miércoles. 05.10.2022
El tiempo

La planta de tecnosoles de Riotinto barrena la convivencia y fractura la Cuenca Minera

Organizaciones ecologistas, partidos políticos y plataformas sociales rechazan el proyecto de la empresa Green Soil Solutions de ubicar una planta de tecnosoles en Minas de Riotinto. Temen que la comarca se consolide como 'destino preferente' de residuos tóxicos de Europa.
La planta de tecnosoles de Riotinto barrena la convivencia y fractura la Cuenca Minera

La creación de la empresa Green Soil Solutions, con sede (ahora) en Minas de Riotinto, ha anunciado la tramitación de un proyecto para instalar una planta de reciclaje (tecnosoles) que valorizará residuos orgánicos, destinándolos a la fabricación de suelos artificiales, contribuyendo de esta manera "a una gestión excelente de los residuos y añadiendo valor a la sociedad". Esta es la versión que están transmitiendo los promotores de la obra.

Este 'declarado' modelo de "economía circular" no convence a los vecinos y ha levantado una agria polémica en Minas de Riotinto, Nerva y El Campillo, además de las vecinas localidades, cuyos ayuntamientos están afrontando una creciente ola de indignación ciudadana. Porque los vecinos no se fías. Temen, que al igual que ha sucedido en Nerva con el vertedero, esta planta provoque emisiones al aire de partículas peligrosas para la salud, malos olores y convierta la zona en un 'destino preferente' para los residuos no solo procedentes de la industria de Huelva sino de toda Europa.

La nueva planta de tratamiento diseñada por Green Soil Solutions, con 7.000 metros cuadrados de superficie cubierta, estará ubicada en el término municipal de Minas de Riotinto, en terrenos cedidos por Atalaya Mining. El empleo que generará es considerado pírrico: 20 nuevos empleos directos.

Las organizaciones ecologistas, vecinales, sociales y plataformas exigen la implicación de los ayuntamientos, sobre todo y en este caso, el de Minas de Riotinto, que acogerá la actividad.

En teoría, el producto final de la planta son los tecnosuelos, materiales que se utilizan para la restauración de entornos degradados y que permiten la revegetación de estos.

El proyecto está realizando su trámite ambiental, una vez presentada la documentación para su evaluación por parte de la administración andaluza.

Ecologistas, Partido Popular, Izquierda Unida y Equo se están mostrando muy críticos con el proyecto.

Críticas al presidente de la Junta desde el PP de la Cuenca Minera

Así, las Juntas Locales del Partido Popular de Nerva, Zalamea la Real, El Campillo, Berrocal y El Madroño han mostrado su rechazo a "una pestilente planta de Tecnosuelos que la empresa Green Soil Solutions, S.L, creada hace escasamente 9 meses, quiere montar en La Dehesa ( Minas de Riotinto) y que el pasado día 2 de marzo salió publicada en el BOJA el trámite de información pública".

El Portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Nerva, José Antonio Lozano, ha mostrado su rechazo argumentando que "no queremos que la Cuenca Minera se convierta en el macrovertedero de Europa y ha manifestado que es muy triste que las juntas locales de la Cuenca Minera del Partido Popular de nuevo se tengan que enterar por la prensa de las pretensiones de empresas, intereses personales y partidos que se empeñan en convertir la Cuenca Minera en el vertedero de Europa".

Los populares de la Cuenca Minera han exigido un posicionamiento tajante del Partido Popular de Juanma Moreno y Carmen Crespo y que "no se siga con las políticas medioambientales del PSOE, pues ya estamos cansados de reuniones, buenas palabras y pocos hechos. No queremos cambios de cromos, pues no se trata de que para intentar callar al PP de Nerva, único partido que está trabajando de verdad para el cierre del vertedero, nos llevemos la Planta de Tecnosuelos del Proyecto del vertedero de Nerva a La Dehesa, puesto que no la queremos en ningún sitio de la Comarca, ni en Nerva ni en La Dehesa".

Para el Portavoz popular de Nerva "es muy triste que llevemos trabajando dos años para buscar una fecha para el  cierre en 2026 y todo parezca ahora saltar por los aires por la falta de posicionamiento de nuestro Partido".

Juan Antonio Márquez Lancha, portavoz del PP en Zalamea la Real ha hecho hincapié en la "necesidad de apostar por energías limpias para la comarca,  y no por más residuos, reclamando también como sus compañeros una fecha para el cierre del vertedero de Nerva".

Luis Eduardo Aguilar, Portavoz en El Campillo, ha manifestado, como todos los pueblos firmantes, su deseo de que "no se instale la planta de tecnosuelos en ninguna localidad de la cuenca por los fuertes olores que se desprenden, motivo que provoca un gran rechazo allí donde existen plantas de este tipo".

En la misma línea se han manifestado los portavoces de Berrocal y El Madroño, Francisco Manuel Martín y José Ramón Pichardo, quienes reclaman una fecha para el cierre del vertedero de Nerva y que la Cuenca no sea el destino de más residuos, como la Planta de Tecnosuelos. 

Unidas Podemos exige a la Junta información sobre el proyecto y diálogo

Unidas Podemos exige a la Junta de Andalucía que “abra de inmediato un procedimiento de interlocución honesta y con datos reales” con todos los ayuntamientos de la Cuenca Minera y “con las organizaciones sociales de la comarca”, para proporcionarles “toda la información detallada correspondiente al proyecto para la instalación de una nueva planta de tratamiento de residuos en el término municipal de Minas de Riotinto”. Dicha planta se ubicaría a apenas cuatro kilómetros del vertedero de residuos peligrosos de Nerva.

