martes. 16.04.2024
El tiempo

El necesario silencio hacia la afición, un arma de doble filo para el Recreativo

La directiva del Recre no explicará públicamente los motivos de la continuidad de Claudio Barragán, para no perjudicar más la imagen del club.
El necesario silencio hacia la afición, un arma de doble filo para el Recreativo

No resulta fácil ser dirigente del Recreativo de Huelva en los tiempos que corren. Y menos aún en estos días. La decisión de no cesar a Claudio Barragán, fundada en criterios económicos y administrativos, no deportivos, ha encontrado la incomprensión de buena parte de la afición albiazul. Y el silencio del Consejo de Administración no contribuye, precisamente, a disipar las críticas.

Ningún dirigente recreativista ha salido a explicar los motivos de la continuidad del entrenador. Entre otras cosas, porque no deben hacerlo. La directiva del Recre ha sido muy transparente en aquellos asuntos en los que puede serlo -como con los casos de coronavirus-, pero airear públicamente los problemas financieros y burocráticos que han salvado la cabeza del técnico, perjudicaría la imagen del club.

Atrapado en un círculo vicioso

Porque tras una temporada de relativa calma institucional, el Decano vuelve a estar atrapado en ese círculo vicioso de deudas, juicios, embargos, impagos y denuncias que impiden el normal funcionamiento de la entidad. Y con la pandemia golpeando con fuerza a la economía de Huelva, el Ayuntamiento tiene más difícil que nunca justificar políticamente un nuevo y millonario rescate para el Recreativo.

Hablar sobre el césped

Así las cosas, al Consejo de Administración que preside Manolo Zambrano no le queda otra que morderse los labios y poner la otra mejilla. Y lo mismo cabe decir de la secretaría técnica que lidera Juan Antonio Zamora. Juntos han decidido apostar los escasos recursos económicos del Recre a la carta de mantener los compromisos de pago con los jugadores. Ahora la plantilla debe hablar sobre el césped.