miércoles. 05.10.2022
El tiempo
Laboral

El bocadillo de la Junta a los bomberos del Infoca que indigna: fiambre y pan

Los bomberos forestales están en pie de guerra. Ahora, en medio de sus protestas, la fotografía del bocadillo que se ofreció a los retenes que extinguieron el incendio de Bonares-Almonte destapa las pésimas condiciones laborales del Infoca.

Bomberos forestales en el incendio de Bonares y Almonte de este verano.
Bomberos forestales en el incendio de Bonares y Almonte de este verano.
El bocadillo de la Junta a los bomberos del Infoca que indigna: fiambre y pan

Nunca la imagen de un simple bocadillo tuvo tanto sentido. Así ha ocurrido con la fotografía del bocata que el Infoca de la Junta de Andalucía ofreció a los bomberos que participaron en la extinción de los incendios de Bonares y Almonte de este verano.

Ahora, los bomberos de la Plataforma de Asociaciones y Sindicatos de Bomberos Forestales (PASBF) han protagonizado este jueves a las puertas del Congreso de los Diputados una protesta para pedir que se les reconozcan sus derechos laborales y que vea la luz el Estatuto Básico de Bomberos Forestales con carácter de urgencia. Y se ponga fin a su precariedad.

La protesta continuará con una concentración en Madrid el 8 de octubre.

Cartel de la próxima protesta.
Cartel de la próxima protesta.

El colectivo reclama que se tenga en consideración el  riego de toxicidad, penosidad y peligrosidad inherentes a su puesto de trabajo que daría paso a regularizar unos coeficientes reductores para la edad de jubilación, así como la formación continua reglada en función de la certificación profesional, pues así lo exige la Ley Orgánica de Protección Civil, quede supeditada a mesas de negociación colectiva. Hoy, tras un accidente derivado del trabajo no tienen reconocida la peligrosidad, toxicidad ni penosidad, por lo que no se considera una enfermedad laboral, denuncian desde los sindicatos.

La situación de los bomberos forestales se ha puesto este año de manifiesto una vez más en Huelva. Atrás quedan los grandes incendios de Riotinto y Almonaster, con más de 50.000 hectáreas arrasadas entre ambos o Doñana con otras 10.000 más.

A finales de julio se extinguieron los incendios forestales de Almonte y Bonares. Tras cinco días de arduo trabajo, el fuego calcinó más de 1.700 hectáreas de vegetación, calificándose de gran incendio por sus dimensiones y su complejidad.

En esta ocasión y gracias a la rápida actuación de los bomberos forestales de Infoca, las llamas no llegaron a entrar en el Parque Nacional de Doñana lo que evitó, sin duda, una desgracia  incalculable. Las redes se llenaron entonces y como ya es costumbre de aplausos y consideraciones hacia la merecida labor de los profesionales a cargo de su extinción.

Esta tarea titánica, ovacionada por toda la ciudadanía, contrastó una vez más con las pésimas condiciones laborales con las que tienen que lidiar los bomberos forestales.

La imagen de dos lonchas de fiambre en una pieza de pan, compartida por uno de los bomberos que participó en la extinción del fuego de Almonte, se ha convertido en todo un símbolo de la precariedad a la que tienen que enfrentarse este colectivo a diario en Andalucía.

La alimentación que recibieron los bomberos de Almonte y Bonares, al contrario de lo que pueda parecer, no es una excepción.

Jesús [nombre ficticio], bombero forestal de Infoca desde 1998, aclara que se trata de algo que sucede "día si y día también" y para lo que después de décadas, la Junta de Andalucía -de quien depende este servicio- no ha tenido una clara voluntad de solucionar. "Lo que comemos es solo lo que se ve, es casi una anécdota y la punta del iceberg, El problema grave viene con el resto de las condiciones laborales, doblar turnos, materiales cada vez más obsoletos… Eso si que es un verdadero problema a la hora de hacer nuestro trabajo".

Bomberos del Infoca apagando las llamas. (Foto: Infoca)

Los principales sindicatos a los que están adscritos los trabajadores de Infoca corroboran esta versión. "Estamos cansados de exigir a la Administración que solucione cuanto antes todos los frentes que tiene abiertos con el cuerpo de bomberos y deje de ponerse medallas", aseguran fuentes sindicales. "Con ellos (los bomberos) ocurre como con médicos y profesores, muchos aplausos y muchos monumentos pero, a la hora de la verdad, se les niega algo tan básico como es una dieta decente en un momento tan delicado como los recientes incendios de Almonte y Doñana", advierten.

Retén en medio de un incendio en Bonares.
Retén en medio de un incendio en Bonares.

Turnos de 18 horas 

Los sindicatos denuncian además que las condiciones a las que están expuestos los bomberos de Infoca son habituales en el resto del Estado.

Desde la asociación de bomberos forestales de España (ATBRIF), aseguran que la mayoría de las brigadas hacen turnos que no les corresponden, "de más de 18 horas" y en muchos de los casos se encuentran coaccionados a la hora de denunciarlos.

Así se destapó tras el desastre ecológico de Sierra de la Culebra en Castilla y León, donde, a criterio de la ATBRIF la Junta no declaró cómo procedía el oportuno Nivel de Emergencia pese a conocer las adversas condiciones climatológicas con semanas de antelación. 

Para evitar todas estas situaciones de vulnerabilidad, la asociación considera de vital importancia contar cuanto antes con un Estatuto Básico de Bomberos Forestales cuya firma competencia del Gobierno central. Por ahora, el MITECO y los sindicatos solo han acordado una hoja de ruta para llevar a las cortes el Anteproyecto de Ley a la espera de que se apruebe su redacción definitiva.

El bocadillo de la Junta a los bomberos del Infoca que indigna: fiambre y pan
Comentarios