martes. 16.08.2022
El tiempo
Medio Ambiente

El plan de control de mosquitos abarca doce municipios y más de 200.000 hectáreas

La presidenta de la Diputación destaca la labor que lleva a cabo el Servicio de Control de Mosquitos, “un referente a nivel nacional e internacional”.

Visita al servicio de control de la presidenta de la Diputación.
El plan de control de mosquitos abarca doce municipios y más de 200.000 hectáreas

La presidenta de la Diputación, María Eugenia Limón, ha subrayado la “gran labor” que el Servicio de Control de Plagas lleva a cabo durante todo el año para combatir la población de mosquitos en la provincia de Huelva. Según ha señalado la creación del Servicio marcó “un antes y un después en la calidad de vida de los onubenses y los visitantes, especialmente en los meses de verano, en los que las zonas costeras las plagas de mosquitos representaban un factor adverso para el turismo”.

Limón ha visitado el entorno de marismas del Muelle de las Carabelas para conocer sobre el terreno los trabajos efectuados dentro del Plan de Control de Mosquitos, un amplio abanico de estrategias de control que se desarrollan de enero a diciembre “dirigidas a limitar el desarrollo de las plagas de mosquitos en todos los municipios costeros, junto con aquellos otros del interior que se localizan en las riberas de los principales estuarios”.

Con un presupuesto de 3,2 millones de euros, el Servicio da cobertura a una superficie algo superior a las 225.000 hectáreas, de la que en torno a un 6 por ciento son espacios naturales protegidos. Son doce los municipios de la provincia que, coordinados por la Diputación, están integradas en los proyectos anuales de control de mosquitos: Aljaraque, Almonte, Ayamonte, Cartaya, Gibraleón, Huelva, Isla Cristina, Lepe, Moguer, Palos de la Frontera, Punta Umbría, y San Juan del Puerto.

Limón charla con el personal del servicio de control de mosquitos
Limón charla con el personal del servicio de control de mosquitos

La presidenta, acompañada por la diputada de Medio Ambiente, Rosa Tirador, ha conocido los datos informativos sobre el proceso de producción de las plagas de mosquitos y de las zonas de producción de las mismas, así como las técnicas de control. En el entorno del Muelle de las Carabelas, con lagunas y marismas de gran valor ecológico, ha conocido las técnicas de tratamientos con equipos a motor y tratamientos de control de larvas con mochilas, a pie.

Limón ha agradecido a los trabajadores del Servicio una labor “que aunque no es conocida por todo el mundo, cuenta con más de treinta años de trayectoria y del que toda la provincia de Huelva debe sentirse orgullosa, ya que es un referente a nivel nacional e internacional”.

El Servicio cuenta con una plantilla que llega a las 60 personas, entre operarios aplicadores, personal administrativo, técnicos y facultativos todos ellos con una dilatada experiencia profesional.

Desarrollo del Plan anual

Durante los meses de invierno y buena parte del otoño se llevan a cabo trabajos destinados a la gestión del territorio en las zonas encharcables, que consisten en la limpieza y retirada de sedimentos en las redes de drenaje natural en las marismas mareales, y el desbroce de la vegetación de allá en donde representa un freno al discurrir de las aguas de marea o las de precipitación.

En verano, las tareas de restauración de la red hidrológica se acometen con medios mecánicos, manteniendo un esfuerzo que se ha visto incrementado durante los últimos años.

En esta campaña van a superar 8.000 metros de cauces regenerados, que va a reducir las superficies aptas para la cría de mosquitos, disminuyendo la dependencia del uso de biocidas, al tiempo que se recupera la biodiversidad faunística en las marismas mareales.

Con ello se incrementan los recursos endógenos que contribuyen en el control biológico de las especies plaga, favoreciendo además la fijación de carbono y la resiliencia de los medios estuarinos ante situaciones adversas como lluvias torrenciales o pleamares de mareas vivas que llegan a alcanzar alturas excepcionales .

Con la llegada de la primavera y hasta completar el mes de octubre, el incremento de las temperaturas ambientales provoca el inicio de los tratamientos de control mediante el uso de biocidas; durante 2022 se tiene previsto tratar aproximadamente 5.000 hectáreas en aplicaciones destinadas al control de las larvas de mosquitos, ya sea con medios terrestres o aéreos (avionetas y drones) en las zonas encharcables de cría, y unas 3.000 hectáreas en tratamientos dirigidos a los mosquitos adultos, mediante aplicaciones barrera en zonas verdes y jardines, y nebulizaciones en zonas periurbanas limítrofes con las marismas saladas del litoral, completando un conjunto de estampas o imágenes a las que están familiarizados los ciudadanos del litoral, y de las que se benefician visitantes y turistas que representan un incremento del 82 por ciento sobre la población fija residente hasta alcanzar 645.000 habitantes.

Las actividades de vigilancia se centran fundamentalmente en el seguimiento de las poblaciones de mosquitos adultos, gracias al mantenimiento de una red de estaciones de trampeo que permite identificar la distribución espacial de las principales especies de mosquitos, y evaluar la eficacia de las medidas de control.

Durante el pasado año se capturaron más 56.500 mosquitos repartidos en algo menos de 1.000 muestras

Durante el pasado año se capturaron más 56.500 mosquitos repartidos en algo menos de 1.000 muestras; a partir de las muestras obtenidas se analiza por técnicas de entomología molecular, con el objetivo principal de determinar la circulación de virus que pueden llegar a tener un impacto sobre la salud.

Desde el pasado año 2021 el Servicio diseña y elabora además un Plan Territorial de Vigilancia y Control Integral de Vectores de la Fiebre del Nilo Occidental, que incorpora al conjunto de municipios de la provincia que están en los niveles de riesgo 2 y 4, establecidos por la Consejería de Salud y Familias.

El plan de control de mosquitos abarca doce municipios y más de 200.000 hectáreas