jueves. 28.09.2023
El tiempo

Izquierda Unida exige a la Junta que abone los pagos adeudados al personal del SAS

Las más de 6.800 personas que trabajan en el SAS actualmente en la provincia de Huelva están pendientes del pago de los atrasos por parte de la Junta según explican desde Izquierda Unida.
Izquierda Unida exige a la Junta que abone los pagos adeudados al personal del SAS

La Responsable de Organización de Izquierda Unida en Huelva ha exigido hoy a la Delegación de Salud y Familias de la Junta de Andalucía en Huelva el pago inmediato de las cantidades que se adeudan al personal del Servicio Andaluz de Salud en concepto de Complemento del Rendimiento Profesional del año 2019 y 2020.

Para Silvia Zambrano es desde todo punto de vista inaceptable que la Junta no cumpla con sus obligaciones en lo referente a las retribuciones salariales a las que tienen derecho las más de 6.800 personas que trabajan en el SAS en la provincia de Huelva.

Para Izquierda Unida los profesionales de nuestro sistema público de salud han estado en primera línea de lucha contra la pandemia durante el último año, poniendo en riesgo sus vidas para salvar la de los demás y trabajando en muchas ocasiones en unas condiciones muy precarias y de sobre saturación de nuestros centros sanitarios.

Las palmaditas en la espalda y los monolitos de reconocimiento al personal sanitario no son más que pura hipocresía si no se cumplen los acuerdos de retribuciones con este colectivo y se ponen en marcha políticas que mejoren la calidad en el empleo, la estabilidad de la plantilla, su derecho a la carrera profesional y si no se invierte más en sanidad Pública para que los centros sanitarios no estén saturados, ha declarado Silvia Zambrano.

Estaríamos hablando en Andalucía de más de 115.000 profesionales afectados a los que se adeuda una cantidad de entre 18 y 20 millones de euros a una media de entre 200-600 euros por trabajador.

Izquierda Unida ha trasladado su apoyo a las movilizaciones de los sindicatos y espera del gobierno andaluz la responsabilidad, sensibilidad y reconocimiento necesario hacia estos profesionales que en el último año lo han dado todo por cuidarnos y a los que debemos tanto ha concluido Silvia Zambrano.