miércoles. 24.07.2024
El tiempo
Sociedad

La familia de la niña Ariadna Zamora, Princesa Rett, agradece el cariño mostrado por toda Huelva

La familia Zamora Usín escribe una emotiva carta de agradecimiento a toda Huelva tras la muerte de la pequeña, Mi Princesa Rett, un ejemplo de lucha y superación para toda la sociedad.
Ariadna, en una imagen de archivo.
Ariadna, en una imagen de archivo.
La familia de la niña Ariadna Zamora, Princesa Rett, agradece el cariño mostrado por toda Huelva

La familia de la niña Ariadna Zamora publica una carta de agradecimiento a toda la sociedad onubense tras el fallecimiento de la pequeña, ejemplo de lucha que ha marcado a Huelva y deja una huella imborrable.

GRACIAS

   Familia Zamora Usín

No tenemos idea de cómo agradecer vuestra presencia, las llamadas, los mensajes y tantas muestras de cariño.

Muchísimas gracias a los medios de comunicación que también se hacían eco de esa angustia insostenible que cruzaba el aire clamando respuestas.

Nunca nos dejasteis solos. Todos vosotros hicisteis esa labor desinteresadamente hermosa de intentar apagar nuestro desconsuelo por algunos instantes y recordarnos que nuestra querida ARIADNA tenía que dejarnos y continuar su camino siguiendo el rumbo de su estrella.

ARIADNA se nos marchaba con solo nueve años después de derramar sobre todos nosotros la generosa luz de su inocencia, el alma en paz, y llevándose todo nuestro amor, y el vuestro, posado en su regazo...

Con vuestra compañía, vuestras palabras, abrazos y besos, habéis conseguido el milagro de convencernos que nuestra Princesa había nacido profesora de supervivencia a pesar de todo.

Muchísimas gracias a todas a aquellas personas e instituciones que durante estos nueve años de lucha incansable nos ayudaron a conseguir fondos para la investigación del SÍNDROME DE RETT.

ARIADNA no se ha marchado para siempre, ya que la vida es un proceso; solo se ha congelado el tiempo y la sentiremos a nuestro lado silenciosamente viva. Pero nos deja un mensaje, un reto y un legado para seguir investigando. Y así su vida y nuestro trabajo no habrá sido en vano.

Ariadna
Ariadna

Nos queda ir sustituyendo las ausencias por recuerdos, porque descansa en paz y sin dolor en su merecido palacio al otro lado de las nubes.

Un millón de gracias por no dejarnos solos en ese instante atemporal de la triste despedida. No podremos tocarla con las manos, pero todos conservaremos la lección de vida que ARIADNA nos dio. Fue un orgullo que nos eligiera para ser su familia.

Nuestro abrazo sincero.

Daniel, Elvira e Inés.

Comentarios