viernes. 14.06.2024
El tiempo
Medio Ambiente

El Parlamento abre la puerta a que el precio por hectárea de regadío alegal en Doñana pase de 9.000 a 60.000 euros

PP y VOX abren la puerta en el Parlamento andaluz a que unas 700 Has, casi 1.600 según fuentes conservacionistas, multipliquen por 7 su valor. Una hectárea de secano o forestal vale ahora unos 9.000 euros y con el plan ideado por ambas fuerzas con el apoyo de la Junta podría llegar a costar más de 60.000 euros.
Zona de regadíos en el área de influencia de Doñana
Zona de regadíos en el área de influencia de Doñana
El Parlamento abre la puerta a que el precio por hectárea de regadío alegal en Doñana pase de 9.000 a 60.000 euros

El Pleno del Parlamento de Andalucía ha apoyado seguir con la tramitación de la Proposición de Ley que regulará, eso pretende, los regadíos situados al norte de la Corona Forestal de Doñana. Y que se ubican en Almonte, Bonares, Lucena, Moguer y Rociana del Condado.

Los 70 votos de PP y Vox han sobrado y toda la oposición a la izquierda, 35 votos, PSOE, Por Andalucía y Grupo Mixto-Adelante Andalucía, ha votado en contra.

Así que hoy el Parlamento abre la puerta a que 750 hectáreas para los proponentes y unas 1.600 para las organizaciones conservacionistas puedan pasar en el futuro de tener un valor de 9.000 euros siendo secano y forestal a multiplicarlo por 6 o 7 al convertirse en regadíos. Esa es la letra pequeña de una Proposición de Ley que se presenta en la precampaña electoral de unas Municipales en las que el PP y VOX tienen puesta sus miras.

Plan-de-Regadios-Mapa
Plan-de-Regadios-Mapa

En la comarca se sabe que los derechos del agua pueden duplica el valor de un terreno, aunque algunos agricultores detallan que este valor puede multiplicarse si, además, se dispone de agua superficial. “En un radio de 15 kilómetros del mar (entorno de Doñana) los precios son estables y pueden alcanzar los 100.000 euros por hectárea".

 

Los precios de las fincas con todos los derechos de riego legales no han dejado de crecer en la denominada Corona Norte de Doñana, Almonte, Rociana del Condado, Bonares, Lucena del Puerto y Moguer. Una zona donde los regadíos han tocado techo, lo que no ha hecho más que multiplicar los precios del terreno agrícola con derechos de agua y pozos con capacidad de abastecer las necesidades hídricas de las fincas.

Balsa de riego
Balsa de riego

Ahora, al margen de las críticas, contentos y descontentos de unos y otros, la Junta de Andalucía, cuando se apruebe todo esto, entrará en conflicto con el Estado y deberá dictaminar el Tribunal Constitucional por el choque de competencias que conlleva la decisión parlamentaria.

La sesión ha estado marcada por la ausencia del presidente andaluz, Juanma Moreno, y el montón de arena que la portavoz de Adelante Andalucía, Maribel Mora, ha vertido sobre su escaño.

La Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado de Huelva ha refrendado con su presencia en el Parlamento Andaluz y en la calle la tramitación de la Proposición de Ley (PPL) de ordenación del territorio registrada por PP y VOX el pasado 3 de marzo.

En declaraciones a los periodistas en la puerta del Parlamento, el portavoz de la Plataforma, Julio Díaz, ha asegurado que “hoy es un día muy importante para miles de familias en el Condado con las que se hace justicia social”, con los agricultores que se quedaron fuera del Plan de la Corona Norte. Se trata de un plan, ha aclarado Díaz, “que es positivo para la sostenibilidad de Doñana, que apoyamos, pero que hay que rehacer para que no haga daño a las familias”.

En este sentido, el portavoz ha insistido que “no estamos hablando de ampliación de regadíos; no va a haber amnistía absolutamente para nadie; pero va a ser un bálsamo para recomponer la fractura social de la mala ejecución del Plan”.

Está en manos de la ministra Ribera “traer el agua a Doñana”, a través de un trasvase de agua superficial, que está aprobado desde el año 2018. La PPL, ha aclarado Díaz, ya incluye enmiendas que pidieron en la legislatura anterior sectores ecologistas o el Partido Socialista, como la oficina técnica, “por lo que entendemos aún menos la oposición”.

El presidente de la Plataforma, Romualdo Macías, ha recordado que “por primera vez, y después de tanta lucha, tenemos esperanzas de solucionar problemas que tenemos desde hace tantos años”. Ha argumentado que “Doñana no puede ser un parque con un muro y que todo lo que esté alrededor de él sea un desierto”, refiriéndose a la unión que debe existir entre agricultura y medio ambiente.

La retroactividad del Plan de la Corona “deja fuera 10 años de agricultura de frutos rojos, familias que estaban cultivando hace más de 50 años, pequeños agricultores, con una media de 2-3 hectáreas”.  “Esta ley supondrá un antes y un después para blindar a Doñana, que no se entiende sin la participación de las personas que vivimos en ella”, concluye.

Comentarios