viernes. 14.06.2024
El tiempo
Agricultura y Regadíos

La intensa sequía acelera el uso de aguas residuales tratadas para regadíos

La falta de agua se agrava tras casi 4 años disminuyendo cada vez más las precipitaciones. La sequía lleva a la Junta a preparar el terreno para el uso y aceptación social de las aguas residuales tratadas. En paralelo, ya se habla de nuevas desaladoras en Málaga pero no en Huelva, de momento.
La consejera, Carmen Crespo, durante su intervención en la Jornada hídrica
La consejera, Carmen Crespo, durante su intervención en la Jornada hídrica
La intensa sequía acelera el uso de aguas residuales tratadas para regadíos

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha participado esta mañana en la inauguración de la jornada ‘Agua, Agricultura y Sostenibilidad’, que han organizado en Sevilla la Asociación Multisectorial de Mujeres Directivas y Empresarias, así como la Cátedra de Derecho de los Mercados Financieros de la Universidad CEU San Pablo. Crespo ha destacado que “Andalucía, a través de las inversiones que estamos llevando a cabo, es pionera en la lucha contra los efectos de la sequía”.

Foro del Agua
Foro del Agua, con el presidente y la consejera

Crespo ha señalado que “vamos a convertir ya a Andalucía en la primera región de la Unión Europea en economía circular con la obtención de aguas regeneradas (residuales tratadas) a través de tratamientos terciarios”.

Hay que recordar que detrás de la denominación de aguas regeneradas está su definición: Son aguas residuales depuradas que, en su caso, han sido sometidas a un proceso de tratamiento adicional o complementario que permite adecuar su calidad al uso al que se destinan. Pero no se pueden usar como agua de consumo ni tampoco en industria alimentaria.

La consejera ha adelantado que “esperamos alcanzar el próximo otoño ya 73 hectómetros cúbicos de aguas residuales regeneradas, alcanzando los 140 hectómetros cúbicos en el período previsto por los Planes Hidrológicos, hasta 2027”. La consejera ha indicado que “no podemos desdeñar ninguna fuente hídrica y ésta es fundamental, ya que llega de manera prioritaria a nuestros agricultores”.

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural ha indicado que “todas las fuentes hídricas son necesarias”, señalando especialmente las aguas regeneradas y la desalación en la costa y asegurando que “la ideología política no puede limitar otras tan importantes como las presas de regulación o los trasvases”.

Respecto a las presas, ha recordado la necesidad de que se termine la de Alcolea o se ejecute la del Gibralmedina para, como ha explicado, “dar más posibilidades hídricas a la provincia de Cádiz y la Costa del Sol con agua de la zona de Grazalema”, que destaca por su elevada pluviometría.

Carmen Crespo ha puesto en valor el compromiso del Gobierno de Andalucía por alcanzar “un equilibrio hídrico”, que es, a su juicio, “fundamental para garantizar el mantenimiento de los sectores productivos y para posibilitar crecimientos futuros”. La consejera ha dejado claro que, “no se trata de crecer ‘sine die’, pero sí de alcanzar ese equilibrio y posibilitarlo a futuro”.

La consejera de Agricultura ha subrayado, además, la importancia de la aprobación, la semana pasada en Madrid, de los Planes Hidrológicos y los Planes de Gestión del Riesgo de Inundación de las tres cuencas intracomunitarias de Andalucía, como son Guadalete-Barbate, Tinto-Odiel-Piedras y Cuencas Mediterráneas. Estos cuentan con una inversión de 4.500 millones de euros, el 70% de este montante global correrá a cargo de la Junta de Andalucía.

Crespo ha agradecido al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, por su “apuesta, siempre y desde el primer momento, por una política de agua integral en nuestra tierra”. La consejera ha puesto de relieve que el 42% de la obra pública de la administración autonómica se destina a infraestructuras hidráulicas.

La consejera ha lamentado, por otra parte, la “falta de perspectiva hídrica de los fondos Next Generation” y ha explicado que “se hace necesaria una reprogramación que permita, por ejemplo, acabar con las fugas de agua en las redes de abastecimiento”. Al respecto, Crespo ha recordado que “sacamos una línea de ayudas para este fin, dotada con 12,6 millones de euros para municipios de menos de 20.000 habitantes, pero las solicitudes han alcanzado los 70 millones de euros”, de ahí la importancia de contar con más fondos.

Finalmente, la consejera de Agricultura ha hecho hincapié en que “la sequía no puede lastrarnos en objetivos tan importantes como el de ser firmes contribuyentes a la soberanía y suficiencia alimentaria en Europa”, a la par que ha destacado que “nuestros productos agroalimentarios son un ejemplo mundial en sostenibilidad hídrica”.

