domingo. 21.04.2024
El tiempo

Crespo endosa al Gobierno socialista de Susana Díaz la "responsabilidad" de la tala de Almonaster

La consejera de Agricultura y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha explicado en el Parlamento andaluz el proceso que ha culminado con la polémica tala del único encinar que se salvó en Magdalena del gran incendio de Almonaster.
Crespo endosa al Gobierno socialista de Susana Díaz la "responsabilidad" de la tala de Almonaster

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta, Carmen Crespo, ha explicado hoy en sede parlamentaria el proceso administrativo que se ha seguido para ejecutar la tala de encinas realizada en Mina Magdalena, junto a MATSA. Según Crespo, se realiza como "consecuencia de una Autorización Ambiental Unificada (AAU) otorgada a Mina de Aguas Teñidas -MATSA- para un proyecto de escombrera de estériles por parte del gobierno andaluz anterior".

Desvía así a los tiempos del Gobierno de Susana Díaz la "responsabilidad" de la tala del encinar que ha levantado una enorme polvareda. Al fin y al cabo se ha realizado la tala a apenas unos metros de un área repoblada por la misma Junta tras el incendio que arrasó 16.000 hectáreas.

La consejera a la que compete el departamento de Desarrollo Sostenible lo ha puesto de manifiesto en el Parlamento andaluz a instancias de una pregunta del parlamentario socialista por Huelva Jesús Fernández Ferrera.

Ferrera (PSOE) le ha espetado su convencimiento en que estamos ante un claro caso de "descoordinación" para que la tala se ejecutase. Sobre todo porque se ha hecho en "el único espacio verde" que quedaba en la zona, devastada tras el importante incendio de Almonaster la Real que arrasó nade menos que 16.000 hectáreas el pasado verano.

La consejera le ha explicado que la pasada legislatura (PSOE en el Gobierno andaluz) se tramitó, con dos informes favorables, la AAU, de manera que el gobierno actual "ha cumplido la ley ante lo tramitado por el Ejecutivo anterior".

Además, ha señalado que la Junta, adicionalmente, ha solicitado a la empresa minera actuaciones compensatorias con un plan de restauración que contempla la plantación de encinas, pino piñonero, algarrobo, entre otras especies, con una densidad de 350 ejemplares por hectárea.

Fernández Ferrera ha puesto en contexto (histórico) la autorización ambiental, y recordó que en la etapa del gobierno anterior no se había producido el incendio de Almonaster por lo que "nadie entiende" ahora que, tras este devastador fuego, se permitiera la tala.

Cabe recordar que el pasado 3 de marzo la Dirección Territorial de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía que dirige José Enrique Borrallo ordenó la paralización inmediata de la tala masiva de encinas que se desarrolla en la finca que ocupa mina Magdalena (MATSA).

El departamento explicó a diariodehuelva.es que esa tala no contaba con la luz verde pertinente de Desarrollo Sostenible y entiende que ese permiso debería haber sido solicitado a la Delegación.

Luego, el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) publicó el pasado viernes 12 de marzo el anuncio de la Autorización Ambiental Unificada (AAU) otorgada a Mina de Aguas Teñidas (MATSA) para construir una nueva escombrera en la zona de mina Magdalena. Esta publicación llegaba 7 meses después de la concesión de la AAU que ‘permitía’ la tala del encinar que se salvó del gran incendio de Almonaster del pasado mes de agosto y que calcinó 16.000 hectáreas de terreno.

El arranque de encinas en la única finca del área minera de Aguas Teñidas que se salvó del gran incendio de Cueva de la Mora, Olivargas y Almonaster llegará también a la Unión Europea. Además el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) revisará los permisos y trámites que han ido otorgando las consejerías de la Junta de Andalucía: Empleo, Transformación Económica, Desarrollo Sostenible (que dice ordenó la paralización de la tala cuando ya estaba casi concluida), departamento de Minas y también el Ayuntamiento de Almonaster.