sábado. 13.08.2022
El tiempo

El trabajador que cogía aceitunas en La Palma murió de un infarto

La autopsia revela que la muerte del jornalero se debió a un infarto. Aún así, UGT pondrá una denuncia en la Inspección de Trabajo para depurar responsabilidades.
El trabajador que cogía aceitunas en La Palma murió de un infarto

El trabajador de 52 años que falleció mientras cogía aceitunas en La Palma del Condado murió de un infarto, según revela la autopsia que se le ha realizado. El jornalero fue encontrado inconsciente por sus compañeros de trabajo al pie de la escalera en la que estaba subido, por lo que en un primer momento se pensó que el fallecimiento se debió a una caída, algo que ha descartado la autopsia.

Aún así, la Fitag-UGT Huelva lo sigue considerando un accidente laboral e interpondrá una denuncia ante la Inspección de Trabajo para que se depuren responsabilidades laborales y penales por la muerte del jornalero. Asimismo, el sindicato demanda un gran pacto por la estabilidad y la seguridad en el trabajo "en donde las administraciones asuman sus responsabilidades de vigilancia y control".

La central sindical, que ha mostrado sus condolencias a la familia del jornalero fallecido y se ha concentrado como protesta, ha lamentado que se haya producido un accidente mortal en unos de los trabajos que menor riesgo comparativo tiene, "lo que nos hace pensar que no se han tomado todas las medidas necesarias para evitarlo". Según señala Fitag-UGT en un comunicado,"la confianza en una labor en la que no han venido ocurriendo accidentes significativos, hace que se relajen los procedimientos de seguridad establecidas y no se pongan desde las empresas todos los medios precisos".

El sindicato culpa de lo sucedido a "la Reforma Laboral y recortes de todo tipo en lo social que se han realizado por el Gobierno, lo que está propiciando un clima social y laboral carente de coberturas básicas que hacen que lo importante sea ganar dinero a costa de la Seguridad e Higiene en el Trabajo". "No es admisible que los trabajadores sigan sufriendo en sus carnes la falta de medidas de seguridad, motivadas también por el salvaje escenario que nos han dejado las sucesivas reformas laborales", concluye Fitag-UGT Huelva.

El trabajador que cogía aceitunas en La Palma murió de un infarto