martes. 31.01.2023
El tiempo

El polvorín de la prisión de Huelva: Seis presos yihadistas y diez etarras en el centro

Las investigaciones en torno al envenenamiento en el módulo de enfermería siguen inconclusas
El polvorín de la prisión de Huelva: Seis presos yihadistas y diez etarras en el centro

Las investigaciones en torno al envenenamiento en el módulo de enfermería siguen inconclusas

La prisión de Huelva es una cárcel que guarda dentro un polvorín por la relevancia de sus presos, algunos de ellos se encuentran entre los más peligrosos que conocemos por los medios de comunicación. La presencia de Bernardo Montoya durante los primeros días de presidio (ahora trasladado a Morón de la Frontera) o el reciente envenenamiento a seis enfermeros de la mista al introducir metadona en el brick de la leche de los trabajadores, han puesto en el objetivo informativo a esta prisión como una de "las más peligrosas".

De hecho, el incidente de envenenamiento con la metadona es uno de los más importantes que se recuerdan en la historia de la penitenciaria española y la investigación que ha llevado a cabo la Policía Nacional ha quedado hasta el momento inconclusa. De hecho están tan abiertas que no se descarta que entre los implicados esté personal del propio centro y no presos como apuntaban todas las sospechas, ya que el número de reos con acceso a las instalaciones de la enfermería es muy limitado y no se han encontrado pruebas contra los mismos.

Terrorismo: Yihadistas, etarras y la 'Jaula de oro'

La prisión de Huelva tiene entre sus barrotes a seis de los reos relacionados con el yihadismo que han sido encarcelados en España en los últimos tiempos. En total 150 en tocas las cárceles. Se trata de presos especialmente peligrosos y para los que además no hay suficientes medios para controlar. Los funcionarios se quejan por ejemplo de la falta de interpretes para poder interactuar con ellos y formación específica sobre yihadismo para saber llevar situaciones conflictivas.

Uno de estos presos fue el que protagonizó un grave incidente el pasado 10 de octubre cuando quemó un colchón en el módulo de aislamiento lo que produjo 14 intoxicados por humo, entre ellos otros cuatro presos de módulos de aislamiento a los que la labor de los funcionarios le salvaron la vida.

También varios presos de ETA forman parte del 'cartel de los más peligrosos ingresados en la prisión de Huelva'. El más conocido de todos ellos es Francisco Javier García Gaztelu, más conocido como “Txapote”, el asesino del concejal del Partido Polular Miguel Ángel Blanco.

Txapote está interno en el módulo 16 de este penal. Un modulo especial que los propios presos denominan con el nombre de 'la jaula de oro' ya que los controles para el acceso y las comunicaciones son más complejos que en el resto. Pese a su conflictividad, ya dispone de la posibilidad de permisos penitenciarios.

Además de Txapote, en Huelva se encuentran internos otros 9 presos pertenecientes a la banda terrorista ETA:  Aritz Arginzoniz Zubiaurre, Juan Carlos Besance Zugasti, Bittor Franco Martínez, Fernando García Jodra, Íker Lima Sagarna, Ángel López Anta, Aitzol Maurtua Eguren, Jon Urretabizkaia Saukillo, Irantzu Gallastegi Sodupe.

El polvorín de la prisión de Huelva: Seis presos yihadistas y diez etarras en el centro