jueves. 18.08.2022
El tiempo

Matsa oculta un accidente en sus instalaciones de Mina Magdalena desde el mes de enero

El ocultismo de Aguas Teñidas denunciado por CC OO, UGT y el Delegado Minero dinamita el Comité de Seguridad e Higiene. Los sindicatos suspenden su participación en el órgano y advierten de graves irregularidades laborales, sanitarias (no se cumple el RD 665) y de seguridad.
Matsa oculta un accidente en sus instalaciones de Mina Magdalena desde el mes de enero

(Vídeo: Emanación de gases al amanecer sobre Valdelamusa, en Almonaster-Cortegana)

A pesar de la buena marcha y los buenos números que ofrece Mina de Aguas Teñidas en su balance de gestión 2017, la empresa, propiedad de los grupos internacionales Mubadala (Abu Dabi) y Trafigura (Suiza), no acaba de estabilizar sus relaciones laborales. El último conflicto interno entre la empresa y los representantes sindicales se acaba de saldar con la suspensión de la participación de los trabajadores en el Comité de Seguridad e Higiene, un órgano esencial para garantizar la seguridad de la explotación minera y las condiciones de salubridad en las que los operarios desarrollan su actividad.

Se da la circunstancia de que esta vez del órgano de información, análisis y debate de Matsa, además de Comisiones Obreras y UGT, se ha levantado el Delegado Minero, una figura (independiente y elegida por los trabajadores) de control que vela por la seguridad interior y exterior de la instalación minera, incluido el uso de explosivos y emisión de gases. Éste salió de la última reunión tras comunicar a la empresa que no recibe información (fiable) y considera que “es el último en enterarse de lo que ocurre”, según han explicado algunos asistentes al encuentro.

Los delegados sindicales basan su decisión en la “falta de transparencia por parte de la Dirección de Matsa y la ocultación una y otra vez de accidentes”. En concreto, citan un grave percance ocurrido en Mina Magdalena a primeros de enero, cuando una gran pala de laboreo minero llegó a colisionar con un vehículo ligero con grave riesgo de aplastamiento para los trabajadores”. Además, los representantes de los trabajadores denuncian falta de participación y falta de confianza en Matsa, que, dicen, mantiene un comportamiento irresponsable ocultando accidentes y graves incidencias en la salud de la plantilla que desempeña su labor en la mina. “A día de hoy y desde hace bastante tiempo no se cumplen los parámetros exigidos en dicho Comité de Seguridad e Higiene y que marca la legislación vigente en esta materia”, aseguran desde el órgano sindical.

Desde CC OO y UGT se muestran muy preocupados porque los responsables de la empresa minera, que acaba de batir récord de facturación y beneficios en 2017, no dan cumplimiento y aplican el Decreto 665, un documento y reglamento nacional desarrollado para garantizar la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos durante el trabajo.

Ya ha habido casos de contaminación por mercurio y arsénico (ambiental) en la explotación. Y, aseguran desde el Comité de Empresa, hay un importante número de trabajadores expuestos diariamente a radiaciones para lo que no están formados ni adaptados tal y como marca la normativa y el Consejo de Seguridad Nuclear. Por eso, subrayan los delegados sindicales, “estamos recomendando a los trabajadores y trabajadoras tanto de la plantilla matriz de Matsa como de las empresas subcontratadas que se hagan analíticas de contraste y no confíen solamente en las que les facilita la empresa minera”.

Exposición a radiaciones y metales pesados

Previamente, la sección sindical de Comisiones Obreras en Mina de Aguas Teñidas aclaró que ha detectado que en la empresa minera no se están haciendo correctamente las analíticas y aplicando en su integridad el protocolo de detección de metales pesados en el organismo de los trabajadores expuestos a contaminantes como arsénico y mercurio, entre otros. Los representantes sindicales de los trabajadores han llegado a esta conclusión después de mantener varias reuniones y encuentros con especialistas en la materia tras los positivos por mercurio y arsénico (ambiental) reconocidos en el último año por la compañía y que ha obligado a cambiar los protocolos de medición por parte de la empresa.

En el transcurso del último encuentro se puso de manifiesto el riguroso protocolo que se emplea en otras empresas del metal y que difiere del que se sigue en Matsa puesto que en la mina sólo se continúa con el protocolo cuando los niveles de creatinina son anormalmente altos. Según este proceder, las analíticas de los operarios deben hacerse en el último día de trabajo de un ciclo de siete, en el caso de la detección del mercurio, y analizar la orina continuada durante todos los días. Con el proceder actual, entienden que los resultados pueden ser menos fiables porque no se respetan los tiempos y se trabaja aleatoriamente.

Desde el órgano de representación sindical también advierten sobre las grandes emanaciones de polvo en suspensión (cargado de partículas -y ultrafinas- y metales pesados muy nocivas) que están lanzándose a la atmósfera, sobre todo en el área de trituración, y que impactan sobre todo en la zona rural vecina de Valdelamusa. Las emanaciones se producen principalmente al amanecer, que es cuando son más visibles. Asimismo, aseguran que las instalaciones se encuentran muy afectadas por estas concentraciones de polvos tóxicos, por lo que exigen mayor implicación de Matsa a la hora de mantener los lugares de trabajo en las mejores condiciones posibles dentro de lo que es una explotación minera.

Desde primeros de 2018, los sindicatos CC OO y UGT vienen denunciando "malas prácticas" en Matsa: no respetar la normativa laboral española, incumplir los reglamentos de seguridad e higiene en el trabajo, imponer horarios excesivos de forma unilateral.

Hace un trimestre el portavoz de Industria de CC OO, Juan Díaz, desveló que había interpuestas denuncias y reclamaciones y advirtió que el número de accidentes laborales es importante, alguno de gravedad, y con más frecuencia en las industrias auxiliares que operan con la compañía minera. Algunos de los accidentes contabilizados han sido hasta por el uso de explosivos, con intervención incluso de la Guardia Civil y, sin embargo, “el comité de empresa y los trabajadores no han sido informados del asunto”. Díaz explicó que con Trafigura “ya íbamos mal, pero con la entrada de Mubadala todo ha empeorado”.

Al mismo tiempo, el presidente del comité de empresa, Félix Rastrojo Ponce, trasladó a la directora general, Audra Walsh, un escrito en el que mostraba la preocupación sindical “por la continua política de desnacionalización de empresas contratistas llevada a cabo por Matsa, rompiendo con su política de círculos concéntricos”. Esta desnacionalización ha aumentado y los trabajadores temen que continúe para incrementar la obtención de dividendos.

Matsa oculta un accidente en sus instalaciones de Mina Magdalena desde el mes de enero