lunes. 26.09.2022
El tiempo

El Hospital de Riotinto participa en un estudio nacional para reducir la inflamación venosa

El objetivo de este proyecto multicéntrico es evitar los casos de inflamación de la vena asociados al uso de catéteres y las posibles infecciones
El Hospital de Riotinto participa en un estudio nacional para reducir la inflamación venosa

El Hospital de Riotinto, integrado en el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, ha iniciado este año su participación en el proyecto multicéntrico ‘Flebitis Zero’, una iniciativa a nivel nacional que persigue la aplicación de buenas prácticas en el proceso de cateterismo venoso periférico (CVP) con la finalidad de mejorar la seguridad en la atención al paciente y evitar la flebitis, es decir, la inflamación de la vena, así como las infecciones asociadas.

La primera fase del estudio, coordinado por el servicio de Medicina Preventiva en colaboración con la dirección de Enfermería del hospital, ha consistido en cuantificar la tasa de incidencia de la flebitis vinculada a catéter venoso periférico y los factores relacionados, para posteriormente establecer los mejores criterios asistenciales y una práctica homogénea que sirva de referencia a partir del resultado del trabajo realizado por todos los centros participantes, que ya ascienden a un total de 40.

En España se realizan unos 3,3 millones de catererismos venosos al año, registrándose unas 407.000 flebitis, lo que supone una tasa de incidencia de alrededor del 12%, muy por encima del 5% que se considera como normal por la comunidad científica.

En el caso del Hospital de Riotinto, durante las últimas semanas se han recogido los datos relativos a los pacientes atendidos en las unidades de Medicina Interna, Cirugía y Traumatología, estando previsto que progresivamente se vaya extendiendo a la totalidad de servicios en que es necesaria esta actividad asistencial, según informa la Junta en una nota.

Según el trabajo previo efectuado, el centro comarcal presenta una frecuencia de flebitis del 4,17%, siendo además de carácter leve (definida como flebitis en inicio). Se trata de una cifra por debajo de la tasa determinada como aceptable, si bien la intención del hospital es ir mejorando estos resultados conforme avance en el estudio.

Para ello, tras esta fase de diagnóstico de situación se va a proceder a la implantación de un plan de seguridad, consistente, por un lado, en la formación del personal de enfermería en seguridad del paciente y, específicamente, en flebitis; y, por otro, en una intervención estandarizada que conlleva el establecimiento de medidas relacionadas con la indicación, inserción, mantenimiento y retirada del catéter.

Hasta el momento se han impartido ya dos talleres formativos y siete profesionales de la división de Enfermería han recibido conocimientos acreditados con el objetivo de que actúen como motor de la estrategia para la mejora de las buenas prácticas en este ámbito en función de la evidencia científica.

Con ello se persigue garantizar un acceso venoso seguro, eficaz y mínimamente agresivo para el paciente disminuyendo la variabilidad en los cuidados; prevenir y reducir los eventos adversos ligados al procedimiento de colocación y mantenimiento del CVP, y promocionar el análisis y evaluación de las medidas instauradas favoreciendo la mejora continua. A nivel general también se fomenta el impulso de las medidas preventivas en el  marco de la atención sanitaria, una asistencia centrada en el paciente, la participación y el trabajo en equipo, la profesionalidad y la actuación sobre la base de la evidencia científica  actual y, en definitiva, la mejora de los cuidados que se ofrecen a los pacientes.

El estudio está financiado por la Fundación ‘Tecnología y Salud’ mediante un convenio con la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene, y se encuentra coordinado por el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Estrategia de seguridad del paciente

La realización de esta investigación, que también cuenta con la presencia de hospitales de la provincia de Granada, se enmarca en la estrategia para la seguridad del paciente, un proyecto de la Consejería de Salud de la Junta que considera el acceso a la atención sanitaria segura como un derecho básico del ciudadano. Esto conlleva el análisis de los posibles riesgos que pueda presentar el usuario durante su proceso asistencial, instaurándose así medidas que eviten efectos adversos y aporten excelencia en los cuidados.

Su desarrollo en el Hospital de Riotinto está ligado además a uno de los elementos centrales de esta medida, la iniciativa higiene de manos, a través de la cual se persigue concienciar a profesionales y usuarios de la importancia de esta actuación para mejorar la seguridad de los pacientes, evitando la transmisión de infecciones. Desde el centro comarcal se está procediendo a analizar la adherencia de sus profesionales a esta iniciativa y a lo largo de este año se realizarán numerosas actividades de formación.

En este sentido, hay que recordar que tanto el Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva en su conjunto como el Hospital de Riotinto de forma específica cuentan con el distintivo ‘Manos Seguras’, que concede el Observatorio para la Seguridad del Paciente, dependiente de la administración sanitaria andaluza, en reconocimiento a sus actuaciones con vistas a implantar entre los profesionales una adecuada higiene de manos, a partir de las recomendaciones al respecto de la Organización Mundial de la Salud.

El Hospital de Riotinto participa en un estudio nacional para reducir la inflamación venosa