lunes. 26.09.2022
El tiempo

Unos okupas le asestan una paliza tras denunciar el asalto a una vivienda

John Toth, un vecino de Cartaya, ha sufrido una brutal palizada a manos (presuntamente) de los okupas que asaltaron la vivienda colindante a la suya en la que vive con su mujer Elena y su hijo Gabriel.
Imagen del hombre agredido tras ocho días ingresado en el hospital
Imagen del hombre agredido tras ocho días ingresado en el hospital
Unos okupas le asestan una paliza tras denunciar el asalto a una vivienda

    John Toth, un vecino de Cartaya, ha sufrido una brutal palizada, presuntamente a manos de los okupas que asaltaron la vivienda colindante a la suya en la que vive con su mujer Elena y su hijo Gabriel, quien también sufrió las agresiones cuando trató de socorrer a su progenitor.

     El hombre lleva ocho días ingresado en el Hospital Infanta Elena, donde permanece con fractura del radio del brazo izquierdo y traumatismo en la región lumbar por los golpes que le infringieron con un bate de beisbol y con un bastón. 

     John reconoce que temió por su vida e incluso mantiene que el desenlace  hubiera sido distinto si no alcanzase a protegerse con el brazo la cabeza mientras le golpeaban en repetidas ocasiones. Para más inri, su mujer, Elena, ha tenido que soportar las amenazas de la mujer del clan familiar que acudió a la peluquería que regenta para propinarle improperios y amenazas, asegurando que la va a denunciar por acoso. Una palabras que quedaron registrada en la cámara de seguridad que tiene la peluquería. 

      La Guardia Civil investiga los hechos. 

Unos okupas le asestan una paliza tras denunciar el asalto a una vivienda
Comentarios