lunes. 15.07.2024
El tiempo
Huelva Capital

Varios miles de personas secundan en Huelva las concentraciones convocadas por el PP contra la amnistía

Unas cinco mil personas, según fuentes de la Policía Nacional, 10.000 según el PP, se han concentrado esta mañana en Huelva para mostrar su absoluto rechazo a la amnistía
Vista de la concentración desde el Ayuntamiento
Vista de la concentración desde el Ayuntamiento
Varios miles de personas secundan en Huelva las concentraciones convocadas por el PP contra la amnistía

El PP asegura que ha reunido en Huelva a 10.000 personas en la Plaza de la Constitución y la Gran Vía contra la amnistía de Pedro Sánchez. El presidente del PP de Huelva, encargado de leer un manifiesto, subraya que “hoy se escucha a los españoles con una sola voz desde las plazas de todo el país”

 Manuel Andrés González: “Estamos juntos, pese a que quieren dividirnos. Estamos ante un desafío a nuestra democracia que requiere la reacción de los demócratas, sin distinción de ideología”

Pronto las puertas del Ayuntamiento y la Plaza de la Constitución se vieron repletas de centenares de asistentes que dejaron claro su rechazo al pacto del PSOE y Junts para posibilitar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Banderas de España, de Andalucía y de Europa decoraron los sonoros cánticos, sin duda el más repetido el de 'Puigdemont a prisión'. Esta protesta estaba encabezada por los líderes del Partido Popular de Huelva, con la alcaldesa, Pilar Miranda, el presidente del PP, Manuel Andrés González, la consejera Loles López y el presidente de la Diputación, David Toscano.

Líderes del PP en la concentración
Líderes del PP en la concentración

También acudieron al acto de protesta los líderes de VOX en Huelva, con el diputado Tomás Fernández al frente, que auguró años negros para España.

El presidente provincial del PP ha insistido que las movilizaciones de este domingo deben ser una reacción “firme y serena en defensa de la igualdad entre los ciudadanos frente al desafío que ha acordado el PSOE con los partidos independentistas que quiebran el principio de igualdad entre los españoles”. “Estamos ante un desafío a la democracia española que requiere de la reacción de los demócratas españoles, sin distinción de ideología”.

El PP ha defendido en días previos y en la exitosa jornada de movilizaciones desarrollada en todas las capitales de provincia la “igualdad entre todos los territorios independientemente de donde vivamos” y ha lamentado que se pretenda “crear ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda con cesiones de impuestos a determinados territorios o cesiones de infraestructuras ferroviarias”.

Ante este contexto, ha asegurado que el Partido Popular “va a seguir luchando para que esos agravios no se produzcan en nuestro país con una fuerte reacción legal, política y social”. “Somos una democracia fuerte, plural y con principios y disponemos de resortes para contrarrestar a los que quieren debilitarla. Los usaremos todos con la máxima energía”.

Tras esta primera concentración, que fue corta, el líder de los populares onubenses invitó a los participantes a "defender la democracia desde la razón" e irse a sus casas de forma pacífica.

Segunda parte de la protesta, fuera de la concentración del PP

Encendido de una bengala junto a la sede del PSOE
Encendido de una bengala junto a la sede del PSOE en la calle La Palma

Una petición que no fue secundada por varios cientos de personas, que se trasladaron hasta la sede del PSOE y allí permanecieron durante más de hora y media profiriendo gritos contra Pedro Sánchez, Puigdemont y contra la amnistía.

Agentes observando la concentración ante la sede del PSOE
Agentes observando la concentración ante la sede del PSOE

Un amplio dispositivo de efectivos de la Policía Nacional y Policía Local cortaron las calles adyacentes desde la zona de bajada de San pedro hasta San José aunque no tuvieron que intervenir.

Eso sí, soportaron estoicamente los llamamientos de algunos ciudadanos que se acercaron hacia algunos agentes diciéndoles que su sitio estaba con los manifestantes que asediaban las puertas de la sede socialista y no realizando labores de control. Ni siquiera le dirigieron la palabras a los 'invitadores'.

Tan solo se vivió un momento de tensión cuando un grupo de manifestantes que estaban en el centro de la protesta encendieron una bengala y la calle momentáneamente se llenó de humo.

Comentarios