martes. 21.05.2024
El tiempo

Las casas-discotecas en El Rocío, un lucrativo negocio ajeno a la fe

Las casas-discotecas en El Rocío enfrentan a inquilinos y vecinos. Algunas inmobiliarias ponen en marcha medidas disuasorias para frenar el crecimiento de este modelo de turismo que pervierte la esencia de la aldea
Alquiler Casa en el Rocio
Alquiler Casa en el Rocio
Las casas-discotecas en El Rocío, un lucrativo negocio ajeno a la fe

     Las denominadas casas-discotecas en El Rocío se han convertido en un lucrativo negocio inmobiliario que tiene como damnificados a los vecinos que pretenden conciliar el sueño y aquellos que buscan preservar la aldea como un lugar de culto en el que las sevillanas sigan siendo el único himno que impere en este icónico enclave de Doñana. 

     El Covid representó un duro varapalo para los propietarios que tienen estas viviendas como modo de inversión y quieren sacarle rentabilidad mediante el alquiler para los fines de semana y fechas claves en el calendario rociero como la Romería, El Rocío Chico, la Fiesta de la Luz o las peregrinaciones extraordinarias. 

     Con la Virgen del Rocío en el municipio almonteño, la demanda de alquileres cayó de manera abrupta. Quienes en antaño ingresaban en el peor de los casos más de 10.000 euros anuales por su vivienda, comprobaron como la pandemia les privaba de una jugosa fuente de ingresos que, en muchos casos, se presumían vitales para garantizar su calidad de vida e incluso afrontar las cargas que pesan sobre estos activos (hipotecas, Impuesto de Bienes Inmuebles; así como reformas de mantenimiento).

El Rocío en una foto aérea
El Rocío en una foto aérea

     Entre tanto y con el cierre del ocio nocturno un buen número de jóvenes buscaron alternativas para reunirse y fue en ese momento cuando la demanda se disparó. No obstante, hay profesionales que consideran que este tipo de negocios son pan para hoy y hambre para mañana pues “devalúan” el destino turístico y la singularidad de El Rocío, convirtiendo a aldea en una sucesión de casas discoteca.

     Desde Inmobiliaria María se blindan contra este modelo de negocio. Su gerente, Francisco Delgado, insiste que “filtran este tipo de cliente” puesto que ni él como profesional ni sus clientes “toleran este tipo de fiestas que suelen descontrolarse” en la madrugada. 

     Para ello cuando se acercan jóvenes a alquilar las casas les pido una “fianza equivalente al alquiler de la casa” que suele rondar entre los 600 y los 1.000 euros el fin de semana”. Además, les exige una “fotocopia del DNI del arrendador y de todos los inquilinos que van a ocupar la casa y este contrato se pasa a la Policía Local”. Son medidas disuasorias, apunta, porque este tipo de clientes “vienen con lo justo” a nivel económico y no tienen posibilidades de hacer frente a fianzas de este tipo. 

   Las quejas de los vecinos se dispara en los últimos meses

      El incremento en verano de las casas-discotecas ha multiplicado el numero de quejas entre los vecinos que censura la imposibilidad de conciliar el sueño y un deterioro de la calidad de vida en la aldea.

     Para más inri, la Policía Local se ha mostrado incapaz de poner freno a esta práctica. Cuando los agentes acuden ante las reiteradas llamadas de los vecinos, sus moradores no abren la puerta y en estos casos sólo les queda cursar la preceptiva denuncia. En efecto, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no pueden acceder al interior del inmueble al ser aplicable en estos casos el artículo 553 de la Ley de enjuiciamiento criminal que determina que sólo pueden acceder a la fuerza a una vivienda privada cuando exista un flagrante delito o cuando un delincuente se refugie en el inmueble.   

 

Comentarios