viernes. 01.03.2024
El tiempo

Llega una 'ola de calor' a Huelva con 32º en pleno otoño

Desde hoy un frente, pero de altas, altísimas presiones, dejará los cielos sin una nube, despejados, y provocará un ascenso térmico que nos recordará más bien a los meses de julio o agosto, en plena canícula en Huelva.
Llega una 'ola de calor' a Huelva con 32º en pleno otoño

Que el clima de Huelva se ha vuelto cada vez más hostil es un hecho. Lo hemos vivido hace poco, con las inundaciones de Lepe, Cartaya y toda la Costa occidental de Huelva. Eso fue el día 23 de septiembre. Y tendríamos que estar en otoño y viendo llover. Pero ocurre todo lo contrario.

A partir de hoy 6 de octubre un frente... pero de altas, altísimas presiones dejará los cielos sin una nube, despejados, y provocará un ascenso término que nos recordará más bien a los meses de julio o agosto, en plena canícula.

Huelva llegará a los 32 grados junto a sus 'hermanas térmicas' de Sevilla y Córdoba.

Así por lo menos lo prevé la Agencia Estatal de Meteorología.

Y eso que este pasado domingo un frente (leve, eso sí) dejó lluvias por toda la provincia de Huelva. O que hace apenas 3 días Aroche marcó la mínima de España con 7º grados en la zona del Mustio.

Cabe recordar que Agosto 2021 ha sido más cálido de lo normal. Huelva ha sido una de las zonas más calurosas, según constata la Agencia Española de Meteorología.

La anomalía de temperatura en Huelva roza 1º, 0,7º en concreto. Y eso es mucho calor para un solo mes en una provincia como la onubense, de origen atlántico.

A este ritmo las lluvias torrenciales (la riada de la Costa del pasado 23 de septiembre como síntoma) sequía, la deforestación, el aumento de los incendios forestales, la pérdida de suelo agrícola, la subida del nivel del mar y la desertificación están aseguradas para dentro de 40 años.

Y eso preocupa, y mucho, en el sector agrícola, porque la degradación de las tierras de zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas resultante de diversos factores, tales como las variaciones climáticas y las actividades humanas amenazan el futuro de comarcas enteras y miles de puestos de trabajo.