lunes. 06.02.2023
El tiempo

El narcotráfico desborda a los agentes de la APPA en los puertos de Huelva

El colectivo de Policía Portuaria, adscrito a la APPA, de los puertos de Ayamonte, El Rompido, Isla Cristina, Lepe, Punta Umbría y Mazagón denuncian su desamparo ante las redes criminales del narcotráfico y advierten que están en peligro los usuarios náuticos y civiles.
El narcotráfico desborda a los agentes de la APPA en los puertos de Huelva

El enorme volumen que ha adquirido el tráfico de drogas en la provincia de Huelva ha ido cogiendo por sorpresa a muchos estamentos e instituciones y eso que no era una situación imprevisible. Porque cada año la Guardia Civil, Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera venían aumentando considerablemente las aprehensiones de estupefacientes y alijos.

Hasta crearse desde la desembocadura del Guadalquivir por Doñana hasta la frontera portuguesa del Guadiana toda una red de contrabando con amplio 'arraigo' social y un amplia infraestructura de todo tipo: desde las naves agrícolas, un sinfín de medios de transporte hasta el uso de embarcaciones recreativas.

Escasez de agentes, falta de medios y la extensión de los tentáculos de las mafias han convertido ya a Huelva en una verdadera sucursal del Campo de Gibraltar que poco a poco ha ido ganando 'autonomía' en el mundo del hampa.

Uno de los Cuerpos que parece quedar a la intemperie de esta situación es el de Policía Portuaria dependiente de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA). Muy diferente en medios y recursos al mejor preparado sistema portuario español que depende del Ministerio de Fomento (Puerto de Huelva, en el caso onubense).

No es de extrañar pues que las redes del narcotráfico, conscientes de la situación que se vive en los puertos deportivos de Mazagón, Ayamonte y otros de Huelva hayan comenzado a aprovechar este flanco débil. Cualquier 'DAFO' de las mafias sería capaz de hacer un pronto análisis de la situación.

La Policía Portuaria de Andalucía ha dado la voz de alarma y denuncian el abandono por parte de las administraciones. Entre las indefensiones que citan se encuentran las carencias de reglamentación y legislación adecuadas.

La Policía Portuaria es un colectivo que realiza sus servicios en las instalaciones portuarias de Andalucía. Y aunque es uno de servicios policiales más antiguos de nuestro país, ya que data de mediados del siglo XVIII, se trata de un cuerpo bastante desconocido para la sociedad, relatan sus portavoces en lo que viene a ser la carta de presentación de sus reclamaciones.

La Policía Portuaria es la responsable de la vigilancia y el control de todo el dominio público portuario, velando por la seguridad de todos los usuarios y ciudadanos que nos visitan diariamente.

Una actividad que resulta compleja al tener que gestionar funciones como Policía Administrativa (legislación portuaria, pesquera, marítima, seguridad vial, medio ambiente, etc…) para proporcionar seguridad. Resultando la misma dificultosa al desarrollarse en infraestructuras libres al acceso público. Este tránsito tan significativo de personas se traduce frecuentemente en diferentes tipos de intervenciones relativas a Seguridad Ciudadana.

Ahora advierten que "de unos años para acá, en los puertos de la APPA están aumentando de manera exponencial los delitos de narcotráfico y proliferando las organizaciones criminales.

"Esto trae como consecuencia inmediata el aumento de la violencia y la utilización de armas ilegales por parte de este tipo de organizaciones para alcanzar sus fines", denuncian. No resulta ya extraño encontrar droga en alguna embarcación de apariencia recreativa a la que los agentes portuarios suben para, simplemente, pedirle los papeles.

La Policía Portuaria de Andalucía, recuerda el colectivo, se encuentra a diario con los ilícitos penales de tráfico de sustancias estupefacientes, contrabando ilegal de tabaco, tráfico ilegal de personas o el abastecimiento de combustible y "la logística propia de la actuación delictiva de estas organizaciones criminales que se ayudan en gran medida de las infraestructuras públicas portuarias andaluzas para llevar a cabo estos delitos".

