viernes. 01.03.2024
El tiempo
Salud

Condenan al SAS por dejarse un cirujano un trozo de pinza quirúrgica en una paciente y tardar 3 meses en retirarla

Pese a consignarse este incidente en la hoja quirúrgica le dieron el alta a la afectada sin intentar extraer el trozo metálico. La Asociación del Defensor del Paciente acusa al SAS de practicar la estrategia de "faltar a la verdad" y recuerda que el retraso en la operación para subsanar el daño agravó la situación.
Hospital Juan Ramón Jiménez
Hospital Juan Ramón Jiménez
Condenan al SAS por dejarse un cirujano un trozo de pinza quirúrgica en una paciente y tardar 3 meses en retirarla

La Sección Cuarta del TSJA con sede en Sevilla inadmite el recurso de apelación presentado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS), y considera que este deberá indemnizar con 90.000 €más intereses, a Doña D.F.B., por el daño irrogado tras dejarse el cirujano un trozo de pinza quirúrgica, según ha informado la Oficina del Defensor del Paciente.

El proceso ha sido dirigido por la abogada MARÍA JESÚS VILLALPANDO, perteneciente a los Servicios Jurídicos de la Asociación ‘El Defensor del Paciente’ en Andalucía.

 Los hechos, según relata la Asociación, se remontan al 31 de agosto de 2018, cuando la paciente, de 42 años, ingresó en el Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, dependiente del SAS, para ser operada de una hernia discal. Durante la cirugía se rompió la pinza de extracción del disco, de manera que se quedó un centímetro de pinza alojada en el disco. Pese a consignarse este incidente en la hoja quirúrgica le dieron el alta a la afectada sin intentar extraer el trozo metálico.

La paciente, no terminaba de encontrarse bien por lo que a los tres meses de la intervención le hicieron un TAC, y descubrieron que el trozo de pinza había migrado al foramen, teniendo que ser reintervenida el 3 de diciembre de 2018. La demora de nada menos que tres meses en la extracción del trozo de pinza hizo que el artefacto migrara, comprimiera el nervio, y creara fibrosis, algo que se habría evitado de extraerlo en el mismo acto quirúrgico de la primera intervención, cuando se dieron cuenta del accidente.

La Sentencia del TSJA aportada por la Asociación afirma que “la presencia de ese cuerpo extraño supone un daño en sí mismo, dado que ya el hecho de que se rompa el material quirúrgico constituye un daño desproporcionado que debe ser indemnizado”, y reprocha como el médico del SAS de dicho hospital “FALTÓ A LA VERDAD”al aportar un informe en el procedimiento que desmentía la propia historia clínica de la paciente. El mismo aportó dicho informe en su descargo.

Carmen Flores, presidenta de la Asociación ‘El Defensor del Paciente’ indica lo siguiente al respecto: Queremos denunciar no ya la existencia de negligencias como en este caso inadmisibles, sino que el propio SAS en juicio, a través de su personal, dificulte faltando a la verdad, que se haga justicia, cuando al menos deberían tener la honestidad, no ya de facilitarle la vida a los pacientes a los que causan daño, que también, sino al menos tener  la honestidad de no faltar a la verdad, en un intento espurio de seguir perjudicando al pobre paciente. Muy lamentable que la administración juegue sucio contra el administrado”.

 La defensa del caso ha sido dirigida por la abogada María Jesús Villalpando, especialista en Derecho sanitario y adscrita a los Servicios Jurídicos de ‘El Defensor del Paciente’.

Comentarios