domingo. 05.02.2023
El tiempo

Lourdes Acevedo, pregonera de la Romería de la Bella: "Para mi casa, la Virgen es como uno más"

Esta noche se celebra en Lepe el XLVIII Pregón de las Glorias de Santa María de la Bella, y será pronunciado por su pregonera, Lourdes Acevedo Fernández
Lourdes Acevedo, pregonera de la Romería de la Bella: "Para mi casa, la Virgen es como uno más"

Queda una semana para que, después de dos años sin Romería, Lepe vuelva a acompañar a su Virgen de la Bella desde Santo Domingo de Guzmán, hasta su ermita en El Terrón. Una espera que comienza a ver su fin en la noche de hoy, con la celebración del XLVIII Pregón de las Glorias de Santa María de la Bella, y que será pronunciado por Lourdes Acevedo Fernández.

La pregonera que dará su voz este año a una de las Romerías más grandes y aclamadas de nuestra provincia, ha crecido bajo la mirada de la Virgen de la Bella, una devoción por la patrona de Lepe que la llevó a merecer el honor de ser elegida para pronunciar el Pregón de la Romería de 2020.

Lourdes Acevedo, que fue designada a principios del 2019, ha vivido esta situación histórica de indefinida "pausa" en la que muchos pregoneros se vieron tras el comienzo de la pandemia. Fueron duros momentos de incertidumbre y espera, pero con el tiempo, el cariño y el amor de su familia y vecinos, y la fe en la Virgen, volvió la ilusión y llegó el gran día.

Esta noche, Lourdes pronunciará un más que esperado pregón que, sin duda, marcará un antes y un después en los 56 (menos dos) años que lleva celebrándose la Romería de la Bella de Lepe.

Hace unos días, desde Diariodehuelva.es pudimos conocer de primera mano cómo fue vivir esta experiencia tan bonita en un contexto sin precedentes y absolutamente singular, pero con final feliz.

¿Qué significa para ti la Virgen de la Bella?         

Para mí la Virgen de la Bella es algo que significa muchísimo, porque yo me he criado con la Virgen dentro de mi casa.

Mi padre ha pertenecido a la Junta Directiva de la Hermandad de la Bella prácticamente toda la vida hasta que dejó el último cargo que fueron ocho años de Hermano Mayor, y aparte fue de “esos jóvenes locos” que, junto con Don Manuel, iniciaron la idea de la Romería.

La Virgen de la Bella es una figura que en mi casa ocupa un lugar como uno más de la familia.

¿Y qué significó para ti que te eligiesen pregonera?

Fue algo muy grande. No me lo creía en un principio porque nunca me he considerado apta para tal labor. Aunque me encantan los pregones y admiro muchísimo el papel que ocupa un pregonero o una pregonera, pero yo nunca me había encontrado capacitada para eso y no estaba dentro de mi cabeza, ni de mis pensamientos.

Pero cuando me lo proponen, fue un acto muy bonito porque me llevaron en secreto hasta el camarín, que hacía mucho tiempo que no subía. Subí muchas veces de pequeña y después tuve la suerte de que tita Trini, nuestra camarista, me hizo varias veces ese regalo de subirme al camarín.

Y ese día me sentí muy afortunada por volver a subir, pero sin saber por qué subía, yo pensé que era un regalo que me estaban haciendo por encontrarme ese día allí. Y el Hermano Mayor cuando estaba ya en el camarín, me dijo que cogiera el sobre que la Virgen me estaba dando, y en ese sobre me estaban proponiendo ser la pregonera de la Romería 2020.

En ese momento, yo no dije que sí porque como dije anteriormente, no me encontraba capacitada para eso. Pero me dijeron que me lo pensara, y después de varios días dándole vueltas, llegué a la conclusión de que yo no podía decirle que no a la Virgen.

Con todo lo que significaba ella en mi casa y todo lo que significa para mi, yo no podía negarme a hacer esto, aunque no me encontrara capacitada.

Entonces le dije que sí al Hermano Mayor y, a partir de ese momento, me he sentido muy afortunada y muy orgullosa de llevar este cargo, porque el pueblo entero me ha apoyado y dado mucho calor durante este tiempo y me he sentido todavía más cerca de la Virgen, que a mi es como me gusta estar, cerca de la Virgen.

¿Cómo has vivido estos dos años de pandemia hasta por fin poder celebrar la Romería?

Tras haber sido elegida el 31 de enero de 2019, el primer año fue precioso. Se suponía que yo iba a decir el pregón, y hasta marzo de 2020 que nos confinan yo estaba pensando y preparándome al 100% el pregón para decirlo en unos meses.

Esos primeros meses de confinamiento lo pasé muy mal, aparte de las circunstancias que estábamos viviendo que todavía estábamos cada uno más sensibles y tristes, para mi fue un palo muy grande. El no ver cumplido un sueño que llevas un año pensando, te levantas todos los días, tienes que aparcar un poco tu vida, entre los actos que conlleva ser pregonero, más el tener que escribirlo… Yo no entendía el no poder hacer nada. Pero bueno, pasado el tiempo, primero no entendía el por qué, pero después entendí perfectamente que con la situación que teníamos no podíamos hacer nada, y que al fin y al cabo yo era una afortunada. Porque me estuve beneficiando también durante más tiempo del que normalmente disfrutan los pregoneros, de este papel. La cercanía de Ella, del calor del pueblo, de sentirte querida, que es la cosa más maravillosa del mundo, y que me tenía que sentir afortunada y actuar como tal.

Ya este año han vuelto a renacer otra vez los mismos nervios que el primer año.

Con todo lo que estaba viviendo, yo tenía una ilusión, y sabía que esa ilusión algún día se iba a cumplir, entonces eso te ayuda en tu día a día a vivirlo de otra forma.

¿Cómo afrontas el gran día? ¿Y la llegada por fin de la Romería?

Por el pregón, estoy ansiosa de que llegue el día. Ya con los nervios propios, ultimando todos los detalles y muy contenta y feliz.

Y la Romería… ¡No sé de qué tengo más ganas! Si de ponerme la flor y verla a Ella caminar hacia el Terrón o del pregón. Muchas ganas de todo, es algo muy esperado durante mucho tiempo. Es como cuando vas a parir, que parece los últimos días que no va a llegar el momento.

Y llegó. Así que solo queda desearle a mi amada tía, que disfrute junto a Ella de su gran día.

Lourdes Acevedo, pregonera de la Romería de la Bella: "Para mi casa, la Virgen es como uno más"