domingo. 01.10.2023
El tiempo
Empresas

Una resolución de la Junta agita al sector forestal y maderero, que teme su desaparición

Las empresas del sector muestran su oposición a una Resolución de la Dirección general de Política forestal de la Junta que, de facto, promulga el desmantelamiento de este sector económico.
Plantaciones de eucaliptos
Plantaciones de eucaliptos
Una resolución de la Junta agita al sector forestal y maderero, que teme su desaparición

El sector forestal e industrial maderero de Andalucía advierte en un comunicado que que está al borde de su desaparición debido a la paralización que sufre toda la actividad en sus trabajos de mantenimiento, aprovechamiento y limpieza de los montes a raíz de una Resolución de 28 de abril de 2023, de la Dirección general de Política Forestal de la Junta de Andalucía que, de facto, promulga el desmantelamiento de este sector económico, la pérdida de miles de empleos y la condena de los montes andaluces a desaparecer por puro abandono, pasto de unos incendios forestales que, paradójicamente, pretende prevenir la citada normativa.

Para abordar esta situación, representantes de la Asociación de Empresas de Aprovechamiento de Madera y Biomasa de Huelva (APROMABI), miembro de la FOE, han mantenido una reunión en la localidad de Loja, junto con otras asociaciones de mismo sector de otras provincias andaluzas, como la Asociación de Empresarios Forestales, Industrias de Primera Transformación de la Madera y Empresas Comercializadoras de Biomasa, Foralgra.

En representación del sector forestal e industrial maderero de Andalucía, ambas asociaciones defendieron la labor que realizan las más de 200 empresas que componen actualmente el sector en Andalucía y que contribuyen al mantenimiento de los montes en una cadena de valor que finaliza en imprescindibles como pallets, envases, celulosa, tableros, energía eléctrica y energía térmica, entre otros, un circuito que refleja la sostenibilidad y vinculación con el mundo rural de esta actividad.

“El sector de las industrias forestales no somos la causa de los incendios, sino la única solución viable, con la extracción y valorización que hacemos de los crecimientos de madera y biomasa que nuestros montes acumulan desde hace décadas, sin unos tratamientos adecuados y con una gestión errónea por parte de las Administraciones, que siguen confundiendo conservación con abandono”, destacan desde APROMABI.

Propuestas del sector forestal e industrial maderero

En la reunión también se abordaron las propuestas que desde las empresas del sector se han trasladado a la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, para hacer compatible la defensa y conservación de los montes, con la actividad económica y la continuidad de miles de puestos de trabajo.

Una de las medidas es la dotación de una cartografía de riesgo real y adecuada. Uno de los principales problemas que ocasiona la Resolución es que remite, para la calibración del riesgo de incendio, al mapa de riesgo publicado por la AEMET, un mapa que no detalla la realidad ni contempla todos los parámetros aplicables de cara al riesgo de incendios forestales. Por ello, los empresarios piden el retorno a la publicación de mapas regionales que en su día publicaba el INFOCA integrando en el modelo, tanto parámetros de altitud, como la información de temperatura, humedad y viento de las estaciones locales.

Hasta que sea posible disponer de un Mapa diario de riesgo de incendio elaborado para Andalucía, como sí lo tienen Extremadura o Castilla la Mancha, los empresarios proponen que, de forma provisional, se aplique el factor técnico 30/30/30: temperatura superior a 30ºC, vientos de velocidad superior a 30 km/h y humedad relativa del aire inferior a 30% son circunstancias que, combinadas, facilitan la propagación de los incendios forestales.

El sector forestal pide que la combinación de 2 de estos parámetros sea considerada como situación de Riesgo Muy Alto y la combinación de los 3 parámetros sea considerada como situación de Riesgo Extremo, de manera que sea posible aplicar criterios reales y locales.

Otras propuestas pasan por la adaptación de las medidas preventivas excepcionales también a los tipos de trabajo manuales y mecanizados, independientemente de la época del año y centrados en el riesgo de incendio, así como realizar una declaración responsable donde se detalle el tipo de trabajos a realizar y la localización de los montes a efectos de seguimiento y control. Esta información sería útil para que los medios del INFOCA tengan conocimiento de los trabajos y también puedan sugerir a los retenes móviles incluir esas posiciones en sus rutas de patrulla.

Desde el sector forestal e industrial maderero se reitera que el aprovechamiento ordenado y la limpieza de los montes previene incendios y proporciona beneficios sociales y ambientales como la captación de C02, la preservación de la biodiversidad y genera empleo en los entornos rurales.

Comentarios