martes. 28.05.2024
El tiempo

La Comisaría de la Policía Nacional es un horno: agentes y funcionarios trabajan a 40º

El SUP denuncia que la instalación de aire acondicionado lleva averiada un año. El sindicato policial advierte que la situación puede afectar a la salud de los 300 agentes del Cuerpo y a las decenas de ciudadanos que usan el edificio a diario.
La Comisaría de la Policía Nacional es un horno: agentes y funcionarios trabajan a 40º

Con temperaturas rondando los 40 grados en Huelva capital, la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía  está viviendo una situación límite, insufrible al carecer de sistema de refrigeración y aire acondicionado. Lo acaba de denunciar el Sindicato Unificado de Policía (SUP) en una conversación mantenida con diariodehuelva.es.

El SUP advierte que el edificio, ubicado entre las calles Doctor Rubio y Paseo de la Glorieta e inaugurado hace apenas 15 años, tiene numerosas deficiencias "de suma relevancia y gravedad", ya que las diversas estancias y despachos profesionales "carecen de sistema de climatización" porque se encuentra averiado y fuera de servicio. Para más inri, "no se trata de algo novedoso porque ya el pasado año a estas alturas la Comisaría padecía el mismo problema" asfixiante.

Según el SUP, las altísimas temperaturas que se dan en algunas zonas de las instalaciones policiales y que llegan a alcanzar incluso los 50º en períodos de olas de calor como los actuales "hacen inasumible el trabajo de los agentes, no ya en términos de confort, sino que genera un problema de salud".

El Sindicato Unificado de Policía advierte que en la Comisaría de Policía Nacional desempeñan su labor unos 300 funcionarios de Interior, entre agentes, jefes, personal de apoyo y administración además de atender a diario a decenas de personas nada más que en las instalaciones anexas donde de gestiona el Documento Nacional de Identidad (DNI) y el Pasaporte. A lo que hay que añadir el continuo trasiego de ciudadanos que acuden a interponer denuncias, solicitar asistencia por distintos motivos y reclamar ayuda policial a las Unidades de Atención al Ciudadano y la Unidad de Familia y Menor.

En esta zona también se producen importantes deficiencias de climatización, lo que causa constantes exigencias de los ciudadanos que se dirigen indignados a los agentes y al personal que trabaja allí.

La situación que se da en las instalaciones acaba afectando también a zonas muy sensibles, calabozos, laboratorios, zonas donde se guarda el armamento y otros efectos a los que no beneficia el exceso de calor.

El SUP ha explicado que ha llevado la grave situación que soporta la Comisaría y los agentes que desempeñan allí sus funciones a instancias a nivel provincial, servicios de riesgos laborales dependientes de la Jefatura Superior de Andalucía Occidental en Sevilla, "no habiendo obtenido hasta el momento respuesta alguna de este último órgano, al objeto de paliar  o minimizar esta situación en la que casi a diario las temperaturas alcanzan, a veces,  los 40 y 50 grados centígrados en el interior".

El Sindicato Unificado de Policía insiste en que "no se trata ya de una cuestión de confort, sino de seguridad y salud, dado el riesgo evidente y claro tanto para los profesionales que prestan sus servicios con un tiempo de exposición a estas altas temperaturas a lo largo de su jornada laboral, como de los ciudadanos que se ven obligados a personarse en dependencias de la Comisaría Provincial para realizar los diferentes trámites que en ella se hacen".

Desde el SUP señalan que una vez agotadas las vías oportunas a nivel provincial, cuya autonomía para la solución de esta situación se ve condicionada por diversas circunstancias de carácter estructural, instan "a la Dirección General de la Policía, que no olvidemos tiene ya conocimiento de lo narrado, a que cumpla con su obligación y dote a los trabajadores de este colectivo del Cuerpo Nacional de Policía de los medios necesarios al objeto de satisfacer sus labores profesionales en condiciones óptimas y sin riesgo para su seguridad y salud".

La situación que ha denunciado el SUP no solo se da en verano, aunque es en esta estación cuando surgen los mayores problemas e incomodidades.

El calor interior que soporta la Comisaría de la Policía Nacional se ve agravado y aumentado por los enormes ventanales orientados al sol naciente, por los que pega el sol a lo largo del día, y por unas altas vidrieras a poniente que recogen toda la calor de la siesta y el atardecer. Estas dos zonas son las que recogen las temperaturas más altas al igual que las dependencias altas del edificio.

Tampoco en los meses de invierno funciona la calefacción. Lo que obliga a que algunos funcionarios usen radiadores, al igual que ahora proliferan los ventiladores en el edificio.

Al margen de denunciar esta grave situación laboral y de intendencia que se sufre en la Comisaría Provincial, el SUP ha mostrado su temor a que la gravedad de la avería en la instalación de climatización sea mucho mayor y exija cambiarla al completo.

Si se confirma este extremo, obligaría a levantar zonas enteras de un edificio que se inauguró en 2005 y donde se invirtieron en sus instalaciones 4,5 millones de euros. Aunque a los cuatro años de su apertura al público el Ministerio del Interior se vio obligado a ampliar las instalaciones y reubicar las dependencias del DNI en un edificio separado pero anexo. Estas obras tuvieron un coste añadido de casi un millón de euros más.