viernes. 14.06.2024
El tiempo
Sucesos

Agricultores de Palos, Moguer y Lucena patrullan los campos para frenar una oleada de robos

Agricultores de Palos de la Frontera, Moguer y Lucena detectan cuadrillas de ladrones de fresas a gran escala y salen a patrullar los campos para frenar la oleada de robos. Los rateros llegan a sustraer unos 2.000 kilos diarios.
Una de las cargas detectadas antes de su salida
Una de las cargas detectadas antes de su salida
Agricultores de Palos, Moguer y Lucena patrullan los campos para frenar una oleada de robos

Los agricultores de la zona de Palos de la Frontera, Moguer y Lucena del Puerto han decidido salir a patrullar por sus campos para intentar poner freno a los robos masivos de fresas que llevan detectando en las últimas semanas.

Desde UPA-Huelva, su secretario general, Manuel Piedra, ha solicitado a la Subdelegación del Gobierno que se adelante el operativo de vigilancia y control de la Guardia Civil que habitualmente da comienzo el 15 de marzo para evitar más robos y frenar esta actividad ilegal.

Los agricultores han observado cuadrillas de hasta 20 personas completamente pertrechadas para los robos con un modus operandi muy definido. Así, a los grupos de rateros les precede un ojeador que conoce muy bien la zona, quien una vez trazado el camino y marcado las fincas y plantaciones disponibles proceden al robo de fruta. A partir de ahí se subcontrata el delito a cuadrillas organizadas a las que les pagan por Kg recolectado.

Actúan habitualmente de noche y entran en las fincas con unas linternas 'mineras' anudadas a la frente para ver en la oscuridad.

Durante el robo, estas cuadrillas perfectamente organizadas rompen de todo y dañan los lomos, los plásticos, estructuras y los invernaderos.

Los agricultores calculan que se están produciendo tobos de unos 2.000 kilos de fresas al día solamente en esta zona de Huelva.

Una de las cargas detectadas antes de su salida
Una de las cargas detectadas antes de su salida

Desde UPA-Huelva animan a los agricultores afectados a que pongan denuncias en los puestos de la Guardia Civil y lugares pertinentes para que conste la existencia de estos robos.

Los agricultores temen que se produzca algún tipo de enfrentamiento durante sus patrullas de la zona si se encuentran con estas cuadrillas que aprovechan que ahora la fruta se vende más cara para 'rentabilizar' más si cabe su robo. Saben que la fresa tiene en estos días más valor de mercado que a partir de mediados de marzo, cuando hay más cantidad y bajan los precios, precisamente cuando comienza el plan de vigilancia de la Guardia Civil.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores solicitan, además de el adelanto del plan de vigilancia de la Guardia Civil, que los ayuntamiento y las autoridades competentes aumenten el control en los puntos de venta y exijan en sus inspecciones la trazabilidad del producto, la factura de compra-venta y los permisos de transportes de las mercancías que son obligatorios. Y señalan que cuando se observe movimientos nocturno de estos vehículos se les exija el efecto demostrativo sobre la legalidad de su carga.

Fruta expuesta para su venta
Fruta expuesta para su venta

Porque se han detectado, al margen de los puntos de venta callejeros, fruterías donde se están vendiendo estas fresas que carecen completamente de registro sanitario.

Además, desde UPA advierten que las fresas que se roban pueden salir al mercado aun con productos sin garantías sanitarias porque no se ha respetado el tiempo de seguridad para su consumo. Por eso hacen también un llamamiento a los consumidores para que no adquieran estas fresas que salen fuera de los canales autorizados para su venta.

Comentarios