martes. 16.07.2024
El tiempo
Turismo

La promotora vasca Loiola lanza en El Rompido un proyecto residencial con 1.000 viviendas de lujo

La promotora vasca Loiola lanza en El Rompido un proyecto turístico y residencial sin precedentes: mil viviendas y un campo de golf sobre 1.300.000 metros cuadrados.  La habitarán unas 3.000 personas con una renta anual por encima de los 200.000 euros.
Zona de ubicación del proyecto turístico y residencial
Zona de ubicación del proyecto turístico y residencial
La promotora vasca Loiola lanza en El Rompido un proyecto residencial con 1.000 viviendas de lujo

La promotora vasca Loiola plantea, tras un primer y pequeño proyecto de villas turísticas, un enorme proyecto en tierras cartayeras. Lo sitúa a 800 metros de la costa y las viviendas se venden desde 215.000 a 385.000 euros.

La promotora vasca Loiola tiene como objetivo llevar a la excelencia el posicionamiento de El Rompido como destino turístico vacacional. Y para ello han puesto en marcha el proyecto Sagitta El Rompido, sin precedentes ni comparaciones en la zona, a 800 metros de la playa y rodeado de naturaleza.

Aspecto de las maquetas de villas
Aspecto de las maquetas de villas

La primera fase de este desarrollo urbanístico que ocupará una extensión de 16.000 m2 recibe el nombre de La Palapa y está compuesta por 101 viviendas categorizadas en 21 villas y 80 apartamentos con grandes terrazas y zonas comunes con una piscina con áreas infantiles y para adultos. Y es que estas estancias se han concebido para disfrutarlas tanto dentro como fuera de la vivienda: “lo definimos como un resort dentro de una urbanización”, asegura Marta Álvarez Ormaeche, responsable de la promoción.

En total, Sagitta El Rompido contará con alrededor de 800 y 1000 viviendas, un campo de golf de nueve hoyos, hoteles y un espacio de coliving dedicado al público sénior. Todo ello se proyectará sobre un terreno de 1.300.000 m2 en el que también se instalará un centro comercial que contará con restauración y tiendas.

Detalle de viviendas
Detalle de viviendas

El proyecto urbanístico lo firma el estudio de arquitectura onubense Urbanz; una apuesta de Loiola por la economía circular y el desarrollo de Huelva, ya que eligen para esta construcción empresas locales.

La puesta en marcha de Sagitta El Rompido cumple con los estándares ambientales y se ha planteado un plan de reforestación y plantación de pinos junto con la recuperación de espacios pluviales, además de densificar el área con especies autóctonas que minimice la necesidad de riego. También se contempla la creación de un carril bici que recorra toda la urbanización.

En este sentido, el campo de golf se diseñará como un espacio sostenible con un menor consumo de agua y electricidad.

“Esta promoción es muy importante porque generará más de 120 empleos directos permanentes y más de 100 indirectos, además de suponer un fuerte desarrollo terciario que supone una inversión capital para Huelva; dará mucha riqueza a la provincia de forma recurrente, la habitarán unas 3.000 personas con una renta anual por encima de los 200.000 euros”, destaca Álvarez Ormaeche.

Los precios de Sagitta El Rompido oscilan entre los 215.000 y los 385.000 euros, dependiendo de la tipología de la vivienda.

“Los precios de Huelva son imbatibles y nosotros presentamos una relación calidad-precio exageradamente alta. Mientras que en la Costa del Sol los precios oscilan entre los 4.000 y 5.000 € y en Cádiz, en términos de 3.000 y 3.5000 €, los nuestros rondan los 2.000/2.200 euros el metro cuadrado”, reconoce la responsable de la promoción.

Otro detalle de las construcciones
Otro detalle de las construcciones

Sobre Loiola

Loiola es la promotora inmobiliaria del Grupo Altuna y Uria, que nació en 1966 en el País Vasco. Opera en el sector Residencial y Terciario, estando presente en toda la cadena de valor desde la construcción de los inmuebles hasta la entrega de llaves a los clientes. Loiola ha desarrollado más de cien promociones caracterizadas por la calidad, la personalización y la profesionalidad. Con un posicionamiento consolidado en el País Vasco, la compañía se encuentra en este momento en una fase de expansión en otras comunidades autónomas, tales como Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana.

El resumen de la promotora utiliza como gancho el Paraje: 

Imagen aérea de la Flecha del Rompido
Imagen aérea de la Flecha del Rompido

"El proyecto Sagitta (que en latín significa flecha) El Rompido, nace en este pequeño pueblo pesquero con una de las playas más salvajes de la Costa de la Luz, ‘La Flecha’, (de ahí su nombre). Se trata de una estructura única en todo el litoral andaluz, una singular lengua de arena de más de 12 km de longitud que discurre paralela a la costa y separa las aguas del Río Piedras de las del océano Atlántico desde el siglo XVIII, cuando se configuró como flecha litoral.

La Flecha se extiende una media de 30 metros al año y la subida de la marea provoca la creación de lagunas naturales que hoy conforman el conocido Paraje Natural Marismas del Río Piedras y Flecha de El Rompido.

Quién está detrás del proyecto

Loiola es la promotora inmobiliaria del Grupo Altuna y Uria, que nació en 1966 en el País Vasco. Opera en el sector Residencial y Terciario, estando presente en toda la cadena de valor desde la construcción de los inmuebles hasta la entrega de llaves a los clientes. Loiola ha desarrollado más de cien promociones caracterizadas por la calidad, la personalización y la profesionalidad. Con un posicionamiento consolidado en el País Vasco, la compañía se encuentra en este momento en una fase de expansión en otras comunidades autónomas, tales como Cataluña, Andalucía y la Comunidad Valenciana.

Altuna y Uria

Viviendas en Sagitta el Rompido | Huelva

ALTUNA Y URIA, S.A. es hoy en día una de las empresas más consolidadas en el sector de la construcción del País Vasco y sus más de 50 años de trayectoria lo avalan. Cuenta con un importante prestigio para la ejecución de obras públicas de gran envergadura y en especial túneles, para lo cual posee un importante parqué de maquinaria y personal altamente cualificado.

Comentarios