lunes. 06.02.2023
El tiempo

Matar al mensajero

La información publicada por diariodehuelva.es sobre la mina de Riotinto está avalada por pruebas escritas

Ante las acusaciones y peticiones de rectificación llegadas a la redacción de diariodehuelva.es desde la sección sindical de UGT en Atalaya Mining Riotinto como desde el comité de empresa acerca de la información relativa a la situación de los trabajos en la empresa bajo el decreto del estado de alarma, desde este periódico mantenemos que la noticia publicada fue suministrada en todo momento por un integrante del propio comité de empresa.

Este representante de los trabajadores de la mina fue supervisando en todo momento la noticia publicada dando su visto bueno en reiteradas ocasiones. Este periódico cuenta con las pruebas escritas que avalan nuestra información y las conversaciones mantenidas vía WhatsApp que no haremos públicas de momento para proteger a la fuente informante a pesar de todo.

Durante el periodo que transcurre entre la publicación original y la definitiva que aparece en la web, el integrante del comité de empresa va aportando matices que son aceptados íntegramente por lealtad de este periódico con quien nos proporciona la información.

Asimismo, desde que comenzó el estado de alarma desde el comité de empresa se han suministrado fotos y vídeos evidenciando el estado de las instalaciones mineras con el decreto del estado de alarma en vigor. En ellas se puede ver a trabajadores agolpados en la entrada y las condiciones de higiene y seguridad en pasillos, dependencias, la llegada de vehículos y hasta la situación en la que se encuentran los lava-ojos de los mineros.

No obstante, pasamos a relatar la sucesión de hechos que aparecen en la información y que constan documentalmente.

  • 20 de marzo: El integrante del comité nos anuncia a las 13:13 horas que “los trabajadores se van a poner en la puerta de la mina para reivindicar la poca actitud de la empresa para prevenir el contagio del Covid-19”. A raíz de ese anuncio, le solicitamos que aporte las fotos de la protesta. Ante la falta de material gráfico y de respuesta para confirmar la protesta optamos por no publicarla.

  • 22 de marzo: Se le vuelve a preguntar a la fuente informativa “qué pasó al final con la protesta”. A lo que responde que “no se hizo”. Esa misma noche, la fuente informante nos añade que han denunciado a la Inspección. "Esperamos que mañana la empresa tome alguna medida”, señala.

  • 24 de marzo: Solicitamos de nuevo a la fuente informante que nos aporte la denuncia ante la Inspección de Trabajo a lo que responde “no la tengo aquí, mañana te la paso”.

  • 25 de marzo: Volvemos a pedir la denuncia. Sin respuesta.

  • 26 de marzo: Tras una conversación con la fuente informante, publicamos la información suministrada y procedente del comité de empresa de Atalaya Riotinto Minera. En ese momento, tras ver la publicación, la fuente nos pide que añadamos que el comité está formado por USO y UGT (habíamos citado solo a USO). Corrección que se hace de forma inmediata. A las 13.03 la fuente da otra vez el OK a la publicación.

  • Pero a las 15:08 de la tarde, horas después de lanzar la publicación y cuando la noticia estaba siendo leída por muchos trabajadores y lectores de la zona, la misma fuente nos solicita que quitemos su nombre de la noticia y que aparezca como fuente de la información el comité de empresa del que él forma parte, “que están muy molestos”. A las 15:42 se le pide que mire de nuevo la información matizada. Seguidamente nos pide otra matización (15:54)  para aclarar que aún no habían llamado a la Guardia Civil después del positivo por coronavirus en otra mina, la de Aguas Teñidas. Corrección a sí mismo que también se incluye.

  • Poco después (a las 16:00) también  matiza lo relativo a los controles de temperatura y se corrige su propia información añadiendo que “la temperatura para poder entrar ha sido desde el primer día 37.1º”. Además se matiza también que “lo correcto es que somos 600 dentro de las instalaciones y ahora 400. Los 600 no entramos a la vez”. Todo esto se produce, según la fuente informante, porque “desde UGT están queriendo sacar una noticia desmintiendo (lo denunciado) porque si no el sindicato les tira de la oreja”.

  • A las 17.28 tras las nuevas matizaciones se le pide a la fuente que le eche otro vistazo al texto para evitar malentendidos, dando nuevamente su OK y mostrando su temor “a provocar un ERTE”. Nuevamente se aceptan las modificaciones y a las 17.39 vuelve a dar su OK.

  • Una hora más tarde, la empresa Atalaya Riotinto Minera envía una nota a esta redacción defendiéndose de las acusaciones y se publica íntegramente en la misma información.

Tras este proceso informativo, el comité de empresa y UGT han enviado notas de prensa a todos los medios de comunicación acusando a este periódico de manipular y crear una noticia falsa con declaraciones de un integrante del comité de empresa que aseguran que jamás han realizado. Nos piden que rectifiquemos y que el presidente del comité de empresa haga una petición formal, pública y por escrito al este medio exigiendo una rectificación.

Desde diariodehuelva.es defendemos nuestra labor informativa y nuestra credibilidad dando espacio a una voz autorizada que representa a los trabajadores de la empresa minera y rechazamos que se acuda al clásico de intentar matar al mensajero para ocultar una información incómoda. Solo cumplimos con nuestro trabajo en la única tarea que nos mueve: informar desde la veracidad y el rigor. Seguiremos haciendo PERIODISMO desde la objetividad y la libertad. Es nuestro compromiso con los lectores.