sábado. 20.04.2024
El tiempo

La planta de tecnosoles de Riotinto queda en manos de la Junta tras el "No" del Ayuntamiento

Nerva, Salud y Dignidad reclama la misma contundencia con el proyecto de ampliación del vertedero de Nerva
La planta de tecnosoles de Riotinto queda en manos de la Junta tras el "No" del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Riotinto ha rechazado seguir adelante con el proyecto de la polémica planta de tecnosoles en terrenos de Atalaya Mining. Ahora el visto bueno al proyecto recaerá en manos de la Junta de Andalucía que dispone de normativa suficiente para revertir la decisión municipal.

En una notidicación en sus redes sociales, el Consistorio minero explica que "tras el estudio del proyecto de actuación y después de habernos asesorado a nivel técnico y jurídico, se resuelve no admitir a trámite la solicitud de la empresa GSS S.L. con fecha del 23 de diciembre de 2020".

Pero advierte que "este trámite es independiente de la Autorización Ambiental Integrada, competencia directa de la Junta de Andalucía, y que se encuentra aún en exposición pública". "Nuestro Ayuntamiento está también trabajando para presentar alegaciones a dicha autorización. Además, pueden presentar sus alegaciones cualquier vecino o colectivo que tenga interés en ello", explica el Consistorio.

Por su parte, los colectivos que se oponen a la planta también han valorado la decisión municipal. Así, desde Nerva, Salud y dignidad han redactado un comunicado ante la resolución de Alcaldía emitida por el Consistorio de Minas de Riotinto, según la cual se rechaza la solicitud de interés público en relación a la planta de Tecnosoles, presentada por GREEN SOIL SOLUTIONS SL, basándose en la ausencia de interés social para su municipio y el quebrantamiento de las disposiciones de las Normas Subsidiarias que rigen su planeamiento.Salud y Dignidad manifiesta que "que con esta decisión la corporación riotinteña pone de manifiesto esa cercanía con su ciudadanía que debe exhibir todo aquel consistorio que se precie, cercenando de raíz cualquier atisbo de connivencia con el desarrollo del proyecto y los promotores del mismo".

En la nota añaden que "la actitud (del Ayuntamiento), visualizando públicamente el rechazo frontal de sus vecinos, pone sobre la mesa el papel fundamental que desarrolla la administración municipal en la implantación de este tipo de proyectos, mostrando un posicionamiento contrario, firme y contundente, que a la fuerza debe ser tenido en cuenta por todas las partes implicadas en la cuestión".

Según el colectivo ciudadano, "con este posicionamiento rotundo, Rocío Díaz (la alcaldesa) traslada la decisión final, sobre el futuro de la instalación a la Administración Autonómica, bajo cuya responsabilidad exclusiva quedará la concesión de la Autorización Ambiental Integrada del proyecto y la luz verde o desaprobación del mismo".

"Qué en ese escenario, recordando y reafirmando esos planteamientos de nuestros orígenes en los que garantizábamos que somos un grupo de mujeres y hombres de la Comarca Minera, que nos hemos unido libremente, de manera individual, y sin el paraguas de ninguna sigla política o de cualquier otra índole, con la única intención de defender la honestidad de una tierra ya suficientemente castigada y humillada, solicitamos a la Junta de Andalucía, como administración garante de los legítimos intereses de tod@s l@s andaluces, que refleje en sus arbitrajes el rechazo generalizado que provoca esta imposición y que en la obligada decisión que ha de tomar al respecto, pese más la desazón de los habitantes de una comarca permanentemente olvidada, que los intereses económicos de un puñado de empresarios", asegura el colectivo ciudadano de la Cuenca Minera.

Inexplicable silencio 'municipal' sobre el vertedero de Nerva

Según apunta Nerva, Salud y dignidad, "cada vez se hace más inexplicable que junto al loable y valiente compromiso de los alcaldes y alcaldesas de la comarca y de algunas administraciones y partidos políticos en relación al rechazo a la planta de tecnosoles de La Dehesa, no encontremos la misma respuesta sobre la ampliación y la vigencia de uso del vertedero de Nerva. Una instalación que lleva dañando la vida y la imagen de todo un pueblo y una comarca desde hace un cuarto de siglo y para la que volvemos a pedir, el rechazo unánime a su ampliación y la fijación de su fecha de cierre definitivo". Una ampliación que también dependerá de la respuesta que dé la Junta de Andalucía.