lunes. 24.06.2024
El tiempo
Medio Ambiente

Los residuos llegan a la cima

La Plataforma Antivertedero de Nerva advierte que los residuos han alcanzado ya una altura que los hacen fáciles de arrastrar por las lluvias o por su propia inconsistencia al Corredor Ecológico del Río Tinto (espacio europeo Red Natura 2000). Riesgo para los trabajadores, la salud de la zona y el campo de pruebas del Proyecto MARTE en la comarca.
Los residuos llegan a la cima

La ciudadanía de Nerva ha recibido con incredulidad y contento la noticia de que la Junta de Andalucía ha comenzado a tomar cartas para controlar la gestión y el colmatado del vertedero tóxico ubicado a 700 metros de uno de los barrios de este pueblo onubense.

Les ha resultado increíble porque llevan, desde la sociedad y cualquier tipo de entidad que les haya querido apoyar, denunciando los incumplimientos, los incidentes, los riesgos e incluso lo que consideran abusos que tienen lugar con el funcionamiento de esta instalación, desde que comenzó a funcionar en 1998.

Y les ha inundado la alegría porque el vertedero tóxico "de Nerva" es la peor de las pesadillas de este pueblo y su comarca, en la provincia de Huelva, y su cierre les permitiría vislumbrar un nuevo futuro de ensueño para su pueblo.

Imagen del vertedero tomada el pasado viernes 17 de marzo
Imagen del vertedero tomada el pasado viernes 17 de marzo

Para la Comisión por el cierre del vertedero YA, la afirmación de la empresa DSM de que "su instalación en Nerva es la única capaz de albergar la gestión de residuos peligrosos que no cuentan con tratamientos alternativos al depósito" puede que fuera cierta hace años, pero el uso y abuso de esta instalación para depósito definitivo de residuos peligrosos procedentes del mercado de residuos internacional ha llevado a una situación actual similar para los vasos de residuos peligrosos a la de los vasos no peligrosos, con su evidente menoscabo para ser utilizada por la industria andaluza. 

La Comisión considera que, de realizarse el mismo tipo de investigación sobre los vasos de residuos peligrosos, las conclusiones de la Junta de Andalucía serían de la misma gravedad y, consecuentemente, también debiera iniciarse el cierre de los mismos; es decir, el cierre definitivo de toda la instalación y de manera inmediata.

Por ello, la respuesta de la Junta a la alerta temprana de la Comisión, les parece tardía e incompleta.

Recordar que la Junta de Andalucía, según los medios de comunicación han publicado, afirma que la empresa DSM “presuntamente falseó los datos exigidos por la normativa aplicable” y que tenía “voluntad de confundir o engañar sobre la masa depositada y sobre el estado de la instalación en relación con lo autorizado”.

DSM, por su parte, responde a estos hechos que hemos conocido hoy desacreditando el trabajo del personal funcionario de la Junta de Andalucía y denostando la capacidad empresarial y profesional de la empresa contratada para realizar el estudio de la situación de la instalación como sigue: "la administración ha validado y no ha contrastado los resultados obtenidos por la empresa externa contratada, una pequeña empresa local, con otros informes de empresas de reconocido prestigio, suficientemente acreditadas, que utilicen sistemas de medida más apropiados". 

Desde la Comisión por el cierre del vertedero YA, hicieron pública hace unas semanas su apreciación de que la empresa "informa de forma inexacta y desvirtuada a la opinión pública".

Por ello, comparten la alegría con el pueblo de Nerva, pero sin embargo, quieren transmitir a la ciudadanía que es necesario tener cautela, puesto que la Junta de Andalucía únicamente ha procedido a hacer público un expediente sancionador y la empresa DSM anuncia que recurrirá, a pesar de que su credibilidad esté en entredicho.

Para la Comisión, las evidencias no dependen del tamaño o poder de la empresa contratada, siendo absolutamente fiable cualquiera de las pequeñas empresas andaluzas que trabajan con el rigor y la calidad necesarios, y en todo caso reflejan la realidad: la altura de los residuos los hacen fáciles de arrastrar por las lluvias o por su propia inconsistencia al Corredor Ecológico del Río Tinto (espacio europeo Red Natura 2000), con los consiguientes riesgos para las personas que trabajan en el vertedero y para las que trabajan en las pesquerías ubicadas en la costa onubense.

Y pone en riesgo el mismísimo campo de pruebas que las más prestigiosas universidades e instituciones internacionales tienen en el río Tinto.

