1. Home
  2. Empresa
  3. Los onubenses empiezan a disfrutar de las primeras terrazas abiertas
Los onubenses empiezan a disfrutar de las primeras terrazas abiertas

Los onubenses empiezan a disfrutar de las primeras terrazas abiertas

0

Los onubenses comienzan a disfrutar ya de las primeras terrazas abiertas tras entrar Huelva en la fase 1 de la desescalada, que ha entrado en vigor hoy en todas las provincias andaluzas excepto en Málaga y Granada. Aunque algunas se han arriesgado a abrir, la mayoría no lo ha hecho aún. Esperan poder hacerlo los próximos días o en la siguiente fase en caso de que sea más permisiva.

Podrán acudir a cualquier terraza de la provincia sin límite de kilómetros ni de horarios con una ocupación máxima de diez personas por mesa o agrupación de mesas y manteniendo siempre la distancia de seguridad entre personas.

Los bares y restaurantes podrán colocar en las terrazas la mitad de las mesas, manteniendo siempre la distancia física de al menos dos metros entre las mesas. Los hosteleros están obligados a desinfectar mesas, sillas y cualquier superficie de contacto entre un cliente y otro. En Huelva capital, el Ayuntamiento va a a permitir la ampliación de estas terrazas para que puedan tener las mismas mesas en un espacio mayor siempre que sea posible.

Se priorizará la utilización de mantelerías de un solo uso y, si no fuera posible, se cambiarán los manteles entre clientes y se lavarán a 60 y 90 grados. Los dueños de los bares deberán poner en la entrada del local a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes autorizados por el Ministerio de Sanidad.

Los onubenses empiezan a disfrutar de las primeras terrazas abiertas

Se evitará el uso de cartas de uso común, optando por el uso de dispositivos electrónicos propios, pizarras o carteles y se eliminarán productos de autoservicio como servilleteros, palilleros, vinagreras o aceiteras, sustituyéndolos por monodosis desechables bajo petición del cliente.

Los elementos auxiliares del servicio, como la vajilla, cristalería, cubertería o mantelería se almacenarán en recintos cerrados y, si esto no fuera posible, lejos de zonas de paso de clientes y trabajadores.

Los aseos de los bares y restaurantes deberán ser usados por una persona cada vez, salvo en aquellos supuestos de personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso también se permitirá la utilización por su acompañante. Deberá procederse a la limpieza y desinfección de los referidos aseos, como mínimo, seis veces al día.