domingo. 03.07.2022
El tiempo

La Nava dedica su tercer boletín cultural a la Ermita de Las Virtudes

El edificio es un símbolo para la localidad, especialmente tras su recuperación después de décadas dedicado a establo para el ganado. Además, es el epicentro de la romería navina, una de las más antiguas de la provincia de Huelva. 
La Nava dedica su tercer boletín cultural a la Ermita de Las Virtudes

El Ayuntamiento de La Nava continúa divulgando su patrimonio de diversas maneras, como la del Boletín Cultural denominado ‘La Nava, corazón de la Sierra de Huelva’, que alcanza su tercera edición con un trabajo dedicado a la Ermita de Las Virtudes. El trabajo incluye fotografías de Santiago Lianes Llanes y de la Asociación Cultural Lieva, coordinadora de esta iniciativa, y cuenta con la colaboración de la Diputación Provincial de Huelva. 

Este edificio es un símbolo para la localidad, especialmente tras su recuperación después de décadas dedicado a establo para el ganado. Además, es el epicentro de la romería navina, una de las más antiguas de la  provincia de Huelva. 

Por ello, el Consistorio ha querido difundir algunos aspectos históricos de este hito patrimonial que responde a la tipología de templos mudéjares rurales con arcos transversales y está situado en un lugar de peregrinación de todos los pueblos de la comarca de La Sierra y otros más lejanos, incluso de Portugal. El inmueble se encontraba prácticamente en ruinas tras haber sido utilizado como explotación agropecuaria durante las últimas décadas del siglo XX. 

Fue propiedad privada hasta principios del siglo XXI, momento en el que pasó a manos públicas tras las gestiones y la compra que llevó a cabo el Ayuntamiento. Desde entonces, las instituciones no han cejado en su empeño de rehabilitar el edificio y adecentar su entorno, no sólo para un mejor desarrollo de la romería, sino sobre todo para recuperar una parte importante de la identidad navina.

El estudio del edificio que se publica en este boletín toma como base los informes e iniciativas de Servando Valiente, investigador navino al que está dedicada la Casa de la Cultura del pueblo, y quien fue uno de los artífices de la recuperación del edificio. 

Se encuentra situada a un kilómetro y medio de la población, en dirección oeste, y el carril de acceso en su momento fue calzada romana de la cual aún quedan numerosos vestigios. Ocupa el centro de un valle de umbría, poblado de encinas centenarias y con vestigios arqueológicos de muy diversos periodos de poblamiento.

Junto a la entrada principal se encontraron capiteles de columnas de mármol y un pedestal votivo romano, que servía como umbral de entrada a la ermita, encontrándose en la actualidad en el Museo Provincial y una réplica en la misma Ermita, donada por Antonio Andreu Pavón.

Los accesos fueron modificados en su día para adaptarla al uso por parte del ganado, perdiéndose el piso en su totalidad. La restauración ha recuperado lugares fundamentales y una utilización pública para diversos actos. Las pinturas murales del ábside, rescatadas por el experto Jesús Mendoza, ejemplifican la gran rehabilitación que experimentó el edificio en la década anterior. 

Las noticias más antiguas que se tienen de la Ermita, datan de finales del siglo XIII, pues según cuenta la tradición, un carbonero de Cortegana llamado Pedro Amigo, encontró la imagen de la Virgen en el hueco de una encina cuando intentaba cortarla.

La romería que se celebraba en honor de la Virgen de las Virtudes, reunía a todos los pueblos de la Comarca, incluso a los más lejanos, y en estos pueblos existía una Hermandad Filial, como lo demuestra el escrito de fecha 24 de marzo de 1613 existente en el Archivo Municipal de Cortegana.

Tras sufrir los avatares del tiempo, la Desamortización, el cierre y el uso como establo, la ermita ha resurgido como elemento identitario de La Nava. 

En estos tiempos, la romería se realiza en las inmediaciones de la ermita, como antaño y como volverá a vivirse los próximos días 28 y 29 de mayo, en que la Ermita de Las Virtudes volverá a jugar el papel que siempre tuvo en los corazones de los navinos y de las navinas. 

La Nava dedica su tercer boletín cultural a la Ermita de Las Virtudes