lunes. 08.08.2022
El tiempo

La labor artística autodidacta del santaolallero Floren Mateos

Floren Mateos tiene el pequeño taller con el que siempre soñó, desde el cual sigue pintando cuadros, retratos y pintura mural artística
La labor artística autodidacta del santaolallero Floren Mateos

La restauración del patrimonio es uno de los objetos principales en la vida de Floren Mateos Núñez, un artista autodidacta de Santa Olalla del Cala que se ha destacado en los últimos años por sus trabajos con el patrimonio mueble y la cultura en su localidad.

Su afición comenzó cuando era un niño, ya que, según recuerda el propio Mateos, “siempre quería que mis regalos fuesen herramientas de carpintero”, y en cuanto terminó los estudios de primaria apostó por el dibujo artístico, sobre todo “por mi amor por la naturaleza y por los lugares históricos, mi curiosidad y mi pasión hacia elementos naturales como el lince ibérico”. De su paso por el instituto viene ya su deseo de llevar su pintura a la calle, lo cual le impulsa a pintar para locales comerciales y a buscar su estilo sobre la pared, en modo de graffitti.

Su primera preparación profesional se desarrolló en un taller de carpintería, teniendo la posibilidad de continuar allí durante siete años más de aprendizaje y profesión. Su labor como carpintero no lo alejó de la pintura, comenzando a mostrar sus trabajos en la calle, como en la Cabalgata de Reyes santaolallaera, de la que lleva diez años diseñando y confeccionando sus decorados, en los que emplea diferentes materiales para componer las escenas.

Su inquietud por el arte también le implicó en cursos de fotografía, una estética que le llevó posteriormente a adquirir gran afición por el tatuaje, modalidad en la que ha obtenido un diploma de la administración andaluza.

A los 20 años dejó la carpintería industrial y empezó a dar sus primeros pasos en el mundo de la restauración, trabajando tallas y aplicación de pigmentos, ya que, en su opinión, “darle vida y recuperar piezas de antaño es tarea fundamentas para conservar y reciclar lo que un día tuvo un uso”.

Una de las grandes oportunidades que se le presentaron fue participar en la restauración de un retablo del siglo XVIII, trabajo en el cual aprendió muchas técnicas y a despejar dudas sobre la elaboración de los conjuntos artísticos.

Ha sido siempre autodidacta, aprendiendo por sí mismo, “he querido siempre aprender a mi manera y buscarle soluciones a los problemas según mi forma de entender estos trabajos, casi todo lo que realizo intento que sea totalmente artesanal para no perder mi estilo y con muy poca ayuda de máquinas, ya que para mí, mis manos son las principales herramientas”.

Actualmente, Floren Mateos tiene el pequeño taller con el que siempre soñó en Santa Olalla del Cala, desde el cual sigue pintando cuadros, retratos y pintura mural artística, sin dejar de inmortalizar con su cámara fotográfica todo aquello que le resulta importante. Sus trabajos cotidianos están enfocados a la restauración de antigüedades y a la fabricación de nuevas ideas, innovando sobre nuevos proyectos para seguir avanzando y disfrutando de este mundo artístico.

Floren Mateos es un artista joven y polifacético que se muestra agradecido “a todas aquellas personas que alguna vez me pusieron a prueba y me han apoyado confiando en mi trabajo, ya que sin ellos no hubiera avanzado en este camino”.

La labor artística autodidacta del santaolallero Floren Mateos