Unidas Podemos en Huelva demanda a la Junta de Andalucía que “exponga claramente los posibles efectos medioambientales que podrían acarrear la puesta en funcionamiento de dicha planta”, y atienda las numerosas dudas e inquietudes que esta noticia ha generado en la comarca y en el resto de la provincia de Huelva.

Por todo ello, Unidas Podemos ha registrado esta reclamación pública de “transparencia” al gobierno andaluz sobre este asunto, como una Proposición No de Ley (PNL) que ha sido cursada por parte del grupo parlamentario de Adelante Andalucía (Izquierda Unida y Podemos), para que se pueda abordar en sesión parlamentaria.

El proyecto de esta planta de tratamiento de residuos ha sido presentado por una empresa denominada Green Soil Solutions SL que declara dedicarse a la recogida, transporte y gestión de valoración, eliminación u otras acciones de todo tipo de residuos, tanto urbanos como industriales, además de otros subproductos. La actividad para la que ha pedido autorización esta empresa consistiría en la producción de los denominados tecnosuelos.  Esta modalidad de tratamiento de residuos consiste en crear superficies artificiales, compuestas por residuos orgánicos y otros que luego se comercializan y que  mínimo, genera malos olores en la zona en la que se instalan, como ya se sabe por el funcionamiento de otras plantas similares.

Ante la petición de la empresa, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) del pasado 22 de febrero, el acuerdo por el que se abre un período de información pública del procedimiento de Autorización Ambiental Integrada (AAI), del estudio de impacto ambiental, de la valoración de impacto en la salud y solicitud de licencia municipal, para la instalación de esta planta de tecnosuelos en Minas de Riotinto.

Una comarca “amenazada” por los residuos tóxicos que ya almacena

Unidas Podemos califica el proceder de la Junta de Andalucía sobre este proyecto de “irrespetuoso y abusivo” con toda la población de la Cuenca Minera, al “no hacerlo con la debida transparencia, información y participación de la comarca afectada, antes de que se convierta en definitiva su instalación”.

Unidas Podemos considera que “la Cuenca Minera no puede ser considerada por el ejecutivo de Moreno Bonilla como si fuera el lugar más apropiado para convertirse en el vertedero de Europa”, como ya ocurre con el funcionamiento “opaco e incontrolado” del vertedero de Ditecsa en Nerva. "Ya se ha demostrado que este vertedero recibe residuos peligrosos sin ningún control, como las más de 40.000 toneladas de residuos tóxicos procedentes de Montenegro que llegaron a sus instalaciones, entre marzo y agosto de 2019, y sobre los cuales la Junta de Andalucía “no ha dado ninguna explicación”, señalan desde Unidas Podemos.

Por ello, Unidas Podemos exige al ejecutivo de Moreno Bonilla que “sea especialmente sensible y cuidadoso” con todo lo que se pretenda hacer en la comarca de la Cuenca Minera relacionado con el tratamiento de residuos, “teniendo en cuenta la pésima gestión que pesa sobre el vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de Nerva”.

Por ello, Unidas Podemos lamenta que el actual Gobierno andaluz “haya rebasado todas las líneas rojas al pretender incrementar las actividades relacionadas con la llegada de todo tipo de residuos a esta comarca onubense”. Prueba de ello es que está llevando a cabo el procedimiento para ampliar las instalaciones del vertedero nervense que se construyó con una capacidad máxima de 552.064 toneladas y lleva varios años sobrepasando esta cifra por encima del 300%.

Unidas Podemos sigue demandando el cierre del vertedero de Nerva para que no reciba más residuos, así como el mantenimiento de los empleos que genera en labores de vigilancia y tratamiento de la ingente cantidad de residuos peligrosos que acumula para que no supongan ningún riesgo medioambiental.

Por último, Unidas Podemos señala que la población de la comarca de la Cuenca Minera “sigue siendo muy castigada por el paro, por lo que necesita son proyectos sostenibles y seguros medioambientalmente, capaces de generar empleo de calidad y con derechos, sin que supongan incrementar la presión por la llegada de más residuos incontrolados a la zona”.

Equo denuncia las intenciones de la Junta

Desde Equo se ha advertido que "la Junta de Andalucía ha decidido eliminar la necesidad de incluir una declaración de impacto ambiental en un proyecto, cuando dicha declaración lo ponga en riesgo".

Un extremo, si se confirma e implementa, que facilitaría la instalación no solo de la planta de tecnosuelos en Minas de Riotinto o la ampliación de vertederos como el de Nerva.

Esto supone, de facto, que "el Consejo de Gobierno andaluz, con una simple declaración motivada, pueda saltarse la legislación nacional y europea que protege el medio ambiente andaluz, profundamente dañado por décadas de impactos, especialmente, en la franja litoral".

La falta de evaluación ambiental obligatoria en Andalucía podría suponer, además de un alto riesgo para el medio ambiente, un aumento exponencial de las infracciones, que deben sufragarse con dinero público, han advertido desde Equo.

La planta de tecnosoles de Riotinto barrena la convivencia y fractura la Cuenca Minera