jueves. 29.09.2022
El tiempo

La economía de la aldea resurge con el regreso de la Virgen del Rocío

La alicaída economía en la aldea de El Rocío ha vuelto a resurgir al abrigo de la bendita imagen, que regresó a su Santuario marismeño el pasado 29 de mayo.

285457022_5095521293830270_8951003325443608959_n
La Virgen del Rocío días antes de la Romería de Pentecostés
La economía de la aldea resurge con el regreso de la Virgen del Rocío

     La Virgen del Rocío es un faro de la fe mariana en todo el mundo. Pero más allá de la dimensión espiritual y sentimental que tiene para los católicos, su peso en la economía tiene una incidencia capital en el núcleo urbano al punto que tiene y mayor peso que otros elementos macroeconómicos como el IPC (Índice de Precios al Consumo) o las crisis financieras por poner dos ejemplos prácticos. 

     Los comercios de El Rocío reconocen haberlo pasado muy mal durante los casi dos años que la Pastora almonteña tuvo que pasar en Almonte a consecuencia de la pandemia. Pero más allá del factor sanitario y de las restricciones que conllevó, la presencia de visitantes desciende de manera abrupta cuando la imagen permanece fuera de su templo marismeño

WhatsApp Image 2022-05-16 at 1.36.33 PM
La Virgen del Rocío durante los dos años que estuvo en Almonte

     Para más inri, los empresarios indican que el otro factor clave es el poder adquisitivo de la clientela. Durante la estancia de la imagen en la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción en Almonte, al Al Rocío siguieron llegando cada día decenas de autobuses para conocer el escenario en el que tiene lugar la Romería del Rocío, las marismas de Doñana que miran a la Ermita o el entramado urbano con calles sin asfaltar y con esas casas de hermandad con ese estilo arquitectónico tan particular. No obstante, el visitante que desembarca en estos viajes concertados suele tener contratado los servicios de catering en los hoteles donde se hospedan, por lo que el consumo en los bares y restaurantes es infinitamente menor que el que pueden hacer quienes acompañan a las hermandades o o peregrinan para ver a la Blanca Paloma. Son estos últimos clientes, señalan los bares, quienes suelen desayunar o tomarse algo en su visita, lo mismo que quienes pernoctan en las casas, cuyo número se multiplica cuando la virgen preside su santuario. 

     Negocios como Mi Lola Punto Flamenco consideran que la presencia de la patrona almonteña es un factor transcendental para la supervivencia de los negocios de la aldea, al punto de “el 80% de la clientela” que arriba a la aldea depende de su estancia en el Santuario”. 

     Y todo ello sin contar las fechas claves como la Romería, El Rocío Chico o la Candelaria en los que se concentra el grueso de visitante a las marismas. Nuria Pancho, propietaria del comercio destaca que la presencia de la virgen triplica las visitas de las personas que tienen casa en la aldea.

     La restauración (bares y restaurantes) son otros de los comercios que añoran este “turismo”. Los mayores vienen en visitas concertadas mientras que quienes tienen casa suele desayunar fuera e incluso pide comida a domicilio o adquiere los productos que se le olvidó traer de casa.    

     Pero si un sector se ve especialmente favorecido por el regreso de la Virgen del Rocío es el sector inmobiliario. Sólo durante la Romería se estima que sólo en alquileres se movilizan más de tres millones de euros. La cifra es el resultado de estimar que, grosso modo, de las 3.600 viviendas con las que cuenta el parque inmobiliario de la aldea, en torno a un 15% de ellas suelen ponerse en alquiler durante la romería a precios que oscilan entre los 6.000 o 7.000 euros. Pero es que durante las peregrinaciones extraordinarias o como Fiestas de la Luz, la presencia de la imagen mariana es un factor crucial para el movimiento del sector inmobiliario. 

El precio de los hospedajes se multiplica

     El Hotel Palacio Doñana, Hostal Rural La Fonda del Rocío, el Hostal Puente del Rey, Hospedería El Cazadero Real o el Hotel la Malvasía han duplicado la demanda de hospedajes con respecto a los meses en los que la Virgen del Rocío se encuentra en Almonte.

    Este año la pandemia puede distorsionar las cifras y sus análisis pues, para más inri, intervienen otros factores macroeconómicos ajenos a la ley de la oferta y la demanda. En efecto, factores como el desmesurado aumento del Indice de Precios al Consumo (IPC) o del Salario Mínimo Interprofesional conllevan un inevitable alza a los precios. No es menos cierto, sin embargo, que el fuerte aumento que experimenta la demanda ha conllevado un incremento de precios de un 20% más.

Vista aerea de El Rocío
Vista aerea de El Rocío

La economía de la aldea resurge con el regreso de la Virgen del Rocío