miércoles. 10.08.2022
El tiempo

Aumentan los casos de maltrato y abandono animal en la provincia

La educación desde primeras edades es fundamental, la empatía y el respeto a los animales. Las protectoras, asociaciones y voluntarios abogan también por hacer funcionar las leyes existentes "realmente" y que "haya penas de cárcel por ello".
Aumentan los casos de maltrato y abandono animal en la provincia

"Cada vez son más, y más crueles". En esta afirmación coinciden decenas de asociaciones y protectoras de animales de la provincia onubense que denuncian que "el abandono no está realmente penado, debería ser más perseguido por la ley, además de tomar más conciencia de ello desde pequeños y, para ello, educar en el respeto".

En las últimas semanas, se han multiplicado los casos de abandono difundidos por redes sociales y por las propias entidades e instituciones, como los cuerpos de Policía de localidades como Lepe o Aljaraque. Y es que el abandono de animales domésticos o amansados es un delito según el Código Penal. Puede ocasionar hasta seis meses de prisión si peligra la vida o integridad del animal.

La educación y concienciación "son la clave para acabar con los casos de maltrato y abandono", ha expuesto Lucía de la asociación  'La luz de Laura'. Esta se dedica a "rescatar perros mayores y/o enfermos, sobre todo de perrera, para poder cuidar de ellos y buscarles una familia que les devuelva su dignidad". 'La luz de Laura' posee un pequeño refugio en el que "nos dedicamos a recuperar a los perros mayores, de sus enfermedades, problemas derivados del abandono y el maltrato... Ahora mismo, entre el refugio y las casas de acogidas tenemos alrededor de 20 perros".

Lucía ha solicitado "más ayudas, pero sobre todo más concienciación porque cada vez hay más abandonos de las propias familias que han convivido con sus mascotas durante años y cuando llegan a la edad 'anciana' los abandonan. No hay derecho, deberían endurecer las penas para que este tipo de casos no se repitan".

En este sentido, se ha manifestado también Juana de 'Rociana Acoge'. "Es imprescindible que haya más conciencia de la situación que estamos viviendo. Cada vez hay más casos y nosotros (las personas que se dedican a rescatar y ayudar) no podemos con todo". 'Rociana Acoge' dispone de un pequeño refugio cedido por el Ayuntamiento, "en el que vamos ingresando los casos que podemos, los más débiles o con tratamientos especiales intentamos que se queden en casas de acogida para poder recuperarlos".

Los voluntarios que participan en asociaciones y protectoras se movilizan por redes sociales y grupos de Whatsapp. "Son nuestra herramienta más práctica. Así podemos difundir casos de abandonos, buscamos ayudas...", ha confirmado Elena de 'Hada', Juanjo o Isra (La tropa de Isra). Esta dinámica también es utilizada por protectoras como Puntanimals porque "es la forma más directa para poder llegar a más personas de forma directa", ha afirmado MariCarmen.

Y es que la situación en Huelva respecto al abandono "es crítica, diría que de los 17 años que llevo en esto, es la peor época que estamos viviendo. Cada vez hay más abandonos, más casos de maltrato y de familias que abandonan a sus propias mascotas. Es lamentable", ha expuesto Lucía de 'Luz de Laura'.

Tristemente es una afirmación que se repite en cada asociación y protectora consultada. Por ello, desde estos colectivos se pide "el endurecimiento de las penas en primer lugar, y que se dedique un espacio en la educación para poder concienciar y educar desde pequeños para evitar el maltrato y el abandono".

Guadalupe García, de la asociación 'Con uñas y dientes' (La Redondela-Lepe), ha explicado a diariodehuelva.es que "yo creo que no es que haya aumentado el número de casos, es que ahora se conocen más y desgraciadamente antes se veía como normales. Por fortuna, la sociedad va cambiando y ahora sí estamos más concienciados contra el maltrato animal".

Gema Carrasco, desde Isla Cristina, también coincide en que "no hay más abandono, cada vez somos más las personas que rescatamos por eso es más visible". En sus inicios, "comencé rescatando y ayudando, pero luego me di cuenta que una de las pocas soluciones era la castración y en ello andamos", ha apuntado. "Hay veces en las que estamos saturados. Yo en mi caso lo hago sola y voy pidiendo ayudas para poder afrontar los gastos, alimentar las colonias que vamos castrando como podemos, visitas a veterinarios...".

