrayado la necesidad de lograr el compromiso de todas las administraciones, en “un gran pacto de Estado” para Huelva, “porque se lo merece, somos el primer productor de cobre de España y el segundo de Europa y tenemos en nuestro terreno una riqueza geológica necesaria y estratégica para atender la demanda de mineral de Europa y nos merecemos ese trato estratégico que venga a poner en valor nuestro territorio”.

En opinión del presidente de la Asociación de Promotores de Regadíos de Huelva (Coprehu), Juan Antonio Millán Jaldón, “esta mesa tiene mucha fuerza local, que es desde donde se conoce el territorio y el potencial de la provincia, y la Diputación, como representante del territorio y los municipios, unida a todos los colectivos representados en esta mesa nos hemos marcado el objetivo de abrir el diálogo con otras administraciones”.

Según Millán, la minería de la Faja Pirítica “merece un plan como lo ha tenido la del carbón, porque Huelva necesita aprovechar sus recursos naturales para crear riqueza y empleo de una manera sostenible”, ha asegurado, y “ese es el objetivo que nos hemos marcado”.

Mesa de la minería
Mesa de la minería

En el transcurso de la reunión se ha manifestado la necesidad de desarrollar un plan de restauración ambiental de las zonas mineras abandonadas, no sólo desde la Diputación Provincial y los Ayuntamientos, sino también desde dos de los sectores con mayor importancia en la economía y el empleo de la provincia de Huelva: a través del apoyo e implicación de la Asociación de Empresas Investigadoras, Extractoras, Transformadoras Minero-Metalúrgicas, Auxiliares y de Servicios (AMINER) que representa a las principales compañías del sector de la minería metálica y a su tejido auxiliar asociado en Andalucía, y por parte de la Asociación de Comunidades de Regantes de Huelva (COREHU), COPREHU, que agrupa a las comunidades de regantes de la provincia de Huelva y a los promotores de regadíos; a las que se ha sumado la Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva y Aguas de Huelva, como entidades que gestiona el ciclo integral del agua de la mayoría de municipios de la provincia de Huelva y en Huelva capital; y la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas (AIQBE) que integra a la mayoría de las más grandes empresas y factorías de la provincia de Huelva.

Río Oraque, aguas arriba de Alcolea
Río Oraque, aguas arriba de Alcolea

El conjunto de estas organizaciones se han comprometido en poner en marcha un frente común para que, junto con las administraciones central y autonómica, se planifique y ejecute un plan de restauración de las zonas mineras degradadas aprovechando la financiación extraordinaria y ordinaria de la UE y los respectivos presupuestos anuales.

Cabe recordar que solo en una zona de la Faja Pirítica, Tharsis, existen cuatro grandes cortas mineras inundadas que almacenan más de 5 mil millones de litros de aguas ácidas, con elevadas concentraciones disueltas de metales tóxicos.

El nivel del agua de las cortas de Filón Centro y Filón Sur está estabilizado, pero existen salidas subterráneas ocultas que contaminan varios tributarios del río Meca. Por el contrario, en las cortas de Sierra Bullones y Filón Norte el nivel del agua ácida ha ascendido más de 40 metros en los últimos 20 años, y continúa subiendo año a año.

Y por otro lado, existe una gran superficie cubierta por escombreras, algunas de ellas muy contaminantes, donde se generan lixiviados que afectan a los ríos Meca y Oraque, produciendo la acidificación del embalse del Sancho, que presenta en la actualidad un pH próximo a 3.5, y suponiendo una amenaza para el embalse de Alcolea, en el caso de que se retome su construcción.

Comentarios