jueves. 22.02.2024
El tiempo

La desconexión de la Sierra con los embalses 'sevillanos' de Aracena y Zufre levanta a la comarca

Los vecinos de la Sierra se manifiestan en Aracena para mostrar su desacuerdo con un proyecto de la Junta de Andalucía que terminará afectando a los niveles freáticos, manantiales y arroyos del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.
La desconexión de la Sierra con los embalses 'sevillanos' de Aracena y Zufre levanta a la comarca

Los vecinos de la Sierra se manifiestan en Aracena para mostrar su desacuerdo con un proyecto de la Junta de Andalucía que terminará afectando a los niveles freáticos, manantiales y arroyos del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche.

Este sábado, 19 de marzo, a las 12:30h, los vecinos de la Sierra se manifestarán en contra de la puesta en marcha de un proyecto de gran envergadura que la Junta de Andalucía pretende llevar a cabo.

El proyecto pretende solucionar los problemas de abastecimiento de agua que sufren algunas localidades. En ningún momento los manifestantes niegan esta evidencia; pero si que cuestionan la solución adoptada que no es otra que captar agua de unos acuíferos cada vez más esquilmados en lugar de captar el agua del pantano, que generaría un menor impacto ecológico y social.

La clave del problema

La clave del problema de agua está en que desde que se construyeron los pantanos de Aracena y Zufre en los años 70 y 80 se pensó solo en el abastecimiento de Sevilla, obviando las localidades de la Sierra de Aracena que acogen ambos embalses. Se les dejó desconectadas de estas dos importantes infraestructuras hídricas, así cada vez que hay sequía los pueblos ven agravadas sus consecuencias. Y los sucesivos gobiernos central y autonómico optan por explotar los acuíferos subterráneos en vez de realizar la conexión de la red de la Sierra a los pantanos a través de un prometido e inconcluso anillo hídrico.

En la FASE 1, de ejecución inminente, se verán afectados los acuíferos de la Fuente del Castaño (ya afectada por un sondeo similar que se mucho en marcha hace algunos años) y Molino del Bombo.

La segunda fase del proyecto pondrá en funcionamiento nuevos sondeos que terminarán afectando a los niveles freáticos de los acuíferos de varias localidades de la zona central la Sierra, según las fuentes consultadas.

Fuenteheridos, Galaroza y otras poblaciones serranas, se verán afectadas con la puesta en marcha de la FASE 2, que ya está en proceso de elaboración.

La puesta en funcionamiento de estos sondeos, además de poner en riesgo la biodiversidad de un paisaje único, pone en riesgo una forma de vida tradicional y respetuosa con el entorno como son las características huertas, las pequeñas explotaciones de ganadería extensiva y también afectará a determinadas actividades turísticas. Actividades que sin duda ayudan a frenar la amenaza del despoblamiento y a asentar a la población.

La FASE 3 del proyecto incluye la captación de aguas del Embalse de Aracena, la instalación de una estación de tratamiento de agua potable (ETAP) y su conexión a la red general. Y es la fase que, según los vecinos, se conseguirían solucionar la mayor parte de los problemas de abastecimiento generando el menor impacto ecológico y social.

Los vecinos manifiestan su descontento con el orden programado de dichas fases y defienden que la solución definitiva a los problemas de abastecimiento que sufren algunas poblaciones consistiría en poner en funcionamiento la FASE 3 de dicho proyecto, captar el agua del pantano y recurrir en casos excepcionales a la extracción del agua de unos acuíferos sobreexplotados.

Se trata, no obstante de una actuación costosa que requiere una inversión elevada para una población escasa. Resulta mucho más económico extraer el agua de unos acuíferos sobreexplotados y no pararse a reflexionar en el impacto que ello puede ocasionar a medio plazo. Parece pues, que el orden de las fases responde más a intereses económicos que a criterios ambientales, según los convocantes de la concentración.

La única posibilidad que ven los vecinos para que la administración atienda sus ruegos y se replantee el orden de las fases, pasa por respaldo de la gente de la sierra. Por eso han hecho un llamamiento para que los vecinos de la comarca asistan a la protesta de este sábado en Aracena a las 12.30. "Necesitan apoyo para salvar los acuíferos, arroyos y manantiales de la Sierra. Necesitan tu voz para ser escuchados".