miércoles. 06.07.2022
El tiempo

Una profesora de El Rompido denuncia la situación agónica que sufre la educación pública

En declaraciones recogidas por La voz del Sur, la docente Vanessa Martín asegura sentirse estafada por las políticas de un Gobierno que vende una educación pública cuando en realidad se trata de un modelo en el que padres y madres tienen que hacer frente a los gastos de la educación de sus hijos.
Una profesora de El Rompido denuncia la situación agónica que sufre la educación pública

El profesorado de Educación Infantil y Primaria de la provincia ya no puede más ante los numerosos recortes que está llevando a cabo la Junta en la educación pública.

La última profesora en alzar la voz ha sido Vanessa Díaz Hierro, docente en una escuela pública de El Rompido.

En declaraciones recogidas por La voz del Sur, Vanessa asegura sentirse estafada por las políticas de un Gobierno que vende una educación pública cuando en realidad se trata de un modelo en el que padres y madres tienen que hacer frente a los gastos de la educación de sus hijos e hijas: "Señores políticos, dejen de mentirnos. No somos marionetas. Estamos trabajando con niños. Los políticos se creen que tenemos una venda de escayola y que no podemos ver más allá de lo que ellos nos presentan. Se equivocan, vemos mucho más allá. Dejen de reírse de nosotros", ha exigido la docente.

Vanessa sufre doblemente los recortes educativos que ya han llevado a cerrar más de 70 aulas en toda la provincia. Si como profesora ve como se dejan de cubrir cientos de puestos vacantes cada año, como madre ha tenido que lidiar con la falta de oferta que ha dejado a su hijo sin una plaza pública y la ha obligado a elegir una opción que le cuesta mensualmente 220 euros para que pueda seguir estudiando. "Mi hijo, junto a más de 300 alumnos, se quedaron en la calle. Hay listas de esperas enormes para entrar en los institutos. ¿Dónde está la educación pública que venden?", se queja la profesora.

Vanessa ha tratado sin éxito de ponerse en contacto con el consejero de Educación, Javier Imbroda."Me dicen que mi reclamación ha sido desestimada y que vaya y reclame al juzgado. Es para reírse".

Una profesora de El Rompido denuncia la situación agónica que sufre la educación pública