Rosa de la protectora de Almonte ha advertido que "cerrará próximamente por falta de ayuda y voluntarios. Estamos intentando buscar familias a los animales que tenemos y poder ofrecerles esa ayuda". Los voluntarios de Almonte han explicado a diariodehuelva.es que "la zona del Condado es criminal, hay perros por todos lados, aún no hay conciencia de familia sino de animales sin más derechos". Tal y como ha comentado Rosa, "en la época navideña yo nunca doy ningún cachorro, quien quiere un perro o gato puede esperar, porque al final son los animales que rescatamos en verano". La Navidad siempre ha sido una de las épocas en las que más animales han llegado a casa como ‘regalo’, aunque también es cierto que es de las más críticas en cuanto a tasa de abandono (junto con las vacaciones estivales).

Por ello, todos los voluntarios coinciden en que "la educación desde primeras edades es fundamental, la empatía y el respeto a los animales; y hacer funcionar las leyes realmente porque la gente no las cumple y se sigue abandonando y maltratando sin sanción ni cárcel".

Las leyes contra el maltrato

Según el Código de Protección y Bienestar Animal publicado en el Boletín Oficial del Estado, concretamente el artículo 337 del Código Penal español reformado en 2015 califica como delito el maltrato animal injustificado que afecte gravemente la salud. También los casos de explotación sexual. 

Esta legislación establece penas de prisión de tres meses a un año. También se procederá a la inhabilitación para el ejercicio de la profesión, oficio o comercio relacionado con animales y para la tenencia de animales.

La ley protege a animales domésticos, que no vivan en estado salvaje o hayan sido domesticados. En caso de muerte del animal, la prisión será de entre 6 a 18 meses de prisión e inhabilitación de hasta cuatro años. Cuando estos casos van a la justicia se debe demostrar que hubo intención y que el maltrato fue injustificado. Será el juez el que decida si sanciona o archiva la denuncia. 

El abandono de animales domésticos o amansados es un delito según el Código Penal. Puede ocasionar hasta seis meses de prisión si peligra la vida o integridad del animal. Esta ley exige un permiso para la tenencia de animales que, aunque fácil de tramitar, podrá ser retirado en caso de incumplimiento. Por cada perro o gato se hará un pago destinado al fondo contra el abandono y maltrato.

Endurecimiento de las penas

Está en estudio una modificación del Código Penal que aumenta las sanciones penales a seis años. Además, con esta modificación ya no solo estarían protegidos los animales domésticos, sino todo aquel vertebrado en libertad y salvaje.

Otra de las modificaciones, muy aplaudidas por las protectoras y asociaciones con las que diariodehuelva.es ha hablado, es que se penaliza el uso de otro animal para provocar el daño, y también si el maltrato lo hace quien debe cuidarlo, si forma parte de una actividad lucrativa o una organización criminal.  Los animales maltratados serán decomisados y se crea la pena de pérdida definitiva del derecho de propiedad o posesión.

Cada año, gracias a la presión del colectivo animalista, se va consiguiendo más logros en cuanto a endurecimiento de penas. En 2015 se firmó el Convenio Europeo de Protección de Animales de Compañía, ratificado por el Senado en 2017. Esta regulación destaca la relación de los animales de compañía con el ser humano y su valor para la sociedad.

Además de la gestión de los abandonos, también incluye aspectos sobre el uso de animales en publicidad y espectáculos, tenencia responsable y cría comercial. El convenio prohíbe la mutilación de la cola y orejas por razones estéticas. La desungulación o eliminación de garras y falanges de gatos, y la cordectomía para seccionar las cuerdas vocales en perros, no están permitidas.

Llamativo y lamentable ha sido el caso de los más de 200 chiguaguas encontrados con las cuerdas vocales seccionadas para "ocultar que era un criadero ilegal y sin humanidad", ha declarado Maricarmen de Puntanimals. Pero no solo se abandonan perros o gatos. Las asociaciones, protectoras y voluntarios también se encuentran con casos de hurones, conejos, caballos, burros e incluso animales exóticos. 

Por ello, sin duda, "la empatía, la educación y el endurecimiento de las penas, como último recurso, con las herramientas contra el abandono animal". Ayudar y ser ayudados con la empatía de buscar una vida mejor a los animales con los que convivimos.

Aumentan los casos de maltrato y abandono animal en la provincia