miércoles. 28.09.2022
El tiempo

Jonathan Moya acepta tres años de cárcel por estafa

Jonathan Moya acepta tres años de cárcel por estafa

Se hizo pasar por policía para, supuestamente, vender una moto a la que luego cambió las matrículas.

Jonathan Moya, el joven de 26 años imputado por el secuestro y muerte de la niña onubense de 16 meses Míriam en diciembre de 2012, ha aceptado este jueves penas que suman tres años de cárcel por delitos de apropiación indebida, estafa y falsedad en documento oficial en la vista oral celebrada en el Juzgado de lo Penal número 5 de Almería.

El acuerdo de conformidad se ha alcanzado después de que el fiscal haya resuelto modificar su escrito de acusación inicial en el que interesaba una condena total de cuatro años y nueve meses de prisión, más el pago de una multa de 1.640 euros que finalmente se ha quedado en la cuantía de 360 euros.

Así lo ha indicado la abogada que ejerce en este caso la defensa, Fuensanta Rodríguez, quien ha explicado que el Ministerio Público ha aceptado rebajar de tres a dos años de cárcel la pena solicitada por estafa continuada ya que, al ser un delito contra el patrimonio, "no es necesario imponer penas en su mitad superior".

A esto hay que sumar, según ha precisado Rodríguez, que todos los perjudicados han recuperado sus vehículos y, por tanto, Moya González no debe hacer frente a responsabilidad civil. "Se le va a condenar por la mínima jurídicamente posible teniendo en cuenta que es reincidente", según ha subrayado.

En el caso de la pena de multa, ha asegurado que la reducción se debe a que consta en autos que está en prisión y que esa situación "se va a prolongar durante mucho tiempo", por lo que no va a poder "acceder al mercado laboral que le permita hacer frente a una cuantía superior".

Moya González ha reconocido que, en 2012, haciéndose pasar por agente de la Policía Nacional se ofreció como intermediario a un vecino de La Cañada, en Almería, para la compraventa de su motocicleta de gran cilindrada aunque se marchó con ella y le cambio la placa de matrícula.

También habría admitido que, haciéndose también pasar por policía nacional, estafó a un hombre residente en Aguadulce y a una mujer, vecina de Fiñana, con la compraventa de una moto y de un vehículo todoterreno.

Rodríguez Villar, quien ha trasladado que "todo el mundo tiene derecho a una defensa justa independientemente de los hechos que haya cometido" y ha afirmado que se "compadece" de su detenido, ha lamentado las "dificultades" encontradas para preparar el juicio con Moya González, quien -ha criticado- "fue trasladado desde la cárcel de Herrera de La Mancha hasta El Acebuche el pasado martes".

Moya González, apodado 'El trolas', cuenta con diversos antecedentes penales por distintos casos de compraventas fraudulentas de vehículos, siempre con el mismo modo de actuar. En la mayor parte de estas causas, cuyos juicios se celebraron tras su detención por la muerte de la bebé onubense, mostró conformidad con las condenas una vez alcanzado un pacto con el fiscal.

 

Jonathan Moya acepta tres años de cárcel por estafa
Comentarios