lunes. 17.06.2024
El tiempo
Medio Ambiente

La madre de todas las batallas electorales se libra en Doñana, zona cero de la sequía en España

El Parque Nacional de Doñana es ya un campo de batalla electoral. La propuesta de PP y VOX de ampliar regadíos desafía a la Unión Europea, atrae a Sánchez y Feijóo y amenaza con dañar la reputación de la agricultura de Huelva en Europa.
Lagunas de Doñana, sin agua
Lagunas de Doñana, sin agua
La madre de todas las batallas electorales se libra en Doñana, zona cero de la sequía en España

Huelva se convierte en epicentro de la política nacional. La tremenda sequía, personificada en la desecación del Parque Nacional de Doñana, un proceso imparable que comenzó hace 30 años a causa del exceso de extracciones en el acuífero 27 para regadíos, ilegales y alegales, proyectos turísticos, urbanizaciones y piscinas por doquier y hasta campos de golf, convierten a la Reserva de la Biosfera en la zona cero del que ya es casi el principal problema nacional. Por cierto, no solo se riegan frutos rojos 'onubenses' sino miles de hectáreas de arroz sevillanas, de las que poco se habla.

Límite de Doñana, con regadíos de fresa a las puertas
Límite del END de Doñana, con regadíos de fresa a las puertas

Según los estudios realizados, 6 de cada 10 andaluces considera la sequía como el mayor problema ambiental en España.

Lagunas de Doñana, sin agua
Lagunas de Doñana, sin agua

Así que no es casualidad que los grandes partidos hayan convertido la guerra del agua en la 'batalla de Doñana'.

Pero se sabe que todas las guerras, todos los conflictos cuestan dinero. Quién pagará entonces las facturas de esta enorme falla que barre como un tsunami Doñana, su comarca y de paso la agricultura de Huelva.

De este conflicto medioambiental se emitirán varias facturas: la electoral, en forma de votos simples que irán a las sacas electorales para conformar alcaldías en los pueblos del Plan de la Fresa, el Condado y también la Diputación de Huelva. Y también la factura reputacional. Y ésta segunda va por mal camino al llegar la polémica al núcleo duro de la Unión Europea y a los países que sienten Doñana como algo propio.

Así que la iniciativa de PP y VOX puede acabar dañando la imagen de las fresas y los frutos rojos de Huelva. Y eso es malo. Está por ver.

De momento, el duelo Sánchez-Feijóo se libra en Doñana, en Huelva. Quién lo iba a decir una provincia con solo cinco diputados, 80 ayuntamientos y una Diputación. Poca cosa para que hayan enviado aquí a los ejércitos con todos sus generales, aviones y carros de combate mediáticos.

Se ha visto hoy. La Comisión Europea ha advertido de que si el Parlamento andaluz aprueba finalmente y tal y como está previsto  la ley de regadíos en Doñana en los términos anunciados utilizará "todos los medios a su alcance" para garantizar que España cumpla "efectivamente y sin demora" la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE que exige la protección del humedal. Eso quiere decir que habrá sanciones económicas que España habrá de pagar.

Pedro Sánchez, junto al responsable de la EBD, Eloy Revilla, y el delegado del Gobierno, Pedro Fernández
Pedro Sánchez, junto al responsable de la EBD, Eloy Revilla, y el delegado del Gobierno, Pedro Fernández

Así que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recogido la advertencia y ha llamado a la Junta de Andalucía a "rectificar" y a "volver a la legalidad europea" para evitar un coste inasumible al Parque Nacional de Doñana por culpa de la proposición de ley de PP-A y Vox.

Si se amplían regadíos y extracciones ya no habrá punto de retorno en la desecación y desertización de Doñana. Así lo ha advertido el jefe del Ejecutivo socialista en una declaración ante los medios de comunicación en el transcurso de una visita a los trabajadores de la Estación Biológica.

Alberto Núñez Feijóo, hoy en Huelva
Alberto Núñez Feijóo, hoy en Huelva

Al mismo tiempo, Alberto Núñez Feijóo, prometía "un Pacto del Agua para solucionar la sequía con presupuestos concretos e infraestructuras ejecutadas” y se compromete a ejecutar las obras necesarias por declaración de emergencia comprometidas con Huelva y preservar Doñana de los ataques y la desidia del Gobierno socialista. “Sánchez ha incumplido con Doñana, con los agricultores, ganaderos y con Huelva”, señala Feijóo en referencia a las obras que el Gobierno se comprometió a hacer y no ha ejecutado.

Y dijo coincidir con Sánchez en que “Doñana no se toca”, pero pide que el Gobierno no “manosee” el Parque Nacional que es un “orgullo” para toda España y culpe a los andaluces del problema del agua.

El PP ya tiene hoja de ruta, en Huelva y en España: culpar al Gobierno de Sánchez de la carencia de agua por falta de embalses e infraestructuras.

Lo ha recordado hoy el impulsor de la PL que ha formado la marimorena, Juanma Moreno. Ha echado en cara al Gobierno central su falta de una política hídrica, que no desarrolle las infraestructuras necesarias y que sólo haya sacado un decreto de sequía para Andalucía por 9,7 millones para auxiliar a ganaderos, agricultores y comarcas con escasez de agua. Por el contrario, según dice Moreno, la Junta aprobará un tercer decreto de sequía, que eleva el montante global a 300 millones de euros.

Eso sí, no citó Moreno la promesa del Gobierno de España de movilizar 300 millones de euros para 'salvar Doñana'. Si se cumple este plan, el Marco de Actuaciones para Doñana, impulsado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), el objetivo es revertir la degradación ambiental de este espacio emblemático y recuperar su funcionamiento ecológico. 

Incluye un abanico de medidas a corto y medio plazo en áreas esenciales como la gestión de los recursos hídricos, la conservación y restauración de la biodiversidad en el entorno, la gestión costera del dominio público marítimo-terrestre, la recuperación socioambiental del territorio y la mejora del conocimiento. Para acometer las actuaciones del Marco, el Ministerio ha consignado un presupuesto de 356,3 millones de euros, de los cuales se prevé que 118 millones (el 33%) estén ya en ejecución a lo largo de 2023.

Lo que no está claro es que se llegue a tiempo para 'Salvar Doñana'. Se sabe que lo último en secarse serán los pocos (por presión contraria) pero para cuando eso ocurra todo será un secarral.

Comentarios