martes. 07.02.2023
El tiempo

La hostelería ve la apertura de 20 h. a 22.30 h. como "un caramelo envenenado"

Desde BARECA lamentan el duro golpe que ha recibido, una vez más, el sector hostelero. Prefieren mantener cerrados los establecimientos hasta las 18 h. como se viene haciendo hasta ahora
La hostelería ve la apertura de 20 h. a 22.30 h. como "un caramelo envenenado"

El sector de hoteles, restaurantes y cafeterías no ha tardado en reaccionar a las últimas medidas anunciadas por la Junta de Andalucía para frenar la pandemia.

La Asociación Provincial de Bares, Restaurantes y Cafeterías de Huelva (BARECA) toma medidas urgentes.

Rafael Acevedo, presidente de BARECA, tras la reunión urgente que han mantenido este viernes en la asociación, lamenta el duro golpe que ha recibido, una vez más, el sector hostelero. "El virus no ha nacido en la hostelería y no debemos seguir recibiendo estos palos por parte de la Junta".

BARECA asegura que esas dos horas y media más de apertura de la Junta es "un caramelo envenenado". Y prefieren mantener cerrados los establecimientos hasta las 18 h. como se viene haciendo hasta ahora.

"Necesitamos un plan urgente de rescate para que nos ayuden económicamente. Anoche recibí llamadas de hosteleros con lágrimas en los ojos porque no pueden aguantar más. Esperaban ver la luz a final del túnel desde el día 10 y ha ocurrido todo lo contrario. Es una época vital que podría habernos servido de revulsivo para paliar las pérdidas de estos meses y sin embargo, siguen con las restricciones. Estamos ahora peor que antes".

El sector estima pérdidas de más del 75%  con las actuales condiciones. "Muchos nos quedaremos en el camino si no llega un plan de rescate rápido", lamenta Rafael Acevedo.

El sector HORECA pide la dimisión de Juanma Moreno

Ante las restricciones anunciadas ayer por el presidente Juanma Moreno, de cara a las fechas de Navidad, la Federación Horeca, que integra a las ocho asociaciones provinciales de la región y representa a más de 250.000 trabajadores y 55.000 empresas, ha asegurado que "la hostelería andaluza rompe todo tipo de relación con la Junta de Andalucía por su maltrato evidente y continuado al sector, al que no ha dudado en señalar desde el punto de vista institucional como una actividad de riesgo aún a pesar de las evidencias científicas aportadas por el propio Ministerio de Sanidad que demuestran que no es así".

La hostelería andaluza pide la dimisión del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, por su gestión de las restricciones, "que ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia y la buena voluntad de la hostelería". Y también, dicen, por la utilización política que ha hecho de este sector, al que no ha ayudado a compensar las enormes pérdidas acumuladas en la pandemia ni con un plan de rescate largamente pedido ni con medidas de relajamiento de horarios que han estado en sus manos y que ha decidido no aplicar, soslayando los ejemplos de otras zonas de España que se han demostrado absolutamente eficaces.

La hostelería andaluza afirma que "no puede aceptar en ningún caso un continuo atropello por parte del Gobierno andaluz, ni la falta de rigor en la motivación de sus decisiones, ni la falta de respaldo científico para ordenar el cierre de la hostelería de 18 a 20 horas durante todo el periodo de Navidad. La desafortunadísima frase del presidente de la Junta de que la gente “se relaja más” de 18 a 20 horas no resiste el más mínimo análisis científico ni político; y constituye una falta de respeto a los más de 250.000 trabajadores del sector en Andalucía".

La Junta de Andalucía ha decidido sacrificar a la hostelería, un sector que sólo pide poder trabajar. La hostelería tiene memoria y no va a olvidar esta nueva afrenta sin motivo y totalmente inesperada de un gobierno regional que no ha sabido estar a la altura y que ha optado por condenar a todo un sector productivo a ver recortada su actividad en las fechas navideñas basándose en un argumento puramente subjetivo.

La hostelería andaluza anuncia movilizaciones en el conjunto de Andalucía para protestar por lo que es una utilización política de un sector que emplea a más de un cuarto de millón de andaluces y representa más del 7% del PIB regional.

"El abandono de la hostelería por parte de las instituciones es descorazonador. La hostelería no ha sido escuchada por los responsables de la Junta de Andalucía en la llamada de auxilio que se lleva haciendo desde el pasado mes de marzo. Nueve meses después, queda claro que no existe empatía ni compromiso por salvar a una actividad cuya importancia económica queda fuera de toda duda y cuyo comportamiento ha sido y es ejemplar en todos los ámbitos.

Horeca Andalucía quiere expresar su solidaridad con todos los empresarios y trabajadores de la comunidad, que viven estos días una incertidumbre total sobre el futuro a corto plazo de sus negocios y de su manera de ganarse la vida. La federación continúa trabajando sin descanso por los intereses legítimos de más de un cuarto de millón de  andaluces que se sienten hoy abandonados por su gobierno regional.

La hostelería ve la apertura de 20 h. a 22.30 h. como "un caramelo envenenado"