lunes. 30.01.2023
El tiempo

El Recre debe pagar más de 2 millones de euros este año, al margen del coste normal del club

La realidad económica de la entidad es tozuda: O el Ayuntamiento vuelve a socorrer al Recreativo, o no hay otro camino que echar el cierre a la SAD y permitir la desaparición de un equipo que es historia viva de Huelva y del fútbol español.
El Recre debe pagar más de 2 millones de euros este año, al margen del coste normal del club

Política y moralmente podrá discutirse la necesidad de un nuevo plan de rescate para el Recreativo. Pero desde el punto de vista económico, la realidad no admite ningún tipo de discusión. O el Ayuntamiento vuelve a socorrer al Decano, o no hay otro camino que echar el cierre a la Sociedad Anónima Deportiva y permitir la desaparición de un club que es historia viva de Huelva y del fútbol español.

Porque los números, como el algodón, no engañan. Al coste normal del funcionamiento del Recre -que podemos cifrar en algo menos de dos millones de euros, teniendo en cuenta que sólo el primer equipo cuesta 1,2 millones de euros-, cabe añadir las obligaciones de pago fuera de presupuesto, derivadas de las deudas provocadas por las gestiones de los anteriores propietarios, y de los actuales en años precedentes.

Un coste total de 4 millones

Dichas obligaciones superan los dos millones de euros en el presente año -según la información que ha podido recabar DiariodeHuelva.es-, entre compromisos de pago y embargos judiciales. Es decir, para subsistir este año, el Recreativo necesita un total aproximado de 4 millones de euros. Todo ello en un año en el que los ingresos del club se han reducido un 30% por culpa de la crisis económica del coronavirus.

Y la situación puede empeorar, pues no están contabilizados la reclamación de Pablo Comas por el dinero que prestó al club (la Justicia, por ahora, ha sentenciado al Recre a pagar 483.661 euros a su anterior dueño), el litigio penal con Blackswan Media y la causa abierta contra la expropiación, que puede acabar en una indemnización o, peor aún, en la vuelta de la entidad a manos del empresario madrileño.

Una directiva maniatada

En este contexto, poco o nada se puede reprochar al Consejo de Administración que preside Manolo Zambrano, pues se enfrenta a un problema que nadie puede resolver, sin la ayuda de financiación externa. Y a falta de un dueño privado, ese papel le corresponde al Ayuntamiento, dueño del 98% de las acciones del club.

-LOS PRINCIPALES COMPROMISOS DE PAGO DEL RECRE PARA ESTE AÑO

  • CONCURSO DE ACREEDORES: Deuda heredada de la etapa del Gobierno Municipal del PP, Francisco Mendoza y Michael Dumois. Queda un último plazo a pagar a fecha 30 de junio de 2021, por valor de 500.000 euros.
  • HACIENDA: Deuda heredada del periodo de Pablo Comas. En febrero de 2018, el club firmó un convenio singular con la AEAT para el pago a plazos de 4,4 millones de euros en ocho años. Desde entonces, el Recre ha pagado al fisco 660.000 euros. Este año el Decano tiene que hacer frente a dos pagos de 110.000 euros, con fechas 30 de marzo y 30 de septiembre de 2021. La cuantía subirá a partir del año que viene en función de la categoría en la que milite el equipo. El Consejo de Administración quiere renegociar el pacto, pero hasta ahora Hacienda se ha mostrado inflexible.
  • EX-EMPLEADOS: Deuda heredada parcialmente del periodo de Pablo Comas y originada parcialmente por el Gobierno Municipal del PSOE y el actual Consejo de Administración. Aunque se encuentran en diferentes fases, según sea el empleado en cuestión, el débito total de la entidad con sus ex-trabajadores para este año asciende a unos 250.000 euros.
  • DEUDAS DENUNCIADAS EN AFE Y CNE: Deuda originada por el Gobierno Municipal del PSOE y el actual Consejo de Administración. El Recre tiene suspendidos sus derechos federativos por las denuncias presentadas ante la Asociación de Futbolistas Españoles y el Colegio Nacional de Entrenadores, por un total de 68.000 euros.
  • EUROSAMOP: Deuda originada por el Gobierno Municipal del PSOE y el actual Consejo de Administración. El Recre acordó la rescisión del contrato de gestión de la empresa de Juanma López a cambio de devolver el dinero prestado por ésta, 1.326.726,93 euros, más un 5% de intereses, en cuatro años. En 2019, se pagó un primer plazo de 422.490 euros. En 2020, se abonó otro plazo de 301.412 euros. Este año habrá que hacer frente, a 30 de junio al pago de otros, 301.412 euros. El último plazo, por el mismo importe, tiene fecha de 30 de junio de 2022.
  • KRYPTEIA CAPITAL: Deuda originada por el Gobierno Municipal del PSOE y el actual Consejo de Administración . La firma de Óscar Romero tiene embargadas las cuentas del Recreativo por un préstamo impagado desde el verano de 2018. Recientemente, la Justicia les dio la razón, activando un embargo por valor de 581.737,35 euros, más intereses. Esos ascienden a unos 174.000 euros y han sido recurridos por el club.

-CAUSAS JUDICIALES QUE PUEDEN ORIGINAR NUEVAS OBLIGACIONES DE PAGO

  • GILDOY ESPAÑA: Deuda heredada del periodo de Pablo Comas. La Justicia ha estimado parcialmente la reclamación del empresario madrileño y sentenciado al Recreativo a pagar 483.661 euros a su anterior dueño y presidente. El caso está recurrido.
  • BLACKSWAN MEDIA: Litigio provocado por el actual propietario y el actual Consejo de Administración. El Recreativo cedió los derechos de explotación de los palcos del Nuevo Colombino y la organización del Trofeo Colombino a esta firma afín a Krypteia Capital, a cambio de 200.000 euros. La empresa presentó una querella criminal contra el club y tres de sus dirigentes por estafa impropia. La causa está pendiente de resolución.
  • EXPROPIACIÓN: El Ayuntamiento de Huelva expropió las acciones del Recreativo que estaban en poder de Gildoy España, alrededor del 75% del total, ante la inacción de su propietario y el consiguiente riesgo de desaparición del club, para entonces catalogado como Bien de Interés Cultural. Pablo Comas recurrió la expropiación. La causa sigue pendiente de resolución. Podría acabar en la anulación del proceso de expropiación si se produjeron defectos de forma o en una indemnización (justiprecio) a favor de Comas, que el Consistorio espera que sea de cero euros.

El Recre debe pagar más de 2 millones de euros este año, al margen del coste normal del club