Reunión de la consejera Carmen Crespo con el secretario de Estado de Medio Ambiente
Reunión de la consejera Carmen Crespo con el secretario de Estado de Medio Ambiente

Proyectos de desaladoras en Málaga, no en Huelva

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha mantenido una reunión con el secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Hugo Morán, para abordar la necesidad de aportar una mayor celeridad para que se inicien, cuanto antes, los proyectos de desalación que, a petición de Andalucía, se han incluido en el Decreto de Sequía del ejecutivo central. Se trata de las futuras desaladoras de Costa del Sol Oriental-Axarquía y Bajo Almanzora II. No estaban en la agenda estas infraestructuras en el caso de la provincia de Huelva.

En Huelva, también se han planteado ya estas soluciones, primero por el hoy alcalde de Almonte, Francisco Bella, para Matalascañas y después por la Comunidad de Regantes de Palos.

La apuesta por las desaladoras va tomando forma en otras provincias andaluzas. De hecho, Crespo y Morán han acordado activar los grupos de trabajo técnicos para decidir los proyectos y ubicaciones más idóneos para acortar los plazos de las futuras desaladoras de la Costa del Sol Oriental-La Axarquía y la del Bajo Almanzora II. La consejera ha explicado que, “lo lógico es que se establezca un protocolo entre ambas partes para hacer realidad una obra que es una demanda social de los sectores productivos y las administraciones de la comarca ante el déficit hídrico existente”.

Para el Gobierno andaluz es importante que se aproveche el conocimiento técnico que ya tiene avanzado la iniciativa privada, sobre la viabilidad e idoneidad de la desaladora, así como las alternativas existentes en lo que a tratamiento, capacidad y aplicación de las nuevas tecnologías se refiere y de ahí que se lo hayan hecho saber al Ministerio con el fin de conjugar la mejor opción para la comarca.

Juanma Moreno, durante su discurso en el acto
Juanma Moreno, durante su discurso en el acto

Clausura por el presidente de la Junta, Juanma Moreno

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha apelado hoy al compromiso férreo de las distintas administraciones para hacer frente a la sequía y al problema generado por la falta de agua y ha reiterado su petición de un proyecto estratégico de obras hídricas urgentes que son fundamentales para poder mantener la actividad económica en Andalucía y que puede ser extensible a otras comunidades.

Así, ha agregado que Andalucía es la región más seca y la que más produce en términos agrícolas y ganaderos y que tiene una singularidad que debe ser tenida en cuenta, por lo ha afirmado que le pedirá al próximo presidente del Gobierno de España reprogramar los fondos europeos para dedicarlos exclusivamente a obras hidráulicas ya que, según ha dicho, “la prioridad debe estar en éstas que son esenciales para la economía andaluza y también de buena parte de España meridional”.

Moreno ha participado en Sevilla en la clausura de la Jornada ‘Agua, Agricultura y Sostenibilidad’ de la Universidad CEU San Pablo. Allí ha aseverado que la sequía y la falta de lluvia es la amenaza más urgente que tenemos para el progreso de Andalucía y ha incidido en que nos encontramos ante uno de los mayores riesgos para la economía, para el progreso y el futuro de Andalucía.

De este modo, ha señalado que hace cuatro años hay una importante escasez de lluvia y que en este tiempo hemos padecido ciclos de sequía permanentes, pero ha matizado que cada vez son más largos e intensos como consecuencia del cambio climático que se está produciendo. 

En este punto, ha definido a la sequía como un desafío estructural que se está agudizando cada vez más por el cambio climático y contra el que hay que acordar unas políticas de agua que partan de una planificación que sea fruto del diálogo y la colaboración entre las Administraciones.

A este respecto, ha manifestado que si el año que viene llueve como lo ha hecho este año el PIB podría caer entre 5 y 7 puntos, lo que significa que esto tendrá un fuerte impacto en una de las grandes potencias agrícolas como es Andalucía y repercusiones en el crecimiento y en el empleo, pudiendo llegar a perder según algunos informes hasta unos 145.000 empleos.

“Todos los estudios coinciden en que puede haber retroceso económico si no hay agua. Hablamos de un elemento nuclear para la economía y para nuestro presente y futuro”, ha agregado.

El presidente andaluz ha indicado que desde Andalucía se trabaja para intentar paliar el déficit del agua y es que ha asegurado que la sequía es sinónimo de ruina y que la situación que atravesamos es alarmante en la que los embalses están de media a un 22%.

De esta forma, ha apostillado que las políticas de agua deben estar en el centro de la acción política y ser tratadas como una prioridad y un asunto de Estado porque nos jugamos mucho. “La agricultura acapara el 80% del agua consumida en nuestro país y en nuestra comunidad. Sin agua, no hay agricultura ni ganadería y sin ellas, no hay alimentos”, ha agregado.

Moreno, que ha apostado por hacer de Andalucía la primera comunidad de Europa en la reutilización de aguas residuales, ha instado a tomar conciencia colectiva como sociedad en el consumo del agua y a hacer un esfuerzo importante en el ámbito de las políticas hidráulicas y entender que existe por delante el reto de garantizar el abastecimiento del agua en los distintos ámbitos y tener un plan estratégico para trazar entre todas las Administraciones ese objetivo.

 

Comentarios