martes. 07.02.2023
El tiempo

Las camareras de piso (Kellys) se unen a las protestas en la hostelería y denuncian su precariedad

La presidenta de la Asociación Kellys Unión Huelva ha denunciado la propuesta de la patronal de eliminar el complemento de Incapacidad Temporal.
Las camareras de piso (Kellys) se unen a las protestas en la hostelería y denuncian su precariedad

La presidenta de la Asociación Kellys Unión Huelva, Pepa Báez, ha reivindicado que se haga efectiva este año  la subida del 1,14 por ciento del salario  porque, "ya estaba pactada en convenio anterior y no hacerlo es incumplir un compromiso recogido en el convenio actual”.

Como ya indicaron CC OO y UGT, el convenio del sector de la hostelería se encuentra bloqueado ya que por parte de los sindicatos no se aceptaban las propuestas de la patronal, entre ellas, la congelación salarial para los próximos tres años o la eliminación del complemento de Incapacidad Temporal.

Asimismo, denunciaban los sindicatos, la patronal onubense no ha aplicado la subida pactada para las camareras de piso del 1,14 por ciento que tenía como finalidad la equiparación total de este colectivo al grupo de los camareros.

Ante ello, la asociación que representa a las camareras de piso, que ha estado presente en la plataforma que ha negociado el nuevo convenio, ha reivindicado esa subida salarial porque "supone una medida de equiparación, puesto que venimos sufriendo una situación de desigualdad".

En una nota enviada a diariodehuelva.es, Báez ha recordado que la subida afectaría a unas 3.000 trabajadoras, por lo que ha anunciado que se unirán a las movilizaciones que los sindicatos han programado para los días 17 y 18 de agosto, ya que "lo único que estamos haciendo es reclamar nuestros derechos y el de nuestros hijos e hijas, y somos un sector que estamos sufriendo muchas desigualdades".

Además del incremento salarial, la presidenta de la Asociación Kellys Unión Huelva ha denunciado la propuesta de la patronal de eliminar el complemento de Incapacidad Temporal.

Tal y como explica Báez, el sector sufre  "sobrecarga laboral, puesto que, pese a que tenemos contratos por horas, los empresarios nos exigen un mínimo de entre 25 y 30 habitaciones por día. Esa sobrecarga de trabajo a largo plazo nos provoca enfermedades que están relacionadas directamente con el trabajo, pero no se nos reconocen como tales. También provoca que a veces estemos de baja médica, porque vamos medicadas a trabajar para aguantar la carga.

Por ello, si se elimina este complemento "nuestros sueldos se reducen significativamente, cuando ya de por sí tenemos contratos temporales, en la mayoría de los casos son con jornadas parciales y con sueldos inferiores al resto de profesiones".

Báez ha lamentado que "con esta actitud lo que está consiguiendo la patronal es que se perpetúen las desigualdades en nuestro sector, cuando lo único que reivindicamos es un convenio justo con nosotras".

Por último, la presidenta de las Kellys ha solicitado que "la patronal se siente a negociar un convenio justo para todas y todos, un convenio digno para un sector tan importante que aspira a consolidarse en un destino de referencia. No hay destino de calidad sin buenos profesionales”.

Las camareras de piso (Kellys) se unen a las protestas en la hostelería y denuncian su precariedad