viernes. 24.05.2024
El tiempo

Avistado desde varios puntos de Huelva un meteorito que se desintegró en Cádiz

El fenómeno se produjo al entrar en la atmósfera de nuestro planeta una roca, procedente de un asteroide, a una velocidad de unos 53.000 kilómetros por hora
Avistado desde varios puntos de Huelva un meteorito que se desintegró en Cádiz

El astrofísico José María Madiedo, del Instituto de Astrofísica de Andalucía IAA-CSIC, ha analizado este evento producido la pasada madrugada, en el que fue avistado en varios puntos de la costa de Huelva, como Matalascañas y Mazagón, la caída de un meteorito que se desintegró en Cádiz.

En el análisis del astrofísico se ha podido concluir que el fenómeno se produjo al entrar en la atmósfera de nuestro planeta una roca a una velocidad de unos 53.000 kilómetros por hora. La roca procedía de un asteroide. El brusco rozamiento con nuestra atmósfera a esta enorme velocidad dio lugar a que la superficie de la roca se calentase y se volviese incandescente, generándose así una bola de fuego que se inició a una altitud de unos 93 km sobre el Golfo de Cádiz. Desde allí avanzó hacia el norte, sobrevolando Cádiz capital y extinguiéndose finalmente a una altitud de unos 18 km sobre la vertical de la Base Naval de Rota (provincia de Cádiz). A lo largo de su trayectoria mostró varias explosiones que provocaron aumentos súbitos de su luminosidad y que se debieron a diversas rupturas bruscas de la roca.

El análisis preliminar del evento lleva a la conclusión de que la roca no se destruyó completamente en nuestra atmósfera: una parte de ella habría sobrevivido, cayendo al suelo en forma de meteorito.

Esta bola de fuego ha sido observada por los detectores del proyecto SMART desde las estaciones de detección ubicadas en Huelva, La Hita, CAHA, OSN, La Sagra y Sevilla. SMART es un proyecto que desarrolla la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa (Red SWEMN). Se trata de una red de investigación coordinada desde el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC). La Red SWEMN tiene como objetivo monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar