lunes. 06.02.2023
El tiempo

La sequía desploma el grado de la uva pero no resiente su calidad

La vendimia se dilatará hasta mediados de octubre. Las lluvias de septiembre salvan la campaña. La calidad sanitaria de la uva está siendo excelente aunque se vaticina una menor cosecha que el pasado año. 
La vid del Condado mantiene una excelente calidad sanitaria
La vid del Condado mantiene una excelente calidad sanitaria
La sequía desploma el grado de la uva pero no resiente su calidad

  La vendimia de uva Zalema se dilatará hasta mediados del mes de Octubre. Una ‘anomalía’ motivada por las atípicas circunstancias climáticas vividas en la península ibérica y una pertinaz sequía que amenazaba con sacudir un cultivo del que dependen miles de familias en el Condado.

    Por suerte, las escasas lluvias registrados durante el mes de septiembre y las suaves temperaturas nocturnas se han revelados esenciales para amortiguar un previsible descenso de la producción, el cual aun está por concretarse.  

     Lo que es un hecho ya medible es que la vid de este año tiene una menor graduación Baumé. La fruta molturada en los lagares posee, de media, un 10% de grado de azúcar, un punto menos que su nivel óptimo. En contrapartida, la vid presenta un magnifico estado sanitario que permitirá alumbrar unos caldos acordes al prestigio y calidad de los que engendran las bodegas del Condado.   

     Eladio Mateo, enólogo de Vinícola del Condado, explica que existía cierto temor a que las lluvias torrenciales durante el mes de septiembre pudieran conllevar la aparición del temido cenizo, un hongo que causa estragos en la vid. No obstante, las tierras de la comarca se encontraban tan secas que el agua de lluvia fue “absorbida de inmediato”, por lo que la humedad no se mantuvo en el tiempo como para que el temido hongo encontrarse las condiciones idóneas para su reproducción. No obstante, el enólogo no oculta la preocupación que despierta el descenso de grado que implicará que los agricultores cobre un 10% menos por la uva recolectada. No hay que olvidar que gran parte de la producción del Condado es vendida a granel, por lo que su cotización se mide en grado(alcohólico)-hectolitro. 

     En la Cooperativa del Socorro, en Rociana del Condado, su presidente, Ceferino Martín, mostró su confianza en que la cosecha sea “pareja” a la del año pasado en contraposición con las previsiones iniciales que cifraban en un 20% la merma en la producción por la falta de lluvias durante la primavera y la lenta maduración experimentada por la vid.

   La vendimia de las variedades tintas la Syrah, Cabernet Sauvignon o Tempranillo ya finalizó en las tierras del Condado, así como las variedades blancas Columbra, Moscatel, Sauvignon Blanc y Listán del Condado. Por el contrario, la campaña de Zalema se dilatará este año hasta mediados de Octubre según las previsiones de Cooperativas.  

     En un año normal el Condado recolecta en torno a los 30 millones de kilos, si bien la campaña pasado se recolectaron cinco millones menos de kilo. 24.400.000 de Zalema (que presenta el 94 de la producción total) y Listan del Condado; así como la minoritarias Moscatel y Sauvignon Blanc. En cuanto a variedades tintas, los 700.000 kilos se repartieron entre la Syrah, Tempranillo, Melot, Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc. 

     Aunque la zona amparada por la DO Condado de Huelva abarca a 18 términos municipales la mayor parte de la producción la sustentan Vinícola del Condado (Bollullos) y la Cooperativa del Socorro (Rociana). 

La sequía desploma el grado de la uva pero no resiente su calidad
Comentarios