sábado. 22.06.2024
El tiempo
Medio Ambiente

Las elecciones municipales, el mercado y el Tribunal de Justicia de la UE, claves para llevar la paz a Doñana

Choque frontal a todos los niveles por la proposición de ley de PP y VOX que propone aumentar los regadíos en el entorno del Parque Nacional. La CE, el Tribunal de Justicia de la UE, la evolución del mercado de frutos rojos y los resultados electorales del 28 de mayo en Huelva pondrán fin, o no, a la batalla política de Doñana. Y la lluvia, el agua, claro.
Protesta a favor de la proposición de ley de PP y VOX, en Rociana
Protesta a favor de la proposición de ley de PP y VOX, en Rociana
Las elecciones municipales, el mercado y el Tribunal de Justicia de la UE, claves para llevar la paz a Doñana

Partido Popular y VOX ya tienen el debate sobre Doñana colocado en primera línea electoral. Su iniciativa sobre el aumento de regadíos en el entorno de Doñana, Plan de la Corona Forestal (Norte) está en boca de todo el mundo, desde Estados Unidos (The Washington Post) a Turquía y, por supuesto, de la Unión Europea.

Así que su proposición de ley impulsada en el Parlamento de Andalucía con el visto bueno del presidente Juanma Moreno no solo librará batalla en sede parlamentaria andaluza sino también en el seno de la Comisión Europea... Y en los mercados de fruta.

Además, la propuesta de PP y VOX ha arrastrado el asunto de Doñana no solo a la campaña electoral de las Municipales en el Condado y Huelva sino también a la contienda nacional. Movilizando a la cúpula del PP y al PSOE para este choque frontal, el duelo Sánchez-Feijòo.

Por eso, a falta de confirmación oficial, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, viajará esta semana a Huelva, donde tiene previsto exponer sus propuestas para hacer frente al problema que está provocando la sequía.

Aquí se verá el líder nacional del PP con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno para apoyar su propuesta sobre Doñana.

El otro campo de batalla sobre Doñana es Europa. Y allí, a la par que el Gobierno de Sánchez explica los daños que acarrea la propuesta de aumentar los regadíos en el entorno del Parque Nacional, el PP busca ayuda en sus aliados. 

El presidente del Partido Popular Europeo (PPE), Manfred Weber, ha defendido al PP en su gestión de Doñana en una carta enviada a la Comisión Europea. En ella dice que el proyecto de ley para regularizar los regadíos  impulsada por PP, VOX y la Junta de Andalucía no afecta al cumplimiento de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que exige su protección. Y señala que "garantiza su cumplimiento al no permitirse la extracción de aguas subterráneas del acuífero.

En ese mismo terreno, ayer, 50 eurodiputados de distintos partidos políticos y nacionalidades denunciaba en el Parlamento Europeo esa misma proposición de ley sobre regadíos en Doñana. No había, lógico, miembros del PP ni Vox. El lema: 'Salvemos Doñana'. "Mostramos la preocupación de esta Cámara con la decisión de PP y Vox en Andalucía con el plan de regadíos que quieren poner en marcha y pone en peligro el parque de Doñana", dijo la presidenta de los sociademócratas en la Eurocámara, Iratxe García.

La ministra Teresa Ribera, en Doñana, junto a responsables de la Estación Biológica
La ministra Teresa Ribera, en Doñana, junto a responsables de la Estación Biológica

Y desde España, el ministro de Agricultura, Luis Planas, y la ministra Teresa Ribera tildaban de "ilegal" la proposición de ley que se tramita en el Parlamento de Andalucía para regularizar cerca de 800 hectáreas de regadío según unos y 1.700 según otros, en el entorno del Parque Nacional de Doñana, porque va en contra de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Dice Planas que se arroga una competencia que no es autonómica y porque es "irreal" dado que "no se dispone de agua" y "no se tiene título" para atribuir agua.

Planas añadió una apreciación que ya está levantando muchos temores en los productores de fresa de Huelva que no tienen nada que ver con esta polémica. 

Y dijo Planas sentirse preocupado "muy seriamente" por el daño reputacional que supone esta iniciativa respecto a la exportación de frutos rojos y en general de las frutas y hortalizas de España a los mercados exteriores. No hay que olvidar que  España exporta frutos rojos por un importe de más de 1.500 millones de euros de media, de los que una tercera parte corresponden al mercado alemán que puede resultar "afectado por una iniciativa irresponsable por parte de los autores de esta proposición de ley".

A juicio del ministro esta iniciativa puede provocar un grave "daño reputacional" a España, que produce el 40 por ciento de las frutas y hortalizas que se consumen en la Unión Europea.

De momento, según Freshuelva, sus socios no están notando que los pedidos de frutos rojos con destino a países de la UE hayan flaqueado.

Así que en medio de toda esta polémica parece que solo dos instituciones pueden poner mesura y quitar o dar razones: la primera es la Comisión y el Tribunal de Justicia Europeo y la segunda el mercado.

Si las compras de frutos rojos desde los países de la Unión Europea se vienen abajo por culpa de esta polémica generalizada con Doñana como epicentro, el sector agrícola onubense será el principal perjudicado y entonces pedirá el fin de esta batalla.

Ya ocurrió en el Amazonas. Bolsonaro acabó descubriendo que lo que pasaba allí no era un problema local sino global. Pues lo mismo ocurre en Doñana, que ya no solo es un Parque Nacional ubicado entre Huelva y Sevilla y Cádiz sino que es una Reserva de la Biosfera.

Comentarios