jueves. 23.05.2024
El tiempo
Huelva

Ventajas de los sensores de estacionamiento de vehículos

Los sensores de estacionamiento son ayudas al conductor para guiar al conductor cuando estaciona, evitando así cualquier colisión con otro vehículo.
Ventajas de los sensores de estacionamiento de vehículos

La mayoría de los automóviles vienen con sensores de estacionamiento, un interesante dispositivo de serie, pero si su automóvil no lo tiene puede obtenerlo como accesorio y ensamblarlo usted mismo.

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de sensores de aparcamiento, por lo que antes de comprar uno, debemos analizar las posibilidades que existen.

Estos sensores se instalan en los parachoques de los coches, tanto delanteros como traseros, y sirven para detectar cualquier obstáculo. Cuantos más sensores haya, más amplio será el ángulo de visión y más preciso será el funcionamiento del sensor.

A la hora de adquirir un sensor de aparcamiento, es muy importante que venga con todo lo que necesitamos, de lo contrario podría resultar más complicado conseguir algunos de los materiales por separado. El kit debe contener al menos los sensores, que normalmente serán cuatro, el cableado de cada uno de ellos, una central para conectar los sensores y por donde saldrá otro cable que irá a un altavoz o zumbador encargado de emitir la acústica. señal.

Entre las principales ventajas de su uso encontramos los famosos "puntos ciegos" alrededor del vehículo, esos ángulos que no nos permiten ver ciertos puntos de nuestro vehículo o de la carretera. Asimismo, facilitan la complicada tarea de aparcar en espacios reducidos.

Sensores
Sensores. Ilustración tomada de recambioscoches.es

Los sensores evitan que el conductor se sobrecargue o se fatiga durante las maniobras, especialmente cuando las condiciones no son fáciles. Además, la mejor percepción del área detrás del vehículo reduce las posibilidades de dañar nuestro propio vehículo u otros objetos cercanos. Evite los clásicos rayones o golpes que se producen al aparcar.

Uno de los mayores riesgos al estacionar es el peligro de golpear a una persona que pasa por detrás de nuestro vehículo y no lo vimos. Con los sensores y la cámara de estacionamiento, eso no tiene por qué suceder.

Criterios de compra

A la hora de comprar sensores de aparcamiento, debemos tener en cuenta algunos aspectos que nos dan la seguridad de comprar el mejor producto que se adapte a nuestras necesidades y demandas. Por eso seleccionamos los siguientes criterios:

- Número de detectores: El número de detectores varía en función de la tecnología utilizada. Los sensores ultrasónicos requieren de tres a seis detectores para funcionar correctamente. El electromagnético solo necesita un sensor.

- Distancia de detección: Por lo general, la distancia de detección varía entre 0 y 3,5 m, según el modelo que pretendamos comprar. Por lo general, se especifica en la revisión del producto.

- Accesorios: Es importante la cantidad de accesorios que nos ofrece una marca a la hora de comprar un producto en relación a otras opciones.

- Fiabilidad: Debemos prestar atención a la calidad del producto para determinar si es o no rentable comprarlo.

La instalación del kit de sensores es muy sencilla, pero se recomienda utilizar el servicio de especialistas en un taller mecánico, ya que se requiere cierta experiencia en el trabajo con equipos eléctricos.

Piense en su seguridad y comodidad al conducir, los sensores de estacionamiento son de gran ayuda para evitar golpes o rayones que afecten a su vehículo y a otros.

Comentarios