lunes. 03.10.2022
El tiempo

Así es la situación de Oncología en el Juan Ramón Jiménez que niega la Junta

En el Día Internacional de la Investigación contra el Cáncer, hablamos con Carmen Suárez, hija de un paciente con cáncer de colon que solo ha podido completar tres de las seis sesiones de quimioterapia en el hospital Juan Ramón Jiménez por falta de recursos, una práctica habitual y que la consejera de Salud ha negado recientemente.
Así es la situación de Oncología en el Juan Ramón Jiménez que niega la Junta

La situación es límite. El colapso de recursos en la cuarta planta del hospital Juan Ramón Jiménez, donde se llevan a cabo los tratamientos oncológicos, está llevando a muchos de pacientes a sufrir retrasos en sus sesiones de quimioterapia porque no hay medios ni espacios suficientes para atenderlos.

“El día que nos echan para casa parece que me dan la sesión de quimio a mi”, explica Carmen Suarez, hija de un paciente con cáncer de colon y metástasis en el hígado. “Es una sensación de indefensión total. Ves que se te va la vida y que no puedes hacer nada, no por una cuestión médica sino de espacios y recursos”.

De las seis sesiones de quimioterapia que debía haber recibido su padre, Juan, solo ha podido completar la mitad. “Sus analíticas están perfectas para seguir el tratamiento pero ahí es cuando su médica nos dice que no hay sillones y que tenemos que volver otro día”, asegura. “Imagina la sensación con la que afrontas una noticia así, con la que vuelves a casa a sesenta kilómetros del centro sabiendo que estás perdiendo un tiempo que tal vez no tienes y del que puede depender la vida de tu ser querido”.

Lamentablemente el caso que relata Carmen no es una excepción en la sanidad pública onubense. “Durante las seis horas que dura el tratamiento hablas con mucha gente, familiares y pacientes que te confirman que no sois los únicos a los que retrasan el tratamiento”, explica Carmen. “La última vez que nos mandaron a casa la médica de mi padre nos confirmó, muy agobiada, que era la sexta vez que ese día tenía que echar a un paciente y a su familia porque no había sillones. Es una sensación de desamparo total de la que nadie parece hacerse cargo”. 

Tampoco hay citas para el resto de pruebas

No solo las sesiones de quimioterapia están desbordadas. “El resto de pruebas va con muchísimo retraso también. Mi padre tiene que volver el día 30 para recibir los resultados de varias pruebas para las que hoy, día 23, ni siquiera han llamado para hacerse”, relata Carmen.

La situación en administración tampoco parece ir mejor. “Ya he puesto dos hojas de reclamación”, asegura. “Para la última me llevé una hora en Atención al Ciudadano solo para recogerla. Entiendo que la gente, tanto los enfermos como los pacientes, desistan de ponerlas en estas circunstancias, gastando otra hora que seguramente no tienen. En mi caso, de las dos hojas que he puesto, no es que no hayan servido para cambiar las cosas, es que ni siquiera me han respondido aún”. Y sin embargo, para Carmen, estas reclamaciones son indispensables para que se conozca la realidad y el trato que están recibiendo estos pacientes y sus familias: "Las quejas son indispensables porque el sistema se cae y es bochornoso. Son los propios profesionales los que nos animan a hacerlo porque están desbordados y no pueden hacer nada".

La consejera continúa negando los hechos

La consejera de Salud y Consumo, Catalina García, sin embargo, continúa negando estos hechos alegando que en el hospital de Huelva no se dan este tipo de prácticas. García, que visitó recientemente la cuarta planta del hospital Juan Ramón Jiménez, tachó indirectamente de "falta de rigor y seriedad"  a todos estos pacientes y familiares que confirman que en Huelva hay personas que no reciben el tratamiento porque no tienen sillones en los que sentarse.

"Como en el caso de mi padre no es que no puedan recibirlo por una cuestión médica, como asegura la consejera, es que no hay medios en un ala masificada. Estamos hablando de que son personas aptas para recibir un tratamiento contra el cáncer pero que no pueden completarlo porque no tienen lugar donde sentarlas", asegura Carmen Suarez sobre su propia experiencia y la de su entorno.

En el Día Internacional de la Investigación contra el Cáncer, los pacientes y sus familias reclaman "un trato digno y respeto" por parte de unas instituciones que mantienen abierta la financiación y responden por la viabilidad de hospitales privados mientras descuidan la sanidad pública de forma manifiesta. "Hace tres años me tocó vivir el cáncer con mi hermana y jamás nos echaron para atrás por una mala gestión. Hemos retrocedido y nadie hace nada".


 


 

Así es la situación de Oncología en el Juan Ramón Jiménez que niega la Junta