La Comisión prevé que va a seguir siendo necesario que el pueblo y la sociedad civil se movilice para lograr la clausura definitiva de todo el vertedero con todas las garantías y la puesta en marcha del plan de seguimiento y control de la instalación, con el mantenimiento de sus trabajadores. 

La Comisión por el cierre del vertedero YA está integrada por personas a título individual y las siguientes entidades en representación de la ciudadanía: el Ayuntamiento de Nerva, los grupos políticos locales PSOE e Izquierda Unida, las asociaciones ciudadanas Salud y Dignidad de Nerva y de Riotinto, las plataformas Antivertederos Nerva y Zalamea la Real, y Ecologistas en Acción.

Reacciones políticas

El PSOE de Huelva ha denunciado la falta de trasparencia y de diálogo de la Junta de Andalucía con la situación del vertedero de Nerva, para el que hemos conocido por los medios de comunicación que ha ordenado el cierre de los vasos de residuos no peligrosos pero no ha tramitado ninguna notificación del Ayuntamiento. Así lo ha trasladado la secretaria de Política Municipal del PSOE de Huelva, Maite Rodríguez.

Alcalde Nerva

Mientras, el alcalde de Nerva, José Antonio Ayala, ha enviado por escrito una petición a la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía para reclamar que se cree una mesa de diálogo en la que debe estar el Ayuntamiento, como máximo órgano defensor del municipio y de la ciudadanía. “La Junta no puede hacer propaganda sin tener en cuenta lo que reclama y necesita la ciudadanía de Nerva. Por ello, exijo trasparencia en todo el proceso”, ha recalcado.

Ayala-y-Susana2-642x336
José Antonio Ayala, en el centro

Al hilo de ello, Ayala ha pedido a la Junta que “deje de engañar a la ciudadanía y de ningunear al Ayuntamiento en su lucha para que el cierre del vertedero sea una realidad”. A lo que ha añadido que “hay hechos que demuestran las mentiras del Gobierno de la Junta que solo habló de cierre de cara a las elecciones autonómicas y una vez pasadas continuó en su estrategia de daño, acoso y derribo a esta comarca que sufre las consecuencias de un proyecto agotado, con unas instalaciones colmatadas después de 25 años y, ahora nos tememos que están con la misma estrategia de cara a las elecciones municipales”, ha apostillado.

Izquierda Unida 

Ante la noticia del cierre de los vasos de residuos no peligrosos del vertedero de Nerva y la multa a la empresa propietaria que le ha impuesto la Junta de Andalucía por valor de 1,68 millones de euros, el coordinador local de IU-Nerva, Francisco J. Moreno Mateo, ha pedido el “cierre total y definitivo del vertedero, ya que no se puede seguir permitiendo el uso desmedido de una instalación que lleva absolutamente sobrepasada desde hace más de 10 años”.

Moreno Mateo ha expuesto que los datos publicados esta mañana acerca de que en los vasos de residuos no peligrosos se han vertido 10.253.665 toneladas “vienen a constatar la voluntad de DSM de actuar irregularmente de forma sistemática y cotidiana tal como llevamos denunciando durante muchos años, pero los datos reales son bastante más graves de lo que indica la Junta. El Gobierno andaluz dice que la capacidad autorizada de los vasos de residuos no peligrosos es de 7.384.111 toneladas, pero eso no se ajusta a la realidad ya que incluye ahí la capacidad de un recrecido para el que nunca se han realizado las obras necesarias. La capacidad real de los vasos de residuos no peligrosos sin recrecer, según dijo la Junta de Andalucía en 2008, es de 3.534.917 toneladas, con lo que los vasos de no peligrosos están al 290% de su capacidad”.

El coordinador local de IU en Nerva expone que “es una buena noticia el cierre de los vasos de residuos no peligrosos, que en gran parte es resultado de las denuncias públicas persistentes que se han efectuado a lo largo de los años sobre la actividad irregular del vertedero, pero es increíble que la Junta vaya a seguir permitiendo que sigan entrando camiones con residuos peligrosos. Al contrario de lo que dice el gobierno de Juanma Moreno, la situación de los vasos de residuos peligrosos es aún más sangrante, porque cuando se construyó la instalación se hizo con una capacidad límite de 552.064 toneladas y ya hace nueve años, en septiembre de 2014, iban por 1.549.197 toneladas de residuos peligrosos”.

Comentarios