"Es imposible gestionar estos problemas de seguridad careciendo de un marco normativo que nos otorgue la capacidad jurídica de actuación, sin una protección legal que ya deberíamos ostentar, además de no contar con el amparo jurídico del que disfruta un funcionario público", vienen avisando los agentes adscritos a la APPA.

Y enumeran sus carencias para abordar esta peligrosa situación: "plantillas muy insuficientes, realizando servicios de patrullas en solitario, con una falta absoluta de medios de protección tanto individual como colectivas, sin una dotación de vehículos adecuada o careciendo de una formación reglada y de calidad".

El colectivo de Policía Portuaria está realizando un llamamiento a la desesperada para alertar de su situación, "desatendida durante años por la Administración Pública de Andalucía", consideran en un comunicado enviado a diariodehuelva.es.

Durante años, han explicado ahora, "los diferentes Gobiernos de la Junta de Andalucía nos han tenido en situación de desamparo y a merced de organizaciones criminales y bandas organizadas dedicadas al narcotráfico".

El colectivo de agentes portuarios advierte ya que "el problema de inseguridad a día de hoy es insostenible, y no afecta exclusivamente a los miembros de la Policía Portuaria sino que también lo hace a la seguridad diaria de los usuarios y ciudadanos que utilizan nuestros Puertos o que deambulan por los mismos".

Los puertos, antaño convertido en zonas de paseo y asueto ciudadano, se están convirtiendo poco a poco en territorio hostil para los paseantes o aficionados a la contemplación náutica. Sobran los testigos, que dicen en el argot.

Los agentes han señalado que en el Parlamento de Andalucía "ya se ha hecho un primer llamamiento con la ayuda de los grupos parlamentarios de Ciudadanos y VOX, que son los únicos que por el momento han tenido la amabilidad de recibir nuestras demandas y escucharnos. Ambos grupos han resultado asombrados en las primeras tomas de contacto por la desprotección padecida por nuestro colectivo y han expresado su voluntad para conseguir revertir esta realidad".

Desde la delegación sindical de los agentes portuarios andaluces "queremos señalar que nuestro único propósito es poder trabajar con dignidad, prestar un servicio policial de calidad y poder brindar un servicio profesional de seguridad a nuestros ciudadanos. Por eso reclamamos y demandamos enérgicamente a nuestros parlamentarios y al Gobierno actual de la Junta de Andalucía que legislen y regulen esta situación que comienza a ser insostenible y escandalosa.

El sistema portuario andaluz cuenta con 37 instalaciones portuarias repartidas por todo su territorio, encontrándonos con puertos de actividad comercial, pesquera y recreativa.

En Huelva hay que contabilizar los puertos de Ayamonte, El Rompido (Cartaya), El Terrón (Lepe), Isla Cristina, Mazagón, Punta Umbría, Sanlúcar de Guadiana, Puerto Marina de Nuevo Portil (Cartaya).

En peligro el uso comercial y recreativo de los puertos

En los puertos andaluces se desembarcan anualmente más de 40.000 toneladas de pescado, que suponen una recaudación cercana a los 150 millones de euros para el sector. Cada año se comercializan más de 7 millones de toneladas de mercancías. También se posee la gestión de más de 5.000 atraques deportivos. Contando con innumerables empresas íntimamente relacionadas con nuestros puertos, empresas dedicadas a la comercialización pesquera, relacionadas con el sector náutico-deportivo o numerosos locales dedicados a la restauración, hostelería y al ocio, que hacen uso de estos recintos portuarios andaluces un paso diario de miles de usuarios, trabajadores y ciudadanos.

Un uso comercial y recreativo y civil que obviamente resulta incompatible con lo que en muchos casos se está viviendo ya: el desembarco de alijos de droga cada vez más regulares.

La Junta de Andalucía ha apostado recientemente por políticas que establezcan sus puertos como infraestructuras esenciales para nuestra economía y sigan afianzándose como un pilar fundamental para el impulso de la riqueza y el desarrollo de nuestra comunidad. De ahí que el colectivo pida ya la necesaria "Ley del Cuerpo de Policía Portuaria de Andalucía".

El narcotráfico desborda a los agentes de la APPA en los puertos de Huelva