martes. 06.12.2022
El tiempo

La Unesco organiza un simulacro de gran terremoto y tsunami en el litoral de Huelva

En el simulacro participan los servicios provinciales de Protección Civil de Huelva y Cádiz y los respectivos Consorcios Provinciales de Bomberos de ambas provincias.
La Unesco organiza un simulacro de gran terremoto y tsunami en el litoral de Huelva

Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta de Andalucía, participa en el ejercicio NEAMWAVE21, un simulacro internacional de Comunicación y Alerta Temprana de Tsunamis, organizado por la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO.

El ejercicio contempla también tres escenarios simulados, en el primero de ellos se escenifica un terremoto de magnitud 8,5 en el Golfo de Cádiz, en el que un tsunami afecta a la costa portuguesa y española, tanto a la peninsular, como a la canaria.

El miedo a un tsunami, producido por un terremoto en la falla Azores-Gibraltar, es un pensamiento recurrente cada vez que se produce un terremoto en territorios cercanos a Huelva.

Los recientes sismos de Granada han puesto en alerta de nuevo a Huelva y ponen el foco en las consecuencias que movimientos así pudieran repetirse en esta zona. Pero los expertos son claros y apuntan que “el marco tectónico de las Cordilleras Béticas no es comparable con las características geológicas del Golfo de Cádiz desde el Cabo San Vicente al litoral onubense”.

En Huelva debemos prestar atención al cinturón sísmico Azores-Gibraltar, es decir, una zona donde se localiza la actividad sísmica que afecta al Algarve y a la costa onubense”.

El simulacro, en el que también participa la Comunidad Valenciana, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio de Interior del Gobierno de España y Portugal, se desarrolla entre los días 9 y 10 de marzo.

Entre los objetivos del ejercicio se cuentan la validación y evaluación del proceso de difusión de los mensajes de alerta de tsunamis por parte de los proveedores de alertas, los procedimientos de los países para recibirlos y confirmarlos, su traslación a los responsables de la respuesta en emergencias, además de la propia comprobación de los procedimientos de ayuda internacional del Mecanismo Europeo de Protección Civil.

La finalidad de esta actividad preventiva es evaluar la capacidad de respuesta de los países afectados ante un tsunami, tanto de sus organizaciones nacionales, como las de carácter autonómico.

Estos ejercicios, además de probar las comunicaciones realizadas desde los centros internacionales de alerta a los puntos focales de alerta contra tsunamis, también brindan la posibilidad de ejercitar y evaluar las cadenas de mando y la toma de decisiones, nacional y autonómico. Entre estas decisiones se encuentran las de alertar y evacuar a las personas de las comunidades costeras que pudieran verse afectadas por este fenómeno natural. En definitiva, el  NEAMWAVE21 ofrece la oportunidad de fomentar la preparación para casos de emergencia.

Desarrollo del ejercicio y escenarios

El simulacro se estructura en tres fases: una primera de comprobación de los Sistemas de Alerta en la que cada Centro Proveedor de alertas enviará los mensajes y cada país participante deberá seguir sus protocolos de comunicación; en una segunda fase se hará un Desarrollo de la Alerta Temprana, donde se trabajará el sistema de avisos y las primeras medidas en cada uno de los países (desde el nivel nacional al autonómico); y por último, en una tercera se abordará la puesta en marcha de las solicitudes de ayuda al Mecanismo Europeo por parte de los países más afectados por esta situación de emergencia simulada.

El ejercicio contempla también tres escenarios simulados, en el primero de ellos se escenifica un terremoto de magnitud 8,5 en el Golfo de Cádiz, en el que un tsunami afecta a la costa portuguesa y española, tanto a la peninsular, como a la canaria.

En este escenario se quiere conectar con el sistema de alerta de tsunamis del Caribe, por la posible llegada de olas y para hacer un ejercicio transoceánico.

El segundo se produce simuladamente en Sicilia y la península itálica, donde un terremoto de magnitud 7,9 con tsunami afecta a las costas italiana, griega y norteafricana, incluso puede sentirse ligeramente en las costas mediterráneas españolas. Y el tercero de los escenarios elegidos se desarrolla en Grecia-Turquía, concretamente, en la zona de Chipre, donde el sismo es de 7,7 grados y afecta a todo el Mediterráneo Oriental.

Acciones propuestas

 En la primera fase se hará un seguimiento y difusión de las alertas que lleguen de los distintos escenarios, siguiendo siempre los protocolos de comunicación que se establezcan. La segunda fase busca implicar a los distintos organismos en el desarrollo del ejercicio de mesa, conectar el escenario portugués con la Junta de Andalucía (igual que se hará en el italiano con la Generalidad Valenciana). En la última y tercera fase, se ensayará la respuesta del Mecanismo Europeo de Protección Civil a través del CECIS.

Plan de maremotos

La participación de la Junta de Andalucía en este simulacro de emergencia es una muestra más del compromiso del ejecutivo andaluz con la planificación, la gestión y la prevención ante situaciones de emergencia.

La Junta continúa, además, dando pasos para la realización de un plan de maremotos para la comunidad andaluza.

En estos momentos, se está trabajado con expertos universitarios para la realización de trabajos de análisis de riesgo e inundabilidad del territorio andaluz y se le ha solicitado al programa Copérnicus, el proyecto de observación de la Tierra de la Unión Europea, una serie de estudios relacionados con estos fenómenos naturales.

Hasta el momento, los expertos de este programa europeo han realizado los estudios y análisis sobre peligros de tsunamis en la costa atlántica, incluidos los elementos más vulnerables, y se les ha solicitado también los correspondientes a la zona mediterránea, un trabajo en el que también están colaborando los especialistas del Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA).

En este simulacro también participan los servicios provinciales de Protección Civil de Huelva y Cádiz, así como los respectivos Consorcios Provinciales de Bomberos de ambas provincias.

Conclusiones para la mejora

Como todos los simulacros, está previsto que una vez finalice el ejercicio el próximo día 10, todos los participantes, de forma telemática, expongan las experiencias vividas y lecciones aprendidas en el NEAMWAVE21 en una videconferencia proyectada para el día 11 de marzo.

El objetivo último de esta puesta en común es señalar los problemas que se hayan detectado, tanto internos, como externos, y elaborar una serie de conclusiones que puedan servir para la mejora de los procedimientos y para una mejor implantación del próximo plan estatal y planes autonómicos.

La Unesco organiza un simulacro de gran terremoto y tsunami en el litoral de Huelva