viernes. 09.12.2022
El tiempo

¿Esquivará Bernardo Montoya la prisión permanente?

La cuarta jornada del juicio contra Bernardo Montoya por el crimen de la profesora zamorana Laura Luelmo ha concluido con la intervención del acusado, que ha hecho uso de su derecho constitucional a la última palabra.
¿Esquivará Bernardo Montoya la prisión permanente?

La cuarta jornada del juicio contra Bernardo Montoya por el crimen de la profesora zamorana Laura Luelmo ha concluido con la intervención del acusado, que ha hecho uso de su derecho constitucional a la última palabra. Hasta ahora las palabras que se le habían oído al reo eran monosílabos exculpatorios a su llegada a la Audiencia en el furgón policial. Y lo ha vuelto a hacer igual además de no reconocer los hechos de los que se le acusa.

Según ha informado el TSJA, en la sesión de tarde, la Fiscalía, las acusaciones que ejercen la familia y la Junta de Andalucía y la defensa del investigado han presentado sus informes finales.

También se ha visto y presentado informes de médicos forenses sobre el estado psiquiátrico del acusado.

Tanto el Ministerio Público como la Junta de Andalucía han mantenido las peticiones de pena incluidas en sus respectivos escritos de conclusiones provisionales, mientras que la acusación que ejerce la familia ha elevado las penas que solicitaba inicialmente.

Cabe recordar que la Fiscalía, ha considerado que los hechos constituyen un delito de detención ilegal, un delito de agresión sexual y otro de asesinato, y entiende que además existen agravantes de género en el caso del delito de agresión sexual y la de reincidencia en el de asesinato. De hecho, Montoya tiene tras de sí un largo historial por delitos de sangre y agresión. Por todo ello procede imponer a Montoya 20 años por el delito de detención ilegal, doce por agresión sexual y prisión permanente revisable por el asesinato de Laura Luelmo.

El relato de los hechos dibuja a Montoya como un verdadero criminal, despiadado, que sorprende a la víctima, la mete a la fuerza en su casa, la golpea, deja malherida y la agrede sexualmente.

Después de someterla a sufrimientos la mete en el maletero de su coche y arroja el cuerpo en Las Mimbreras. El cuerpo aparece el 17 de diciembre de 2018, cinco días después de su desaparición, y Montoya es detenido después y está entre rejas desde el 21 de diciembre de 2018.

La acusación particular, ejercida por la familia de la joven y por la Junta de Andalucía -como acusación popular- también solicitan la prisión permanente para Bernardo Montoya.

El magistrado-presidente del juicio entregará este viernes a las 10,00 horas el objeto del veredicto a los miembros del jurado, que se retirarán entonces a deliberar sobre la culpabilidad (o no) del acusado.

Por otra parte, recordar que el tribunal emitió un auto que justifica que el juicio por el brutal asesinato de Laura Luelmo se celebrara a puerta cerrada. Una medida excepcional que se justifica atendiendo a la Constitución y a la Ley Orgánica del Poder Judicial porque “concurren razones de orden público o de protección de derechos y libertades”. El auto priorizó el derecho de la víctima a no ver incrementados los padecimientos inherentes a la pérdida sufrida, con el daño moral derivado de la exposición pública de una serie de hechos” que se verán en el proceso.

Se temía la reacción del "circo mediático" y por eso se evitó ese paseíllo público de documentos judiciales muy sensibles.

¿Esquivará Bernardo Montoya la prisión permanente?