viernes. 19.04.2024
El tiempo

Los técnicos de prevención, desbordados por las incidencias del Covid en los centros

CSIF alerta de la saturación de los técnicos de prevención para atender las incidencias de los 330 centros de educación pública de la provincia
Los técnicos de prevención, desbordados por las incidencias del Covid en los centros

Desde el sindicato CSIF se ha alertado de la saturación de los técnicos de prevención de riesgos laborales en la unidad provincial de PRL (Prevención de Riesgos Laborales) de la Consejería de Educación y Deportes ante las numerosas incidencias derivadas de la situación de emergencia sanitaria de la Covid-19. Actualmente, hay cuatro técnicos en la plantilla, dos de ellos contratados como refuerzo este curso por la situación extraordinaria en los centros docentes, y aun así -tal y como ha comprobado CSIF- se encuentran desbordados para poder atender los 330 centros no universitarios de titularidad pública de la provincia de Huelva.

La contratación de estos dos técnicos de refuerzo finaliza el próximo 31 de diciembre (al igual que todo el personal adicional del resto de provincias andaluzas) por lo que, según CSIF, con tan solo dos efectivos para todo el territorio onubense “será inviable garantizar la protección de la comunidad educativa en el marco actual de la pandemia”. Por este motivo, desde el sindicato se ha exigido que los técnicos de prevención de riesgos laborales que se han contratado adicionalmente para afrontar la crisis sanitaria de la Covid-19 continúen en sus puestos el próximo año.

En este sentido, CSIF ha puesto de manifiesto la necesidad de que estos profesionales de refuerzo sigan formando parte de las plantillas, “ya que son más que necesarios, no sólo en la etapa actual para atender las necesidades derivadas de la crisis sanitaria, sino porque estas plantillas siempre han estado infradotadas de personal a pesar del trabajo ingente que tienen que asumir”.

En concreto, algunas de las funciones que desempeñan los profesionales que integran estas unidades son la evaluación de riesgos laborales en los centros educativos, la valoración de posibles adaptaciones de puestos de trabajo, la determinación de medidas preventivas cuando son necesarias, la investigación de accidentes laborales o la formación en materia de prevención de riesgos laborales a los trabadores y las trabajadoras.

A estas tareas ordinarias que tienen encomendadas, se suman ahora multitud de cuestiones relacionadas con la gestión de la pandemia desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales en los colegios e institutos públicos onubenses.

Más de 300 centros educativos a los que atender

“En la unidad de PRL de Huelva no saben cómo van a poder asumir la atención a los más de 300 centros educativos no universitarios de titularidad pública que hay en la provincia si pierden personal, porque ya les cuesta hacerlo en la actualidad con los recursos humanos con los que cuentan ahora mismo”.

CSIF entiende que “la continuidad de estos profesionales, que actualmente son de vital importancia, no debe estar sujeta a que exista disponibilidad presupuestaria para ello, que es lo que ha planteado la Administración”, y reclama que se garantice que se prorroguen sus servicios, “no sólo para el presente curso escolar, sino con carácter permanente para intentar solventar el problema de falta de recursos que hay en estas unidades”. Además, en Huelva se da la circunstancia de que hay una plaza no cubierta en este servicio.